Tempo  7 horas 22 minutos

Coordenadas 1804

Fecha de subida 3 de junio de 2017

Fecha de realización mayo 2017

-
-
203 m
2 m
0
5,4
11
21,6 km

Vista 1096 veces, descargada 66 veces

preto de Mugia, Galicia (España)

Camino de Santiago de Fisterra-Muxía-Santiago - Etapa 03: Muxía - Dumbría.

Iniciamos la etapa en el puerto de Muxia. Avanzamos por la rua Mariña, pasamos por delante del Ayuntamiento, continuamos hasta el puerto deportivo y salimos de la población por la playa Da Cruz, que a esta primera hora de la mañana, está llena de gaviotas.

Después de pasar un punto de información turística, giramos a la izquierda, para seguir unos 400 m. por unas pasarelas de madera situadas sobre las dunas de Espiñerido. A continuación entramos en una zona de bosque por una senda de tierra en ascenso, hasta alcanzar los 110 m.s.n.m.

Cruzamos la carretera AC-440 y ya en el descenso, seguimos por una pista asfaltada que nos lleva hasta el monasterio de San Xulian de Moraime, un hermoso lugar, a 3 kms. de Muxia, donde hubo un monasterio benedictino, del que hoy solo queda su bonita iglesia románica del siglo XII.

Continuamos la marcha y, en poco tiempo, volvemos a la carretera para entrar en la aldea de Os Muiños, otra típica población rural con casas de piedra y hórreos. La abandonamos por la izquierda, tomando una pista asfaltada que va bordeando la ensenada de Merezco. Desde lo alto y entre los altos eucaliptos, podemos ver un extenso arenal.

Mas adelante, entramos en la aldea de Merexo, estamos ahora a 25 m.s.n.m. y dejamos la carretera por una senda de tierra que nos sale a la derecha, para comenzar de nuevo a subir, adentrándonos en el bosque y, en poco mas de 1 km., superamos un desnivel de 100 m. para llegar a Vilar de Sobremonte, una zona de grandes praderas de pasto y numerosos hórreos.

En la bajada, el camino hace un giro muy pronunciado a la derecha, para llegar en pocos metros, ante el monasterio de San Martín de Ozon. Otro bonito monasterio románico al que llegamos en una mañana muy lluviosa. Al lado de la iglesia hay un refugio para peregrinos y en las antiguas dependencias del monasterio, un grupo de jóvenes voluntarios, disponen de un convenio con el arzobispado de Santiago para restaurar el lugar, a la vez que les permiten dar alojamiento a los peregrinos. Sellamos la credencial y nos invitan amablemente a un café calentito que nos reconforta de la humedad de la lluvia y nos explican qué actividades realizan y como viven en comunidad. Es un lugar muy singular.

A la salida, al girar el camino, vemos uno de los hórreos mas grandes de Galicia, pues mide mas de 27 metros de largo, apoyado sobre 22 pares de pies y que también forma parte del conjunto de San Martiño, pues en él, los monjes guardaban el grano procedente del diezmo, que los campesinos de la zona debían tributar al cenobio. Hoy se utiliza como alojamiento.

Seguimos caminando en ascenso bajo un fuerte chaparrón, por un camino tan encharcado que más parece un arroyo… . Por suerte, en menos de 2 kms., entramos en Quintans, aldea con bares y donde paramos un rato para el almuerzo, esperando que amaine la lluvia.

Cruzamos la carretera AC-440 para seguir de frente. A la derecha vemos la capilla de San Isidro, tomamos una pista forestal en ascenso y caminamos durante 4 kms., atravesando un bosque de pinos y eucaliptos, hasta llegar a una zona de praderas y cultivos, en la aldea de Grixa.

Un poco más adelante, pasamos por Senande, otra aldea en donde hay un bar tienda. Salimos de la población por una pista asfaltada, en suave bajada, hasta cruzar un puente sobre el río Castro. Un poco más adelante, llegamos a la aldea de Trasufre; aquí está la ermita de la Virgen del Espino y junto a ella un bonito crucero.

Salimos de la aldea por un camino de gravilla, bordeado de muretes de piedra, que atraviesa el bosque en fuerte ascenso. Tras 2 kms., cruzamos la carretera AC-552 con mucha atención, ya que tiene bastante tráfico y de frente, por una carretera local, pasamos sobre el río Fragoso.

Después entramos en Dumbría, capital del Concello, una población con todos los servicios y donde, al llegar al Ayuntamiento, damos por finalizada esta etapa, hoy pasada por agua.

IBP index = 68

¡¡ Buen Camino !!

P.D. La señalización, con los mojones o pilones típicos del Camino y sus flechas amarillas, no ofrece ninguna dificultad para seguirlas, al estar realizada para ambos sentidos, tanto "hacia Santiago" como "desde Santiago", con la ventaja de que, al estar labrada la flecha amarilla sobre la propia piedra del mojón en una profundidad muy considerable, evita los actos vandálicos y de gamberrismo, que llevan a veces a confusión y dudas.

En cuanto a la señalización con las flechas con la típica pintura amarilla (no en los mojones), se realiza como de costumbre, pero añadiéndole a la flecha una letra mayúscula en su punta, cuando es necesario, con la inicial de la dirección a seguir, según el camino que llevemos: "S" hacia Santiago, "M" hacia Muxia o "F" hacia Fisterra.


Siguiente etapa del Camino de Santiago de Fisterra-Muxía-Santiago: Etapa 04: Dumbría - Santa Mariña (As Maroñas) ...Ir ...

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta