• Foto de Circular Izarraitz desde Ondarbaso (Zestoa)

Tempo  7 horas 14 minutos

Coordenadas 1363

Fecha de subida 29 de diciembre de 2009

Fecha de realización febrero 2009

-
-
1.020 m
268 m
0
4,5
9,1
18,15 km

Vista 4515 veces, descargada 164 veces

preto de Etorra, País Vasco (España)

En esta ocasión visitaremos una de las sierras más conocidas de Gipuzkoa (hablamos de Izarraitz) mediante un recorrido circular de 18km y 1.300 metros de ascenso acumulado. Una ruta un tanto exigente debido al incómodo terreno kárstico; pero muy agradecida por las vistas y lugares que visitaremos, como por ejemplo, el nevero de Azketakolepoa.

Nuestro punto de inicio se sitúa casi un kilómetro antes del caserío Ondarbaso en Zestoa; dejando el coche en un pequeño rellano junto a la entrada de una campa. Los primeros pasos nos llevarán por la pista hormigonada hasta el caserío Ondarbaso; tras cruzar éste, tomamos la senda que de frente bordea la loma de Neberaldia por su derecha. A esta loma le viene su nombre de un antiguo nevero que supuestamente hay en su cima, aunque en nuestro caso pasamos por ahí al regreso y no vimos nada...

La senda nos lleva enseguida a un cruce en el que seguimos de frente, adentrándonos en el bosque; y enseguida giramos a la derecha para tomar un sendero que nos sirve de atajo para llegar a otra senda más ancha. Tras medio kilómetro; nos encontramos con una nueva bifurcación que debemos tomar a mano izquierda, viendo como el desnivel del sendero se hace más pronunciado.

Pronto llegaremos a una charca en la que giramos hacia la derecha, y comenzaremos a ver carteles que nos indican el camino a seguir hacia Erlo y Xoxote. De repente un par de pinos y los restos de una chabola, nos abren paso a un caos de rocas por el que caminaremos guiados por marcas blancas y rojas de GR (SO). Siguiendo este precioso camino salpicado de musgo, llegaremos a las espaldas del Erlo, para ir girando a la izquierda buscando la orientación Este.

Un estrecho sendero nos guía entre las rocas, y pronto nos encaramamos al cresterío en busca de la inmensa antena de la cima de Eskorta (1.012m). Desde aquí hasta la cima del Erlo, no nos separan mucho más de 300 metros; en la cima, una cruz (1.026m.).

Desde Erlo, seguimos el cordal en orientación Suroeste y no tardamos mucho en coronar otra cima con una gran cruz. Según el buzón, sería Erlo, pero esta cota es más baja y según los mapas del IGN se trata de “Torre” (1.019m.).

De esta cima, vemos el camino a seguir; debemos bajar al collado que tenemos debajo para visitar el famoso nevero. Para ello vamos perdiendo altura siguiendo el cordal y en cuanto nos es posible, giramos a la izquierda para llegar al nevero de Azketakolepoa.

Tras sacar unas fotos, ascendemos la loma que tenemos al Sur y no tardamos mucho en coronar el San Inazio (909m.); con una chabola en la cima y la figura de San Inazio de Loiola en las cercanías. De aquí vemos el refugio de Xoxote y sobre él la cima homónima, hacia donde caminaremos siguiendo la cresta. En pocos minutos coronamos la cima: Xoxote (912m.)

Bajamos al collado anterior al Kakuta (o Kakueta) y emprendemos el ascenso al mismo bordeando el primer promontorio rocoso por su izquierda y encontrando después el sendero que nos lleva directos a la gran cruz de Kakueta (924m.)

Tras disfrutar de las expléndidas vistas desde el mirador, continuamos la marcha por el cresterío, un tanto incómodo por tratarse de un karst muy afilado. Terminaremos saliendo a un collado en el que descenderemos un poco a la izquierda para después tomar la rampa que lleva directamente a la cima de Putreaitzeko Gana (887m.). Arriba nos encontramos con un buzón que malamente llama a la cima Haizpeltz.

Continuando el cordal, pasaremos por la última prominencia que pasa casi desapercibida en esta línea; se trata de Aizpeltzeko Gana (890m.). Después, iniciamos el descenso por un sendero que nos adentrará en un bosque lleno de musgo, primero en dirección Oeste, después girando hacia el Norte, y terminaremos abandonando el sendero para alcanzar en dirección Noreste las cimas de Aitzondo (758m.) y Gaztelu (778m.); dos auténticas pirámides de lajas afiladas.

Para continuar con el descenso, tomamos el sendero situado entre las dos cimas; que en poco tiempo nos lleva hasta el aparcamiento de Zorrozpe. En este punto una fuente nos sirve para reponer el bidón; cruzamos la carretera y ascendemos la loma que tenemos de frente para en 5 minutos coronar la cima de Aittolako Gurutzea (645m.)

Regresamos hasta Zorrospe y tomamos el PR que lleva a Zestoa. Deberemos llegar al agroturismo Aitola-Zar y aquí invadiendo sus propiedades, las marcas blancas y amarillas nos llevan a través de un descampado hacia el fondo del valle.

Atravesamos el bosque paralelos al río y terminamos saliendo a un precioso claro; de aquí la pista nos llevará hasta el caserío Goltzibar. Tras cruzar el mismo, no tardamos mucho en encontrar marcas del PR que nos obligan a abandonar la pista y ascender ladera arriba. Pronto encontraremos una senda más cómoda que nos terminará llevando hasta la colina de Neberaldia; y de allí al coche, solo nos quedará desandar lo del inicio.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta