-
-
728 m
322 m
0
22
44
87,86 km

Vista 590 veces, descargada 19 veces

preto de Tríacastela, Galicia (España)

TRIACASTELA – MELIDE
Hoy se nos presenta otra etapa larga, pero estamos preparados para lo que venga.
A la salida de Triacastela tenemos que tomar la decisión de ir hacia Samos o hacia San Xil.
A San Xil se va por una senda que se toma a la derecha de la salida del pueblo, el recorrido es menor unos 6 km. Según el mapa.
Pero hoy, no nos importa ir por carretera porque queremos visitar Samos y ver su famoso Monasterio, fundado en el siglo VI.
Pasamos Samos y continuamos circulando al lado del río Sarria cruzándolo en varias ocasiones, ahora lo tenemos a la izquierda, ahora a la derecha (precioso el paisaje).
Llegamos a Sarria a las 10:30 y decidimos para en un parque que hay al lado del río, habíamos comprado pan recién hecho en un horno de Samos y nos preparamos unos bocadillos, que nos comimos en un plis-plas. El entorno era para no irse de allí, sentados en el césped con el agua cristalina corriendo a tus pies, daba pereza volver a salir al sol que ya hacía rato calentaba.
Recogemos todo y nos ponemos en marcha de nuevo, próximo pueblo Pacios, salimos de Sarria por una calle super empinada, las calorías que hemos cogido con el bocadillo creo que las hemos quemado aquí.
Ahora vamos deprisa porque la bajada a Portomarin es muy, muy rápida, cruzamos el puente sobre el río Miño y llegamos a las puertas de Portomarín, decidimos no entrar en el pueblo pues queremos dormir en Melide y aún nos queda camino.
Vamos pasando por pequeños pueblos como Toxibo, Gonzar, O Hospital, Ventas de Narón, A Prebisa, Lingode, Portos, Lestedo, hasta desembocar en la (N-547) circulamos por ella durante un km aproximadamente y volvemos a desviarnos a la izquierda cogiendo otra vez un camino hasta Palas de Rey, seguimos la (N-547) que nos sacará del pueblo y ya no la dejamos hasta Melide.
Son aproximadamente las 7 de la tarde, buscamos donde alojarnos y dejar las bicicletas, después de la ducha salimos en busca de la célebre pulpería de Ezequiel, en ella nos encontramos con mas peregrinos degustando el riquísimo pulpo que hacen aquí, después y para celebrar que solo nos queda un día de camino nos vamos a tomar unos chupitos de orujo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta