Tiempo en movimiento  3 horas 42 minutos

Tempo  5 horas 25 minutos

Coordenadas 3591

Fecha de subida 25 de junio de 2019

Fecha de realización junio 2019

-
-
1.775 m
784 m
0
8,1
16
32,45 km

Vista 11 veces, descargada 0 veces

preto de Sasa, Aragón (España)

Los Tracks de Ordesa con salida desde Sabiñánigo y en autosuficiencia. Una aventura de altos vuelos por una de las zonas del Pirineo más sobrecogedora: el PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO. Tres días y medio con los hermanos del pedal Javier, Pro, Marcos y Alberto de vivac en vivac, con los petates y las mochilas, entregados al disfrute de la aventura, las bicis y la naturaleza. Las comarcas de Alto Gállego, Serrablo y Sobrarbe en el Pirineo oscense, IMPRESIONANTES!!!!

DÍA 4
Amanecemos empapados; estamos dentro de un frondoso bosque con el río al lado, y el relente de la noche se ha apoderado de todo. Desayunamos las últimas viandas y nos ponemos en marcha.
El avance majestuoso por dentro de un denso bosque mixto típico del Pirineo. En ligera subida, la senda se retuerce entre charcos, mierdas de vacas, hayas, fresnos, abetos, pinos negros... ya en lo más alto cambiamos al otro lado del cordal, ganando vistas del lejano valle del río Basa. En el Collado de las Tres Cruces nos hacemos alguna foto en el Refugio Lavalle y toca bajar hasta el Puerto de Santa Orosia. A lo lejos, fuera de track, avistamos multitud de coches y gentes. Sin duda es la fiesta religiosa de la que nos hablaron en Fiscal, donde festejan los pueblos de la Comarca de Serrablo en honor a Santa Orosia, patrona del lugar. Hacia allí nos dirigimos, y en un puesto de quesos damos cuenta de unos suculentos bocatas y unas cervezas que nos saben a gloria. Charlamos con los lugareños, empeñados en que esperemos a que llegue la virgen en la romería desde el pueblo y ver los bailes tradicionales. De igual manera, hemos de partir con gran dolor de nuestros corazones. De nuevo al tajo, aún nos quedan casi 300 metros de desnivel positivo por ganar. Poco a poco en faena damos cuenta de ellos y por fin a lo lejos en el valle aparece Sabiñánigo. A ratos por pista en mal estado, a ratos por una vertiginosa senda, vamos perdiendo altura, y por mucho que avanzamos parece que estamos siempre igual de lejos. El soporífero calor y el cansancio incrustado en nuestros rostros. Y seguimos bajando. Algún error de navegación y nos toca deshacer camino. Sendas bien duras en las que hemos de apretar y fuerte los dientes, la adrenalina a flor de piel. Y por fin caemos al pueblecito de Lárrede con su Torre del Moro. Cruzamos el bravo río Gállego por el Puente de las Pilas y seguimos avanzando junto a él hasta el pueblecito de Aurín, pegado a Sabiñánigo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta