• Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018
  • Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018
  • Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018
  • Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018
  • Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018
  • Foto de 5ª Etapa Fisterra - Muxia (Camino Santiago/Fisterra/Muxia) 19-10-2018

Tiempo en movimiento  6 horas 27 minutos

Tempo  8 horas 19 minutos

Coordenadas 5203

Fecha de subida 19 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
254 m
-8 m
0
7,4
15
29,65 km

Vista 227 veces, descargada 13 veces

preto de San Martiño de Arriba, Galicia (España)

|
Mostrar orixinal
Santiago de Compostela es la meta espiritual de las peregrinaciones ...
La Costa de la Muerte, de Santiago a Muxia y Fisterra, posee también una cierta carga de misticismo.
Antes de los Descubrimientos esta era la última porción de tierra habitada del mundo.

Hoy Fisterra (Finisterre o, como se dice en portugués) es un callejón sin figurativo. Un lugar donde todos desean llegar, tal como los pueblos celtas y después los romanos, aguardando la hora del ocaso y ver el sol a esconderse en la inmensidad del mar ...

* La historia de Santiago - Finisterre - Muxia *

El Camino a Finisterra es realizado por los peregrinos que desean conocer el mar y ver el "Fin del Mundo", o el "Fin de la Tierra", o también como se llama "La Costa de la Muerte".

La región esta situada en los confines del viejo continente en uno de los puntos extremos de Europa, es considerada como una tierra mágica, llena de leyendas y tradiciones que cada día se proyecta transformándose en un polo turístico. Las personas que visitan la región se siente encantada por la belleza de los paisajes costeros, por la riqueza de su patrimonio histórico, por sus imponentes faros, por la magia de sus piedras y como no decir, por su excelente gastronomía.

La idea de la peregrinación por las tierras más occidentales de Europa, ya estaba presente en las creencias de los pueblos celtas, que situaban "el Más Allá" en una isla de occidente.

Estas viejas creencias tenían también relación con el viaje que diariamente realizaba el sol corriendo del oriente hacia el occidente, para luego sumergirse en las aguas del océano y volver a renacer después el otro día. Estas ideas del renacer del sol y de la vida, pasaron los romanos, siendo más tarde cristianizados por la religión católica.

Cuando en los principios del siglo IX se descubrió el sepulcro del Apostol Santiago, la Iglesia católica dio un sentido cristiano a estas viejas ideas de peregrinación, orientando a la ciudad de Compostela que se convirtió en un gran foco de atracción durante toda la Edad Media. Tradiciones locales, informa del pasaje del Apostolo Santiago por aquella área, y en el siglo XI ya aparece el relato de Duiu referente a la traslación del cuerpo.

En el medio del siglo siguiente se fija la versión definitiva a través del Códice Calixtino (libro III). De este modo Finisterra se integra de forma sólida al circuito europeo de las peregrinaciones.

Según el Códice Calixtino, una vez desembarcado los discípulos del hijo de Zebedeo en Padrón con el cuerpo del Apóstol, Lupa reina de aquellas tierras, los envió a Duiu para que el legado romano les concediera el permiso para enterrar al Apostol. Este, con intención de matarlos, los encarceló, siendo liberados por un ángel logrando huir. Cuando estaban a punto de ser alcanzados por los soldados que los perseguían, cruzaron el puente de Nicraria (identificada como el puente romano de Nos, hoy bajo las aguas del enroque de la represa de la Maza), que desova providencialmente al paso de las tropas.

Fue en esa época cuando comenzó a llegar a Finisterra y Muxía los primeros peregrinos cristianos, llegada de la cual conocemos desde el siglo XII, a través de un documento de donación al Monasterio de San Xian de Moraímo efectuado por el rey Alfonso VII, en el que constaba alusión el paso de los peregrinos por esas tierras.


monumento
En los siglos posteriores existen varios testimonios de peregrinos que se acercaron a la Finisterra Gallega. La situación de los Hospitales de acogida de los caminantes también es otro dato que nos confirma la existencia de una Ruta Jacobea que partiendo de Santiago llegaba a Finisterra y Muxía.

Visitar la Costa de la Muerte significa llegar al final de un viejo camino de peregrinación por las tierras más occidentales de Europa, seguido por miles de personas a lo largo de muchos años, para encontrarse con el renacer de la vida, con viejos cultos paganos y los elementos de la naturaleza, que aquí se manifiesta con todo su esplendor: el agua, el sol y las piedras; que cristianizadas más tarde, dieron origen a concurridos santuarios como el de la Virgen de la Barca, el Cristo de Finisterra, ambos relacionados con la Ruta Jacobea.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta