• Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01
  • Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01
  • Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01
  • Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01
  • Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01
  • Foto de PedalesDeLasMinas-EtapaCircular-01

Tempo  9 horas 39 minutos

Coordenadas 5157

Fecha de subida 6 de julio de 2020

Fecha de realización julio 2020

-
-
1.493 m
949 m
0
17
33
66,73 km

Vista 129 veces, descargada 0 veces

preto de Santa Olaja de la Varga, Castilla y León (España)

Vamos a realizar la travesía de Pedales de las Minas, pero con la peculiaridad de hacerla en dos circulares, en lugar de dos etapas lineales. Esta es la primera circular de esta propuesta, con la playa fluvial de Sabero como campo base, donde tenemos opción a un frío baño en el río Esla, con fuente y mesas.

Siguiendo la pista al norte, pasamos junto a la escuela de escalada de Alejico y el canal de aguas bravas donde entrenan los kayakistas. Al final del pueblo cruzamos el río por puente de madera para después seguir la carretera hasta Verdiago, donde tomamos la parcelaria que lleva a Valdoré. Subimos por carretera a Velilla de Valdoré, donde enlazamos con la ruta oficial y ascendemos por una calzada, paralelos al barranco de las Cortinas, hasta la collada de Aviau, por una subida que ya nos anuncia cuál va a ser la dinámica de la ruta (duros ascensos y trabajados descensos).

Disfrutamos de la increíble panorámica a Peñas Pintas antes de iniciar uno de los mejores descensos del recorrido por la ruta Cistierna-Crémenes. Salimos a carretera cerca de este pueblo y ascendemos por ella a Corniero.

Aquí otra dura subida hacia el Alto Montemoro, aunque se termina flanqueando esta montaña por el oeste hasta la Majada del Prado Pando; las pendientes son acusadas y van haciendo mella. La próxima bajada es pindia en su inicio, y la vegetación se cierra bastante por momentos; pegados al Reguero del Lutero llegamos a Valbuena del Roblo, donde cojemos agua y reparamos un pinchazo mientras conversamos con un lugareño que nos recomienda la visita a Lois.

Carretera abajo enlazamos con la N-621, la cual seguimos hasta Las Salas, donde cruzamos el Esla para tomar la calzada romana en dirección a la presa de Riaño. De la calzada apenas veremos rastro, pero sí que nos impresionarán los muros del embalse.

Una solitaria pista asfaltada lleva a Remolina, donde iniciamos otro durísimo ascenso de montaña hasta la Collada de Mental, pero disfrutamos a partir de aquí de algunas de las mejores vistas de la ruta y de la sombra de un diverso bosque. Cruzada la barrera, descendemos por un camino siguiendo el valle de Mental, que aunque se deja disfrutar, exije toda nuestra atención.

Justo antes de llegar a una estrechura del valle, se gira a derecha y se remonta el valle del Arroyo del Busto, internándonos en un bosque donde las moscas no dan tregua. Pasamos junto a una cabaña y ganamos metros no sin sufrir, hasta alcanzar la pista en el Collado de los Carros. Un merecido descanso invita a disfrutar de la vista sobre el calizo Espigüete. La pista baja por la Collada de los Caleros a La Red de Valdetuéjar, donde reponemos agua. A continuación se toma la pista forestal que rodea Peña Negra por el oeste, ganando altura poco a poco hasta la Collada de Aviados; lugar para disfrutar de los cercanos picos.

La pista continúa al sur para bajar a Ferreras del Puerto, donde se inicia una potente subida a la Collada Ferreras, donde disfrutamos de la vista sobre la cresta de Los Traviesos. Luego se rodea la montaña por su cara oriental y la pista forestal remonta hacia lo alto del cordal en un ascenso tendido. En el collado (1421m), antes de cambiar de vertiente, tomamos el estrecho sendero que a izquierda sigue por lo alto del cordal, peleándonos con un pasillo de vegetación que termina ofreciendo unas panorámicas sin igual.

El descenso ahora se vuelve muy técnico por un angosto sendero a la izquierda del Pico Pardal, que termina desembocando en la calzada del Castillo de Monteagudo, ojito si no nos queremos dejar los dientes... La calzada nos guía hasta Fuentes de Peñacorada, donde cogemos agua por última vez; abandonamos el pueblo por una pista tras la iglesia, que después se adentra en el bosque, donde buscamos un sendero que baja al barranco de Valdemorrón y remonta la loma para descender a Santa Olaja de la Varga. Desde aquí, ya por carretera, retornamos al parque fluvial de Sabero.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta