Epifumi
  • Foto de Selva Negra 9. Bregenz - Mergozzo
  • Foto de Selva Negra 9. Bregenz - Mergozzo
  • Foto de Selva Negra 9. Bregenz - Mergozzo
  • Foto de Selva Negra 9. Bregenz - Mergozzo
  • Foto de Selva Negra 9. Bregenz - Mergozzo

Tiempo en movimiento  4 horas 43 minutos

Tempo  7 horas 10 minutos

Coordenadas 14459

Fecha de subida 9 de agosto de 2019

Fecha de realización agosto 2019

-
-
1.678 m
248 m
0
70
140
280,04 km

Vista 27 veces, descargada 0 veces

preto de Hard, Vorarlberg (Austria)

Hoy tocaba Italia. Igual no era estrictamente necesario, pero estar tan cerca y no tocar el país transalpino (aunque en este caso aún estábamos en los Alpes) parecía inadecuado.
El trayecto ha sido bonito para la vista, pero aburrido para la conducción y en ocasiones un poco delicado. La ruta partía de Bregenz y abandonaba Austria para entrar en Suiza al poco de salir. Resulta curioso que ningún navegador nos metiera por Lienchestein a pesar de que la carreta transcurría al lado del Rin que sirve de frontera entre el Suiza y el principado. Podríamos haber entrado pero... Nos iba a alargar el día.
También me ha llamado la atención en hecho de ver policía suiza en la frontera. Otra vez que la he cruzado no había rastro de vigilancia. Igual era por entrar desde el este, o por la actual situación mundial... No se.
Toda la ruta por Suiza ha discurrido por autovías o grandes carreteras encajadas en los grandes valles. Primero remontando el Rin hasta que se disgrega en múltiples afluentes. Después, una vez en San Bernardino, descendiendo hacia el Lago Magliore, a mitad del cual comienza Italia.
En medio, hemos descubierto el Castillo de Mesocco, un precioso edificio, en ruinas pero muy visitable, con una bella torre datada en 1.076.
Decía que la carretera no tiene gracia, pero claro, eso pensando en "modo moto" porque solo ver las curvas en el mapa, desde una perspectiva "autocaravanera" daba pavor.
Finalmente, tras bordear el lago Magliore, llegamos a nuestro destino: el pequeño lago Mergozzo situado en el pueblo de igual nombre.
En este caso no tuvimos la suerte de las demás ocasiones y el área de autocaravanas no resultaba mínimamente decente, por lo que decidimos ir aún camping cercano en la misma orilla del lago. Una vez situados, nos dimos un buen baño y dejamos la visita del pueblo para la mañana siguiente.
La suerte, está vez de nuestra parte, nos regaló un buen restaurante a pocos metros del camping, donde disfrutamos de unas buenas pizzas.
La ruta de mañana de nuevo está en el aire, pero probablemente discurre por Suiza para volver a Francia por Chambery.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta