Descargar

Lonxitude

21,73 km

Desnivel positivo

345 m

Dificultade técnica

Fácil

Desnivel negativo

467 m

Altitud máxima

414 m

Trailrank

25

Altitud mínima

252 m

Tipo de ruta

Solo ida
  • Foto de Arzúa-Amenal
  • Foto de Arzúa-Amenal
  • Foto de Arzúa-Amenal
  • Foto de Arzúa-Amenal
  • Foto de Arzúa-Amenal
  • Foto de Arzúa-Amenal

Tempo

5 horas 12 minutos

Coordenadas

178

Fecha de subida

22 de junio de 2021

Fecha de realización

agosto 2013
Sé el primero en aplaudir
Compartir
-
-
414 m
252 m
21,73 km

Vista 6 veces, descargada 0 veces

preto de Arzúa, Galicia (España)

Salimos de Arzúa al amanecer, a la vez que bastantes peregrinos más. Así va ser durante toda la etapa, esto es el Camino Francés en verano.

Abandonamos el pueblo por la rua do Carmen, una calle empedrada por la que vamos a dar a una senda; pasamos por la fuente de los franceses y más adelante cruzamos el río Vello.

Avanzamos metidos en un bosque y a la salida pasamos sobre el río Brandeso. Seguimos entre prados y huertos y llegamos a la aldea de Preguntoño, aquí cruzamos la nacional y seguimos de frente.

Cuando llevamos casi cinco kilómetros de marcha, cruzamos por un paso elevado sobre las obras de una futura autopista, suponemos que unirá Lugo con Santiago.

Seguimos avanzando por sendas sombrías, cubiertas por altos eucaliptos y así llegamos a Salceda. Más adelante, por una pista a la derecha, encontramos un pequeño monumento en recuerdo del peregrino Guillermo Watt, fallecido dos días antes de finalizar el Camino.

Vemos un par de bares pero están repletos de peregrinos desayunando, así que continuamos.

Salimos nuevamente a la carretera nacional; avanzamos y cruzamos junto a un concesionario de maquinaria agrícola y nos adentramos en un bosque cuesta arriba.

Atravesamos las aldeas de As Ras y Brea y otra vez en la carretera para, por un senderito paralelo al arcén, superar el Alto de Santa Irene, el punto más alto de la jornada.

Comenzamos a descender y llegamos al mojón del km. 20, es todo un estimulo, entramos en una amplia senda que atraviesa un bosque de altos eucaliptos.

Más adelante, evitamos la nacional por un paso subterráneo y atravesamos A Rua, en menos de 2 kms. estamos en Burgo, cerca de O Pedrouzo; desde aquí, la senda nos lleva a un frondoso bosque de robles y eucaliptos y llegamos a la pequeña aldea de San Antón.

Nos quedan 3 km más para finalizar la jornada y es una suerte poder seguir caminando por medio del bosque, en silencio, ya que muchos peregrinos se han quedado en las últimas poblaciones, así que continuamos prácticamente solos, un disfrute este último tramo.

Pasamos sobre el río Brandelos y salvamos la nacional por un paso subterráneo. Estamos en Amenal, final de nuestra etapa.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta