Tempo  8 horas 6 minutos

Coordenadas 2100

Fecha de subida 11 de febrero de 2017

Fecha de realización febrero 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.334 m
317 m
0
7,4
15
29,41 km

Vista 1614 veces, descargada 17 veces

preto de O Barco de Valdeorras, Galicia (España)

En una mañana fría del día 12/02/17 y cielo nublado emprendimos: Dina, Miguel, Santiago, Carlos y el infatigable perrito “Roque” esta larga y atractiva ruta de senderismo, partiendo desde la pasarela peatonal del Paseo del Malecón de O Barco de Valdeorras a orillas del río Sil que une O Barco con las fincas de Viloira.

También puede interesaros la ruta: "O BARCO - ARNADO - CORREXAIS - CASCADA de FERVENZA 'A PINCHEIRA' - O BARCO 01/01/16”. Enlace en “Ver más” en letras azules al final de los datos del GPS.

Resumen de la ruta

Comenzamos en la pasarela peatonal del Paseo del Malecón de O Barco la cual cruzamos sobre el caudaloso río Sil.

• Pasamos por el Área Recreativa de “O Salgueiral” y por el camino: “Caminos Naturales del Interior Vía Nova o Vía XVIII de Braga a Astorga” que pasa por la parte sur del Polígono Industrial de “A Raña”.

• Llegamos al pueblo de Arnado que nos recibe, a su entrada, con el pazo-castillo (siglo XIX) y su preciada fuente.

• Caminamos por empinados senderos con buenas vistas a Vilamartín y pasamos varios regueros que cruzan el camino al cual cae una pequeña cascadita.

• Entramos en el pueblo de Correxais situándonos al pie del Convento de Trinitarios del siglo XVIII y su Iglesia.

• Seguimos por camino con estupendas vistas panorámicas sobre el valle de Valdeorras.

• Pasamos por las torretas de telecomunicaciones situadas en la zona del "Teso dos Castrelos".

• Subimos por cortafuegos hasta alcanzar el Alto do Mouzón (1329 m) con sus casetas forestales y torretas de telefonía, siendo la cota más alta de la ruta.

• Cruzamos a través de pinares y visitamos una cruz en recuerdo a una persona joven fallecida.

• Pasamos por “soutos” (castañares) y viñedos, descendiendo por senderos y caminos con estupendas vistas a los pueblos de la zona.

• Llegamos al pueblo de Viloira y seguimos el cauce del su arroyo para salir por unas escaleras a la fuente de la “Casa Grande” con su gran plaza.

• Descendimos por el Paseo Bienvenido Miguélez hasta la entrada de la nueva pasarela peatonal (que sale a “La Capitana”- calle Real) donde tomamos el sendero que hay a su derecha.

• Cruzamos el arroyo de Viloira sobre bloques de pizarra colocados de canto para continuar por la orilla del río Sil.

• Pasamos nuevamente la pasarela que une las fincas de Viloria con el Malecón, o viceversa, para terminar en el Paseo del mismo nombre, dando por finalizada esta larga, atractiva y estupenda ruta.


El Barco de Valdeorras

El Barco de Valdeorras (oficialmente desde 1984 y en gallego, O Barco de Valdeorras) es un municipio situado en el extremo nororiental de la provincia de Orense (España). Localizado en el fondo del valle del Sil, bajo la Serra do Eixo, es la cabecera del partido judicial homónimo. Una de las bases de su economía, además de la explotación minera y tratamiento de pizarras, es la producción de vino acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. Restos de la cultura romana y prerromana y varios pazos señoriales son los monumentos más destacados del municipio.

Historia

En algunas cuevas de la Sierra de la Lastra se encontraron restos humanos primitivos. En lugares próximos a El Barco hay petroglifos y asentamientos castreños. Los Gegurros, uno de los 22 pueblos que formaban parte del convento asturicense, eran los antiguos pobladores de estas tierras y de ese gentilicio deriva el topónimo actual de la comarca (Val-de-giorres).

La romanización fue intensa en un territorio tan estratégico como rico en minerales. Entre las Médulas y Montefurado son frecuentes las huellas de la actividad extractora del oro. Por Valdeorras pasaba la Vía Nova (la XVIII del itinerario de Antonino), que unía Braga y Astorga, y otras vías secundarias que obligaron a construir puentes que son testigo de aquella época.

En la Edad Media el Señorío de Valdeorras fue administrado por la nobleza. Condes de Lemos, Marqueses de Villafranca y Condes de Ribadavia fueron marcando sus destinos. La fortaleza del Castro es el referente de aquella época. Esta pequeña villa fue cabeza de jurisdicción hasta comienzos del siglo XIX. Los monasterios de la vecina comarca del Bierzo y la Orden de San Juan de Jerusalén compartieron con la nobleza la administración de estas tierras. De la Alta Edad Media destaca el complejo románico de San Miguel de Xagoaza, perteneciente a la Orden de Malta.

En 1809 grupos de guerrilleros valdeorreses bajo el mando del Abad de Casoio impidieron, en Sobradelo, el paso de las tropas francesas del mariscal Soult. A finales de ese mismo siglo, Valdeorras, que estuvo representada en las Cortes de Cádiz por el párroco de Vilamartin, el liberal Ruíz de Padrón, se abre al mundo moderno con el ferrocarril, que llega en 1883, pocos años antes de construirse en El Barco el puente de San Fernando, esencial para mejorar la comunicación de la comarca.

Origen del topónimo

El Barco está situado en la parte suroriental de Galicia, en la comarca de Valdeorras, ocupando parte de la llanura aluvial del río Sil y entre las montañas que limitan su contorno. Esta configuración del terreno es la que puede haber dado origen al topónimo El Barco, a partir de una base prelatina, probablemente céltica, *barc o *barg (concavidad).

Otra teoría muy extendida, pero con escasa base científica, defiende que el nombre de El Barco proviene de la instalación, en época romana, de una barca hasta la zona de Viloira, con el fin de comunicar las poblaciones existentes a ambas márgenes del río. En torno a lo que en un principio fue la caseta de los barqueros (puerto de la barca) —y a lo largo de la calzada romana, hoy Calle Real— fueron surgiendo las construcciones y configurándose el núcleo de El Barco de Viloira.

Economía

El Barco basa su economía en la explotación y tratamiento de las pizarras y en su viticultura. Las pizarras constituyen la base del dinamismo económico y del comercio de exportación, siendo el municipio un importante centro de referencia de la pizarra. La comarca exporta pizarra a los siguientes países: Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Andorra, EE. UU., Suiza, Australia, Irlanda, Japón, Argentina, Holanda, Chile, Portugal, México, Suecia, Dinamarca, Chipre, Canadá, República Dominicana y Marruecos.

Dentro de su producción agroindustrial, el cultivo de la vid ocupa un papel predominante. La adecuada temperatura e insolación, unidas a un suelo adecuado, favorecen su extensión a lo largo de las laderas produciendo un vino de calidad (con las variedades autóctonas de godello y mencía) acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. La mayor parte de su producción está cooperativizada y posee una importante comercialización. También es de citar el cultivo de la castaña, el cual adquiere cada vez mayor relevancia.

Correxais

Población perteneciente al municipio de Vilamartín de Valdeorras, provincia de Orense, comunidad autónoma de Galicia, España.

Historia del Convento de Correxais

Convento de Trinitarios del siglo XVIII. Fue el único elemento de difusión cultural de la Comarca de Valdeorras, durante muchos años del mencionado siglo. La Iglesia del Convento se encuentra bien conservada y hace pocos años fue restaurada por el párroco de Villamartín que tiene a su cargo el pueblo de Correxais. (Fuente: Wikipedia).

Hechos los interesantes relatos, paso a comentaros la ruta.

Comentario de la ruta

Partimos desde el inicio de la pasarela peatonal del Malecón, la cual cruzamos sobre el magnífico y caudaloso río Sil para entrar en el Área Recreativa de “O Salgueiral”donde lo primero que tenemos son dos grandes bloques de pizarra verticales, un poste de dirección con la inscripción “Correxais 8 km” y un panel de la ruta “Vía Nova” (tramo Biobra – Petín), denominado “Camino Natural del Interior - Vía Nova (o Vía XVIII de Braga a Astorga) - Tramo Biobra - Petín”. Transitamos por dicho camino pasando al lado del estanque con puentecillo de madera y seguidamente por una serie de mesas, bancos y barbacoas de piedra de granito así como también vemos un poste kilométrico de la ruta que nos dice que estamos en el “kilómetro 30” de la ruta desde Biobra.


Pasarela peatonal del Malecón

Al final, giramos a la izquierda para subir una corta rampa de cemento con giro a la derecha. Continuamos por el camino que transcurre entre el río, las huertas y viñedos de Viloira, para pasar por la parte posterior o sur del Polígono Industrial de “A Raña” pegados a un canal de agua de cemento para, seguidamente, llegar al pueblo de Arnado que nos recibe a su entrada con el pazo-castillo (siglo XIX) que exteriormente se conserva bastante bien. Lo pasamos por su túnel dando paso al pueblo de este modo llegamos a una fuente (con grifo) donde tenemos un letrero de senderismo y un poste de la ruta de la Vía Nova. Dicho poste nos invita a girar a la izquierda subiendo por una calle, en rampa, asfaltada para pronto dejar el pueblo y comenzar un camino en ascenso que nos conduce entre la fértil vega de Arnado con sus prados, castaños y viñedos de la ladera por los que, a su lado, caminamos guiados por los postes verticales y postes kilométricos de la ruta.


Pazo-castillo

Llegados a una bifurcación, tomamos el ramal de la izquierda (donde falla la señalización en muchas bifurcaciones desde Biobra a Petín, como comenté en anteriores ocasiones sobre esta ruta) donde, a la misma mano, hay un pilón de agua. Más adelante, tenemos otra bifurcación (sin poste) con desvío a la derecha con un pequeño hito que es el que tenemos que seguir para finalizar pronto el camino y continuar por un estrecho sendero que está protegido por una larga empalizada de troncos de madera (a lo largo del recorrido hay varias) que finaliza en un alto donde llanea el terreno, lo que aprovechamos para detenernos un momento para contemplar la panorámica de los pueblos de Córgomo, Vilamartín y el río Sil.

Continuamos la marcha siempre por senda de hierba y ladera con musgo verde donde, en algunos puntos de la senda, hay pequeños grupos de encinas de hojas perenes que la hacen muy agradable. Seguimos nuestro caminar que, a medida que avanzamos, se va poblando cada vez más de árboles de variadas especies (estos desprovistos de hojas) hasta así llegar a pasar un primer “regueiro” casi seco, seguido a continuación de una pequeña y bonita cascadita del “regueiro” del Campo da Trapa (la cual siempre tiene agua) donde hicimos unas fotos, contando este lugar con protección dada por la empalizada al borde del terraplén.

Reanudamos la ruta continuando ascendiendo ahora por camino. Durante el mismo, tenemos otra empalizada de madera desde donde ya divisamos Correxais, pero antes tenemos que pasar el “regueiro” do Campo (desde la cascadita en adelante es una zona muy húmeda en invierno por lo que se inunda el camino, por lo cual es aconsejable llevar botas), para pronto entrar en Vilanova que consta de algunas casas.

Seguidamente, salimos a la carretera descendiendo durante unos 200 metros para girar a la izquierda y tomar un camino (poste de la “Vía Nova”) que seguimos en ascenso pasando el punto “kilométrico 37” para luego salir a la carretera. Giramos a la izquierda y subimos un corto tramo de carretera llegando al pueblo de Correxais y seguidamente tomar la primera bifurcación a la derecha en rampa cementada, la cual termina entre el convento – monasterio de los Trinitarios (año 1.727), edificio en ruina, y la “igrexa” (iglesia) de San Pedro (siglo XVII) en buen estado de conservación con el cementerio adosado en su lateral izquierdo. Paramos unos minutos para tomar unos alimentos y hacer unas fotos. El kilometraje y el tiempo empleado hasta este lugar han sido de 8.17 km y 01:45 horas.


Iglesia de San Pedro (s. XVII)

Continuamos siguiendo la calle cementada de Correxais en ascenso, hasta la parte alta del pueblo donde podemos ver la parte posterior de la iglesia. Seguidamente, aparece una bifurcación de caminos (con poste de la Vía Nova, la cual dejamos en este punto), tomamos el ramal de la izquierda, que cementaron recientemente, con una distancia de unos 500 metros para llegar a otra bifurcación donde termina el cemento en una curva cerrada. Seguimos el ramal de la derecha del camino en ascenso y, en poca distancia, tenemos a la misma mano una solitaria roca conocida como “Pena de Edra” en la zona de “O Ucedo” a la que Miguel, Santi y Dina se subieron para contemplar la magnífica vista panorámica (waypoint: Mirador Natural - 1) que nos ofrece del extenso valle en el que se asienta la villa de A Rúa, el río Sil con su embalse de San Martiño y el pueblo de Petín aunque la visión queda deslucida por la neblina existente.

Proseguimos la ruta para, algo más adelante, llegar a otra bifurcación en la cual, en el ramal de la izquierda, hay una flecha pintada con espray de color verde sobre una piedra que es por el que continuamos la marcha. Avanzamos por zona de monte bajo con algunos robles a la orilla del camino para llegar al segundo Mirador Natural - 2 (igualmente señalizado con un waypoint) con la misma visión panorámica que la primera aunque en esta ocasión algo más reducida por taparnos algo la montaña –esta visión la tendremos en algún tramos más–.

Continuamos la marcha (el cielo sigue encapotado y a medida que ascendemos hace más frio) siempre en continuo ascenso por tramo de curvas en zigzag en las que en una de ellas y, coincidente con una nueva bifurcación, vemos una flecha blanca en el talud del camino indicándonos la dirección a seguir, lo cual hacemos, y en poco tiempo y distancia llegamos por un camino-cortafuego a unas casetas e instalaciones con cuatro torretas de telecomunicaciones en la zona denominada “Teso dos Castelos”.

Reanudamos la ruta ahora por camino asfaltado, aunque en parte está levantado siendo de asfalto-tierra y así llegar al Mirador Natural - 3 (señalizado igual a los anteriores) en la zona de A Portela. Desde el cortafuego, tenemos a la vista el pueblo de Prada y el embalse del mismo nombre (en la lejanía) y más cercana la aldea de Santoalla do Monte (Santa Olaia de Valdeorras - Petín) donde tuvo lugar el rodaje de la película:“Siempre Xonxa (Sempre Xonxa, en su título original en gallego) es un largometraje dirigido por Chano Piñeiro y estrenado el 25 de noviembre de 1989. Fue el primer largometraje gallego rodado en 35 mm y junto con Urxa, de Carlos Piñeiro y Alfredo García Pinal, y con Continental, de Xavier Villaverde, la honra de ser una de las primeras películas de ficción gallega”.

Siempre Xonxa es una película sobre las consecuencias emocionales de la emigración. Dos niños, Pancho y Birutas, que viven plácidamente en la misma aldea, están platónicamente enamorados de Xonxa. Uno de ellos, El Birutas, tiene que emigrar, dejando a Xonxa y Pancho en la aldea. Cuando éste regresa de la emigración, convertido en un hombre rico, descubre que Xonxa y Pancho se han casado”. (Fuente: Wikipedia).

Hoy en día, la aldea (llamada en la película “Trasdomonte” en la ficción) está en ruinas y en ella viven o vivían un holandés, llamémosle señor “X” (creo que es prudente no dar los nombres debido a lo delicado del tema), su esposa y otra familia formada por dos hermanos “X” y sus padres que estaban fuertemente enemistados con el señor holandés a causa de la disputa por los montes comunales, casi 500 hectáreas de pinar con mucha madera que vender despertó el odio mutuo. El señor holandés desapareció el 19 de enero de 2010, al cabo de algo más de cuatro años se encontró muerto junto a su coche quemado en un pinar en junio de 2014. Los hermanos fueron acusados por el fiscal (como presuntos homicidas) del asesinato. Datos extraídos de “La Región” del día 16/03/16.

“El crimen del holandés, al cine «Santoalla», el documental de Daniel Mehrer y Andrew Becker acaba de estrenarse en el festival de Edimburgo”. (Fuente: La Voz de Galicia 20/06/16).

Como veis, la aldea de “Santoalla do Monte” ha sido conocida por dos acontecimientos bien diferentes con triste episodio en el segundo caso. Comentados estos continúo con la descripción de la ruta.

En este mismo lugar, se puede seguir en ascenso el cortafuego para ir directos a la cima del Alto do Mouzón, pero nosotros decidimos continuar el camino entre pinares dando un rodeo, para al final dejar el camino y tomar un cortafuego a la izquierda al borde de un pinar bastante despejado y limpio. Subimos, en un principio a través del mismo, para luego continuar por el cotafuego que llevábamos paralelo y cercano para, de este modo, llegar al Alto do Mouzón (1329 m) situado en una planicie donde tenemos una caseta forestal metálica blanca y otras tres pequeñas de cemento y piedra, una de ellas construida con bloques, contando con antenas y pararrayos, al lado y en el suelo hay un montón de leña de roble cortada. El viento soplaba con cierta intensidad en aquellos momentos lo que hacía que, junto con la neblina, la sensación térmica era muy baja por lo que sentimos bastante frio. Esto nos obligó a abrigarnos y parar poco tiempo, el justo para tomar unos alimentos, hacer la foto del grupo y alguna de O Barco y pueblos de alrededor; aunque de mala calidad por la neblina. El tiempo empleado ha sido 04:11 horas; la distancia recorrida fue de 16.6 km con una media de 4.0 km/h.


Alto do Mouzón (1329 m)

Prosegimos la marcha descendiendo el cortafuego para, luego, desviarnos a la izquierda y más adelante a la derecha y llegar a la vaguada del “regueiro” (arroyuelo) de Fervenza en donde hay una larga mesa de madera con mantel de hule (en parte roto) y sendos bancos bajo los árboles. Seguimos el camino un buen trecho entre pinares para, luego, desviarnos a la izquierda unos metros para visitar la cruz que el compañero Miguel recordaba en sus entrenamientos por esta zona para la prueba de los 101 km. La cruz (sobre una roca) está hecha en piedra de granito con una placa de acero inoxidable con la inscripción: “Marcos Pérez Paradelo - 18/12/2013 a los 29 años D.E.P. - Rdo. de sus padres, tíos y primos” (al parecer falleció en este lugar). Hicimos unas fotos de recuerdo de nuestro paso.

Seguimos descendiendo alternado camino y cortafuegos para, al cabo de un rato, detenernos para comer al borde del camino aprovechando los rayos de un tímido sol ¡Por fin! que ahora luce y nos calienta algo. Terminada la comida, emprendimos la caminata y en nuestro descenso podemos ver los pueblos en la ladera de la vertiente noreste como Santigoso, Soulecín, Castro, Vilariño, Alixo y algo de Éntoma.

Andamos ahora ente “soutos” (castañares), luego seguiríamos un sendero entre viñas ya podadas para que, más adelante, el sendero vaya difuminándose entre algo de matorral y luego salir a un camino desbrozado y de este llegar a la carretera que sube de Viloira a Santigoso. Seguimos en dirección a la primera por el asfalto durante 300 metros para, a continuación, girar a la derecha y tomar un camino y poco después una senda (esta ha sido utilizada en la “Andaina de Outono 2016” organizada del “Club Peña Trevinca Barco”con la colaboración del ayuntamiento de O Barco). Al cabo de un rato, transitar por otros castañares y viñedos para salir a un camino en descenso. Durante el trayecto, podemos contemplar una gran panorámica de O Barco, el río Sil, parte de Viloira, O Castro, Vilanova, Coedo, Éntoma, Rubiá… dicho camino nos conducirá hasta Viloira donde descendimos a su arroyo (sin nombre en los mapas) formado por los “regueiros” (entre otros) de Lamazais y Mourelas. Como curiosidad, dicho arroyo que cruza de sur a norte Viloira y desemboca en el río Sil ¿Cómo se llama? Es muy posible que nadie lo sepa ¿O sí?

Caminamos por la margen izquierda de su cauce hasta encontrar una salida con escaleras estrecha que nos conducen a una calle pegada al arroyo. Después de cruzar el puente sobre el mismo, llegamos a la estupenda fuente de granito y grifo de latón dorado situada al final de la plaza de Vioira teniendo en un lateral la “Casa Grande” (como se la conoce de toda la vida) siendo a día de hoy dependencias administrativas de la Xunta de Galicia. Pasamos el portón del edificio (al lado de la fuente) y continuamos por el paseo dedicado al querido y recordado párroco D. Bienvenido Miguélez (D.E.P.) hasta la entrada del nuevo puente peatonal que une Viloira con O Barco (en la zona de “La Capitana” en la calle Real). Justo en el comienzo del puente (por cierto, de noche apenas tiene iluminación) tomamos el sendero que hay a su derecha que desciende al río Sil y girando a la izquierda cruzamos el arroyo de Viloira sobre unos lastrones de pizarra. Continuamos el sendero a orillas del Sil para llegar a la pasarela peatonal del Malecón y cruzarla para llegar al Paseo del Malecón donde comenzamos y finalizamos esta larga y entretenida ruta.


Casa Grande

Seguidamente cruzamos la calle y fuimos directos al bar (como solemos hacer en las rutas) de enfrente, en este caso al bar “La Pasarela”, donde nos sentamos a la entrada y tomamos unas consumiciones a las cuales fuimos invitados por el Dr. Rollón (que estaba en otra mesa al lado en compañía de otra persona, que se interesaron y preguntaron de dónde veníamos, les explicamos brevemente), le dimos las gracias y les invitamos nosotros, cosa que rehusaron, desde este comentario reitero las gracias por la invitación.


Vista parcial de O Barco

Mereció la pena esta larga, atractiva e interesante ruta de senderismo con estupendas vistas panorámicas del valle y pueblos de Valdeorras, contando con algunos repechos asumibles hasta para el perrito “Roque” que aguantó estoicamente y a nosotros nos ha servido para afrontar físicamente la presente temporada haciendo kilómetros por este “¡¡Buen camino¡¡” que andaréis sin demasiadas dificultades.

Nos veremos en otra pronto, eso espero. Chao.

Datos:

Nombre del inicio:Pasarela del Malecón de O Barco de Valdeorras

GPS:

Fecha y Hora
Día
11-02-2017
Hora de salida
09:01:00
Hora de llegada:
17:07:05
Duración
08:05:16
Tiempo parado
01:34:39
Tiempo en movimiento
06:31:37

Distancias
Distancia con alturas
28.59 km (real 30.30 km)

Alturas
Track con altituds (3D):

Altitud Máxima
1335 m
Altitud Mínima:
318 m
Altitud de la salida:
329 m
Altitud de la llegada:
330 m
Ganancia desde la salida
1005 m
Desnivel salida-llegada
1 m
Desnivel máximo
1017 m
Ascen.acum.
1026 m
Desc.acum.
1036 m
Max. Velocidad Vertical
29 m/min
Min. Velocidad Vertical:
-39 m/min

Ver más external

2 comentarios

  • danielfn 16-sep-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    A día de hoy algunos senderos un poco cerrados en la parte final, justo antes de bajar a Viloira, pero el resto estupendo.

  • Foto de mazaira

    mazaira 16-sep-2018

    Hola danielfn: Muchas gracias por tu información, también por elegir y descargar esta estupenda ruta, así como por tu generosa puntuación positiva. Siempre es satisfactorio que alguien encuentre interesantes tus rutas, cosa que se agradece y me anima a seguir mejorando.

    Por mi parte, también te animo a seguir aumentando las 44 rutas colgada en Wikiloc, por el momento. Pienso que haciendo trail no es fácil hacer un comentario, waypoints y fotos, es por lo que te disculpo. Sería bueno y conveniente (cuando no corras) para la comunidad que los añadieses a las rutas cuando sea factible, lo que redundaría en una mejora sustancial en cuanto a una mayor información, resultando además doblemente atractivas.

    Un saludo cordial.

Si quieres, puedes o esta ruta