-
-
541 m
-2 m
0
11
21
42,57 km

Vista 330 veces, descargada 15 veces

preto de Mourente, Galicia (España)

Ruta por el monte Acibal reconociendo el track de la 4 picos del 2016.

Salimos de pontevedra por la senda fluvial de la orilla derecha del río Lerez. En seguida tomamos un desvío a la izquierda que nos dejará en la nueva carretera que comunica Monteporreiro con la parroquia de Lérez. Pasamos por delante del centro escolar y comenzamos a seguir una serie de pistas, sendas y caminos que pasan por delante de tres campos de fútbol de tierra y que terminan en el Pontillón do Castro. En este tramo nos encontraremos con una pequeña zona de trialera no demasiado complicada.

Desde el Pontillón comienza una segunda parte de la subida completamente diferente. Aquí nos encontramos con una pista ancha en buenas condiciones. Si bien tiene zonas de gravilla suelta que en ocasiones coinciden con rampas de gran pendiente y complicará la tracción de la bici.
Esta pista termina cuando nos desviamos hacia la derecha por un sendero de hierba que concluye en una carretera asfaltada.

La carretera apenas la seguimos unos metros para tomar una pista que aparece a nuestra derecha y que nos lleva a la última parte de la ascensión al Acibal.
Esta última etapa combina tramos de pista con sendero, zonas de piedras y hierba. Es bastante variada y de poca pendiente, si bien tiene sus repechos puntuales.
El día que yo la hice estaba completamente embarrada por la lluvia de los días previos.

Pasamos por el punto más alto casi sin darnos cuenta y comenzamos el descenso del Acibal. La pirmera parte es la más complicada. Es una zona de gran pendiente y bastante rota por lo que deberemos extremar las precauciones. Cuando yo la hice parecía un río y acababan de cortar eucaliptos dejando el camino lleno de ramas, por lo que las condidiones eran muy malas.
La primera parte de la bajada termina en el camino que lleva a los molinos de la Barosa. A partir de ahí, el descenso es mucho más sencillo. Pista ancha y en buen estado. Sin complicaciones.

El descenso nos lleva hasta Cerponzóns, donde se acaban las pistas. Desde ahí hasta Pontevedra regresamos por asfalto siguiendo casi todo el tiempo por el trazado del camino portugués.

La ruta tiene una dificultad técnica moderada. Con un par de zonas muy puntuales de cierta complicación, pero nada exagerado.

Por cierto, el wikiloc midió mal el desnivel de la ruta. Según el GPS son 915 (no más de 2.000).

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta