Tiempo en movimiento  7 horas 2 minutos

Tempo  9 horas 12 minutos

Coordenadas 6095

Fecha de subida 1 de abril de 2018

Fecha de realización marzo 2018

-
-
476 m
146 m
0
8,8
18
35,28 km

Vista 310 veces, descargada 30 veces

preto de Logrosa, Galicia (España)

Muchas más información en www.andandovoy.com

Iniciamos la que será para nosotros, la etapa más larga del camino. Nos separan de Olveiroa 35 km, en los que recorreremos pistas de tierra, zonas boscosas, carreteras de asfalto, y en los que descubriremos diversos pueblos y aldeas cuya principal actividad económica es la agricultura y la ganadería.

Dejamos atrás el albergue y continuamos nuestra marcha por la Av. de Santiago hasta llegar a un cruce de caminos en el que varias señales nos indican que debemos tomar la Carretera DP-5601 o Carretera de San Mauro, en dirección al Pazo do Cotón construido en el S.XIV y de origen medieval.

Seguimos ascendiendo por la carretera DP-5602 y en apenas 1,5 km desde el inicio, nos topamos con la iglesia católica y restos de antiguas casas.

A partir de este momento, nos introducimos en bosque, de cuya paz disfrutaremos durante aproximadamente otro kilómetro y medio. Un tramo de un km de carretera nos conducirá hasta la pequeña aldea de Zas, que tras atravesar sus calles, nos volverá a introducir en senda boscosa.

Al igual que en la etapa anterior, la combinación de asfalto y pistas de montaña serán constantes.

Antes de realizar la parada para comer y cargarnos de energía, visitaremos, sin desviarnos del camino, las aldeas de Rapote, la cual dispone de fuente con agua apta para el consumo; A Pena; Vilaserio, que dispone de restaurante y albergue; O Cornado; As Maroñas, donde también podemos encontrar un bar-restaurante; y finalmente llegamos a Santa Mariña, donde visitamos la única iglesia románica de todo el camino. Aprovechamos la parada para comer en el Albergue – Bar Casa Pepa, que dispone de un menú delicioso a muy buen precio. Además, el trato de la familia fue muy cercano y atento.

Iniciamos la segunda parte de la jornada con un ascenso constante por asfalto que se culmina con 500 m de pronunciada cuesta por pista. El esfuerzo se ve recompensado por las maravillosas vistas que se divisan del Embalse da Fervenza. Se acabaron las cuestas en esta etapa y tan solo quedan 8 km de descenso, mayoritariamente por asfalto, hasta Olveiroa.

Encontraras más detalles de donde dormir y comer en:

http://andandovoy.com/2018/04/08/camino-a-finisterre/

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta