Tempo  5 horas 50 minutos

Coordenadas 2433

Fecha de subida 10 de septiembre de 2017

Fecha de realización septiembre 2017

-
-
381 m
4 m
0
5,1
10
20,57 km

Vista 602 veces, descargada 54 veces

preto de Olveiroa, Galicia (España)

6 de Septiembre 2017

IBP Index = 57HKG

El Camino de Santiago a Finisterre es, junto con el de Muxía, las única ruta con origen en Santiago. Su meta es Finisterre lugar de gran simbolismo y vinculaciones jacobeas donde antaño se situaba el fin del mundo conocido. En la actualidad es uno de los trazados que gana más peregrinos y ritos. El Camino Santiago no siempre termina en la Catedral de Santiago. Desde la Edad Media fueron muchos los peregrinos –algunos ilustres, como el erudito clérigo boloñés Doménico Laffi- que, alcanzada la meta apostólica, decidieron continuar travesía hacia el lugar que simbolizaba, hasta el fin del Medievo, el último reducto de la tierra conocida, la punta más occidental de la Europa continental, el tramo final de ese itinerario mítico-simbólico que seguía el rastro marcado por la Vía Láctea y que tenía en el actual Finisterre (antiguo Finis Terrae) su rincón más extremo.

Salimos de Olveiroa por delante de la casa rural As Pias, por pista asfaltada y unos 50 metros antes de llegar a la carretera, doblamos por un camino a mano izquierda, en las inmediaciones de un lavadero.

Al principio en sendero es estrecho que progresivamente se va ensanchando en una amplia pista ascendente por la vertiente suroeste del Monte do Sino y que conduce hacia el espectacular embalse do Castrelo.

En una curva, encontraremos un mojón que nos desvía hacia el sendero que asciende el Monte do Sino, en el que pueden observar varias lineas de aerogeneradores. También podremos disfrutar de las bonitas vistas del curso del río Xallas que discurre encajonado en el paisaje.

A la bajada cruzamos el río Hospital por el pequeño puente reconstruido por la ACAGS (Asociación Gallega de Amigos del Camino de Santiago). Hasta aquí 2,8 Kilómetros de recorrido.

A partir de este momento, y siempre en ascenso, alternamos tramos de adoquinado, sendero pedregoso y tierra compacta hasta llegar a Logoso, núcleo con los primeros servicios para peregrinos de la jornada, el Albergue (a pie de camino) sirve desayunos desde las 06:00. Llevamos 3,7 Kilómetros desde el inicio.

Atraviesan las calles de esta pequeña aldea situada al pie del monte Castelo retomamos el sendero de tierra que, siempre en ascenso (durante 1 Kilómetro) nos llevará a bordear el núcleo de Hospital, cuyo nombre se deriva de la existencia de un antiguo hospedaje para peregrinos (S. XIII), destruido, en su avance, por las tropas napoleónicas.

Aquí se encuentra un punto de información al peregrino de reciente construcción, con datos sobre los orígenes de las peregrinaciones, paneles informativos y medios digitales interactivos, pero que nosotros nos encontramos cerrado.

Tomamos la DP-3404 y llegamos al Bar O Casteliño, el último lugar de avituallamiento hasta Cee, así que es necesario aprovisionarse en este punto. Aquí podemos seguir por la carretera o coger un pequeño desvío por una pista sin uso durante unos metros, para aislarnos del tráfico. Unos metros más adelante entramos de lleno en una rotonda en la cual se encuentra el mojón de la desviación de los caminos a Finisterre y Muxia. Hasta aquí habremos andado un poco más de 6 Kilómetros.

Cogemos esta desviación a la izquierda, sobre la carretera DP-2302 en dirección a Finisterre y bordeando la Ferroatlántica. Caminamos por ella durante 600 metros y la abandonamos por un camino de tierra que encontramos a la derecha.

Es una zona muy agradable, pero con una gran insolación, se observan vistas aéreas, de montes, bosques y praderas, de pinos y eucaliptos. Unos 2 Kilómetros tras tomar el camino de tierra nos encontramos con el imponente Crucero de Marzo da Couto, en el que hay una piedra grabada con una inscripción referida al Camino Real.

A partir de aquí proseguimos durante más de dos kilómetros por una pista de buen firme y suaves oscilaciones, con presencia ganadera, y durante la que se verá de frente y hacia la izquierda, a lo largo de varios tramos, el Monte Pindo, hasta llegar al Santuario de Nosa Señora das Neves (S. XV). La iglesia, junto a la que pudo haber antaño un albergue para peregrinos, guarda en su interior un grabado con la silueta de un pie. La tradición reza que es la huella de un peregrino francés que se dirigía a Finisterre y falleció en el lugar. Llevaremos caminados unos 11 Kilómetros.

1,4 Kilómetros más adelante podremos ver las primeras vistas claras del océano atlántico que se abre ante nosotros. Seguimos caminando por un paisaje rural infinito, siempre en dirección Oeste, hasta que llegamos a la Ermita y descansadero de San Pedro Martir (S. XVII), donde hay una fuente para refrescarse. Llevaremos algo menos de 15 Kilómetros desde el inicio.

Desde aquí y en marcada dirección Sur, seguimos en suave tobogán de subida y bajada durante unos 2 kilómetros hasta la desviación hacia el crucero de la armada (que se encuentra unos 250 metros más adelante, aunque en el cartel indica que está a100 metros). Tomamos este desvío para hacer un descanso en el mismo crucero, desde donde se adivina la Ría de Corcubión y la costa da morte.

Retomamos el camino y ya en franca bajada nos acercamos a los barrios altos de Cee (Brens, Os Camiños Chans), desde el desvío al crucero de la armada hasta el crucero de Os Camiños Chans hay unos 2 Kilómetros de bajada continua.

A partir de aquí y durante 1,5 Km nos adentramos en el caso urbano de Cee, pasando por el cementerio, el Pazo de Cotón (S. XVIII) y la Parroquia de la Virgen de Xunqueira (S. XVI). Acabamos la etapa en la plaza del Mercado.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta