Tiempo en movimiento  4 horas 41 minutos

Tempo  6 horas 42 minutos

Coordenadas 7247

Fecha de subida 16 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
461 m
137 m
0
14
27
54,42 km

Vista 29 veces, descargada 1 veces

preto de Tuñón, Asturias (España)

Punto de partida: Centro BTT "Valles del Oso" en Tuñón.
Espacio protegido: Reserva de la Biosfera Las Ubiñas-La Mesa.
Época recomendada: Todo el año.
Elementos de interés: Las instalaciones de las osas Paca y Molina, el puente medieval de Villanueva, los desfiladeros de Peñas Juntas, Valdecerezales y Entrepeñas.
Tipo de camino: Pista de tierra y piedra (en algunos tramos) ideal para realizar con una bici de montaña.
Servicios: Hay servicios de restauración y hoteleros en Proaza, Villanueva y Entrago, que son las localidades más importantes por las que pasa la senda.

Descripción del itinerario.

La senda del Oso discurre por el camino donde antaño estaba situado el tren minero que recorría el valle del río Trubia desde las localidades de Santa Marina (Quirós), por un lado, y las minas de Teverga (desde Entrago), por otro. Ambas confluían en el pueblo de Caranga de Abajo y desde allí llegaban hasta el pueblo de Trubia, perteneciente al municipio de Oviedo. Desde la capital de Asturias también tenemos la posibilidad de comenzar la senda.

Este tren se usó hasta el año de 1963 para el transporte de mineral de hierro y carbón por parte de la Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós. Durante todo el tiempo de existencia de esta línea, el transporte de viajeros fue casi inexistente. Al final, el agotamiento de las minas, así como su poca rentabilidad económica, en contraposición a otras cuencas mineras asturianas, propició su cierre.

A día de hoy se ha consolidado como un importante atractivo turístico, floreciendo en su recorrido numerosos alojamientos turísticos y actividades de aventura. Y yo es que, tras mucho, mucho tiempo esperando la oportunidad de conocer esta senda, un día entre semana decido escaparme al parque natural de Las Ubiñas-La Mesa para descubrir el trazado de la vía verde del antiguo tren minero que hoy supone todo un aliciente para conocer los valles de Quirós y Proaza.

Para empezar, hay que destacar que se puede empezar desde varios puntos, siendo (creo) el más conocido y el que recomiendo la localidad de Tuñón, concretamente en el área recreativa donde encontramos la figura de un oso. Desde aquí, como bien indican los carteles informativos, podemos elegir una, dos o tres opciones. La primera puede ser realizar el ramal que se dirige hacia Entrago remontando el río Teverga. Serán 20 kilómetros de ida y vuelta siendo la opción más elegida y transitada por los turistas. El segundo ramal se dirige hacia Bárzana, también 20 kilómetros, aunque para no sofocarnos mucho, con rodear el embalse de Valdemurrio es más que suficiente; serían 16 kilómetros ida y vuelta. Y si estás indeciso te digo cual es la mejor opción: la tercera, con la que se completaría la senda íntegramente como muestra el track.

OPCIÓN 1. DE TUÑÓN A ENTRAGO. 20 KILÓMETROS.

Este tramo es el más transitado, fotografiado y afamado. No es para menos. Saliendo del área recreativa de Tuñón recorreremos bajo el cobijo de la sombras de los árboles por la margen izquierda del río Trubia los 20 kilómetros que separan a Tuñón de Entrago. Como puntos más destacados he señalado Villanueva, en especial su puente medieval por el que tendremos que cruzar. El área recreativa de Buyera, que cuenta incluso con una piscina, un bar y merenderos pero sin fuentes, un fallo bastante gordo. La siguiente parada y una de las principales atracciones de la senda es la casa del oso, donde se encuentran dos osas en cautividad, Paca y Molina. Posteriormente tendremos unas amplias vistas del entorno a medida que vayamos entrando en las cercanías de Proaza, donde a los pocos kilómetros dará entrada el primer desfiladero por el que pasaremos, el de Peñas Juntas, teniendo que salvar unos cuantos túneles, todos ellos bien iluminados. El ecuador de la ruta le tendremos en el único desvío de la senda, el del kilómetro 11, momento el que elegiremos el camino de la derecha (a la altura de Caranga Baxu) que se desvía en descenso hasta llegar a un cruce con la carretera. Las figuras de la 1 a la 21 ilustran el recorrido comentado.

A partir de este momento, remontaremos el cauce del río Teverga por una senda suficientemente ancha para el cruce de dos bicis, sin grandes dificultades, ascendiendo muy poco a poco, entre un tupido bosque de robles acompañados con algún que otro pinar de repoblación, entremezclado de vez en cuando por los túneles labrados en el roquedo.

Antes de llegar a una caseta que es utilizada como estación de transferencia de residuos, tendremos un nuevo cruce con una visibilidad bastante pobre por lo que recomiendo bajarse de la bicicleta. Continuaremos dirección Entrago introduciéndonos ya de lleno en el desfiladero de Entrepeñas, nombre que le va que "ni pintado" pues la estrechez de este desfiladero se pone de manifiesto. Pero no será el último paso angosto pues tras pasar otro nuevo cruce con la carretera, este con mayor visibilidad, entraremos en el último desfiladero y para mi el más espectacular, el de Valdecerezales como así lo atestiguan las figuras. Este ramal finalizará saliendo del desfiladero dejando a mano derecha la peña Gradura, frecuentemente empleada para la práctica de la escalada. La localidad de Entrago será nuestro punto y final a la ida de este ramal. Las figuras de la 36 a la 56 ilustran el recorrido comentado.

OPCIÓN 2. DE TUÑÓN AL EMBALSE DE VALDEMURRIO. 16 KILÓMETROS.

Obviando el primer párrafo que se comenta en la primera opción, partiremos desde Caranga Baxu, localidad ubicada en un entorno privilegiado, contando ya con los 11 kilómetros que separan esta localidad de Tuñón, nuestro punto de inicio elegido. Esta opción tiene menos kilómetros pero en algunas de sus rampas nos tendremos que levantar del sillín.

Nos quedarán por recorrer 5 kilómetros hasta rodear el embalse. Primero pasaremos por Caranga de Arriba y rápidamente entraremos en una nueva zona de túneles, elemento diferenciador de esta senda pues le da un toque diferenciador frente a otras sendas ciclistas. Recorremos manchas de roble y castaño, frescas, sanas, la senda se recrea y se gusta en estos tramos de bosque y río. Seguidamente entraremos en un descenso con más desnivel en donde tendremos que usar ligeramente el freno para entrar en el concejo de Quirós donde aparece la presa del embalse. El embalse de Valdemurrio será nuestro punto y final a la ida de este recorrido. Tenemos la posibilidad de quedarnos en su merendero y coger una canoa para recorrer la parte inundada por el agua o, si queremos más bici, la senda nos ofrece la posibilidad de rodear el embalse. Existe la opción de continuar hasta la localidad de Bárzana donde finaliza el recorrido. Las figuras de la 21 a la 35 ilustran el recorrido comentado.

Impresiones.

La senda del Oso es una experiencia obligada en Asturias. Aunque la haya calificado como fácil no hay que subestimar a esta senda. Son más de 50 kilómetros contando los dos ramales y si no estás acostumbrado a la bicicleta, si vas con personas o niños no es aconsejable meterte tal paliza. Hay que tomar las precauciones adecuadas y elegir el recorrido que mejor nos convenga. Algo que queda reflejado en la senda es que, la ida de cualquier ramal parece que el recorrido es llano pero no es así; se trata de una subida continuada que poco a poco nos irá cargando lo gemelo. Y la comprobación de ello es que a la vuelta no tendrás que dar pedales en cualquier de los dos ramales.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta