Descargar

Distancia

55,45 km

Desnivel positivo

418 m

Dificultade técnica

Moderado

Desnivel negativo

418 m

Altitud máxima

134 m

Trailrank

51

Altitud mínima

6 m

Tipo de ruta

Circular

Tempo

7 horas 59 minutos

Coordenadas

2057

Fecha de subida

21 de agosto de 2021

Fecha de realización

agosto 2021
Sé el primero en aplaudir
Compartir
-
-
134 m
6 m
55,45 km

Vista 47 veces, descargada 0 veces

preto de Pinheiro Manso, Porto (Portugal)

Esta ruta nos pretende enseñar Oporto, una bella ciudad llena de sorpresas. Recorreremos la fachada marítima y el centro urbano, deteniéndonos como no podía ser menos en su monumento más representativo: el Puente de Luis I. En el camino vamos a encontrarnos algunas sorpresas que nos multiplicarán los deseos de regresar. Sobre esta ciudad, como sobre otras muchas, pueden construirse infinidad de rutas. Esta es una de ellas, realizada en bicicleta, y espero que al igual que a mi no defraude a quien la siga.

Partimos de la Avenida de Boavista, la más larga de la ciudad, la que articula el centro y la costa, donde se ha desplazado la vida más pujante de la ciudad. Nuestra primera escala será en el Parque da Cidade, que con sus 83 hectáreas de áreas es el parque más grande de Portugal. Llegamos directamente al mar cuando abandonamos este oasis verde. Dos monumentos de distintos signo nos esperan:

EL FUERTE DE SAN FRANCISCO JAVIER, o Castillo del Queso por estar levantado sobre una enorme piedra redonda de granito. Construido en el siglo XVII se utilizó como defensa en la Guerra de la Restauración de la Independencia bloqueando la ofensiva española, y como elemento disuasorio de ataques piratas.

El otro es la escultura SHE CHANGES, conocida localmente como anémona, es una red diseñada por la artista Janet Echelman, que ha llenado todo el mundo con sus esculturas aéreas. Tiene 27 metros de altura con su red ondeante, un homenaje al pasado pesquero de Matosinhos.

Allí nos encontramos con las grandes avenidas paralelas al mar. El océano Atlántico que seguimos, y que nos va a ir deparando sorpresas, aquí algunas de ellas:

PISCINAS DOS MARES. Es obra del mas famoso arquitecto portugues, Alvaro Siza. Este tenía apenas 28 años cuando, en 1961, la Cámara Municipal de Matosinhos, su pueblo natal, le encargó el proyecto y la construcción de unas piscinas de agua salada junto al mar. Al ser el destino vacacional preferido de los portuenses, que abarrotaban las playas en los días soleados, la localidad quería contar con un recinto acuático controlable y seguro para los bañistas. Integró en las rocas un conjunto de piscinas, en que cada detalle significa una unión entre el océano y la piedra.

FARO DE BOA NOVA: Es el segundo faro más alto de Portugal. Cuenta con una torre cilíndrica de 47 metros de altura pintada de blanco con franjas negras. Fue construido en 1926 y está automatizado desde el año 1979.

CAPILLA DE BOA NOVA Y NAUFRAGIO DEL VERONESE. La Capela da Boa Nova se asoma al mar desde 1392. Habitada inicialmente por frailes franciscanos, lo inhóspito del lugar hizo que se desalojar años después. De la fuerza del mar, nos da cuenta el naufragio del buque Veronese en 1913. Frente a la costa encalló este barco, y su tripulación fue rescatada desde tierra. Adjunto un video de las actuaciones de salvamento en esa época, de la que ha quedado testimonio gráfico.

MATOSINHOS.- Pasamos delante de la línea de restaurantes. Sin duda el mejor lugar para comer en Oporto. La cercanía del puerto de Leixoes lo ha convertido en un sitio de referencia para todos los amantes del pescado.

EL DUERO. Es el siguiente protagonista de nuestra ruta. De retorno vamos a su desembocadura, el lugar donde los “faroles” marcan el punto donde el Rio pierde su nombre y se convierte en Océano. Allí regresan los barcos con las gaviotas sobrevolando, al acecho del pescado sobrante. Continuamos ascendiéndolo por la ribera, hasta llegar a la parte más turística y concurrida, la que se encuentra debajo del puente Luis I, el símbolo de la ciudad. Las restaurantes se multiplican, y ciertamente el lugar lo merece. Las vistas sobre el puente y Vilanova de Gaia, en la orilla de enfrente son soberbias. Ahora hablemos del puente.

PUENTE DE LUIS I. Aunque este puentes se ha asociado al nombre de Gustave Eiffel, en realidad el gobierno portugués rechazó un proyecto del creador de la torre más famosa de París. Con un diseño basado en dos plataformas se adjudicó al proyecto del ingeniero Théophile Seyrig, socio de Eiffel. Levantado entre 1881 y 1886 el Puente Don Luis I se extiende a lo largo de 390 m en su piso superior y 174 en el inferior. Caminando se puede atravesar por cualquiera de ellos. Respecto al resto de vehículos, una línea de metro lo atraviesa por encima mientras que coches, autobuses y camiones lo hacen por el nivel más bajo.

Lo atravesamos en dos ocasiones, para visitar la fachada de Vilanova de Gaia, donde se asientan la mayoría de las bodegas del Vino de Oporto.

La mejor vista del puente la tendremos desde el Mirador Largo de Aviz, justo en la Iglesia de Serra del Pilar. El puente debajo, y la ciudad al frente. Allí hemos llegado en bicicleta, el mejor medio para realizar toda la ruta que proponemos, y movernos en el casco urbano.

LA CATEDRAL. Puestos a elegir otro elemento, además del puente, representativo de Oporto encontramos la Catedral. Construida en la parte más alta de la ciudad, la Catedral de la Sé de Oporto es el edificio religioso más importante de Oporto. Está situada en el barrio de Batalha, junto a las murallas que tiempo atrás protegieron la ciudad. El exterior del edificio tiene un aspecto de fortaleza con almenas.
La construcción de la catedral comenzó en el siglo XII y, a lo largo de los siglos ha evolucionado conforme lo hacía la moda arquitectónica, conjugándose todos los estilos. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista gótica.

Una última parada en el ruta es en una tradicional pastelería de Oporto, la confeitaira de Bolhao, que recomiendo. Y ya sólo nos queda volver a nuestra vieja conocida la Avenida de Boavista, que nos dejará en nuestro punto de salida.

Atrás ha quedado una ciudad que ha ofrecido más de lo que prometía, y una visita que recomendamos a los que nunca han estado, y qué vuelvan a los que ya lo hicieron.
Waypoint

Avenida de Boavista

Abandonamos Oporto por la Avenida de Boavista, que cruza toda la ciudad y que volveremos a recorrer en el regreso.
Parque

Parque da Cidade

Con 83 hectáreas de áreas verdes el “Parque da Cidade” es el parque más grande de Portugal. Aunque se inauguró en 1993, fue proyectado en los años 60 por el arquitecto Robert Auzelle, reconocido urbanista de origen galo. Su concepción paisajista usa muchas técnicas tradicionales de construcción rural, que le confiere un aire atemporal. Hay mucho uso de piedras de demoliciones de edificios y estructuras. La construcción de muros de soporte de tierras, estadias, charcos drenantes (para retener el agua de las lluvias) y otros, recrean una idea rural y campestre. El Parque da Cidade fue elegido con la “Orden de los Ingenieros” como una de las “100 obras más notables del siglo XX en Portugal”. Al lado, se levanta la escultura «She Changes» de 27 metros de altura con su red ondeante, un homenaje al pasado pesquero de Matosinhos.
Caisleán

Forte de São Francisco Xavier

Construido en el siglo XVII se utilizó como defensa en la Guerra de la Restauración de la Independencia bloqueando la ofensiva española, y como elemento disuasorio de corsarios franceses, holandeses y británicos que saqueaban las tierras costeras y robaron barcos con la bandera portuguesa. El nombre por el que es conocido (Castelo do Queijo - “Castillo del Queso”) es debido a que está construido sobre una enorme piedra redonda de granito,
Praia

Matosinhos

Es una localidad unida con Oporto. Destaca por su playa, muy popular, y los muchos restaurantes.
Praia

Faro boa nova y piscina dos mares.

Es el segundo faro más alto de Portugal. Cuenta con una torre cilíndrica de 47 metros de altura pintada de blanco con franjas negras. Fue construido en 1926 y está automatizado desde el año 1979. Cerca se encuentran las Piscinas dos mares. Es obra del mas famoso arquitecto portugues, Alvaro Siza. Este tenía apenas 28 años cuando, en 1961, la Câmara Municipal de Matosinhos, su pueblo natal, le encargó el proyecto y la construcción de unas piscinas de agua salada junto al mar. Al ser el destino vacacional preferido de los portuenses, que abarrotaban las playas en los días soleados, la localidad quería contar con un recinto acuático controlable y seguro para los bañistas.
Praia

Playa de Angeiras

Punto final de nuestro trayecto. Volvemos sobre nuestro pasos. Es una de largas playas de arena a menudo batidas por el viento.
Sitio relixioso

Capilla de boa Nova y Naufragio del Veronese.

La Capela da Boa Nova fue fundada en 1392, dedicada a São Clemente das Penhas. Pertenecía a un eremitorio de frailes franciscanos. Allí tuvo lugar en 1913 el naufragio del buque Veronese. Frente a la costa encalló este barco, y su tripulación fue rescatada desde tierra. Adjunto un video de las actuaciones de salvamento en esa época.
Waypoint

Desembocadura del Duero

Nos acercamos a la desembocadura del Duero, puerta de entrada al Estuario, donde podemos ver el paso de barcos pesqueros.
Panoramica

Paseo en la Ribera del Duero

Se encuentra lleno de establecimiento
Panoramica

Mirador Largo de Aviz

Sitio relixioso

Catedral

Construida en la parte más alta de la ciudad, la Catedral de la Sé de Oporto es el edificio religioso más importante de Oporto. Está situada en el barrio de Batalha, junto a las murallas que tiempo atrás protegieron la ciudad. El exterior del edificio tiene un aspecto de fortaleza con almenas. La construcción de la catedral comenzó en el siglo XII y, a lo largo de los siglos ha evolucionado conforme lo hacía la moda arquitectónica, conjugándose todos los estilos. La mayor parte de la catedral es barroca, aunque la estructura de la fachada y el cuerpo de la iglesia son románicos, y el claustro y la capilla de San Juan Evangelista gótica.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta