Tiempo en movimiento  unha hora 51 minutos

Tempo  2 horas 36 minutos

Coordenadas 1522

Fecha de subida 5 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
25 m
-1 m
0
2,2
4,4
8,74 km

Vista 678 veces, descargada 18 veces

preto de Pontevedra, Galicia (España)

Descripción de la ruta

La ruta por el sendero del río Lérez que hemos seguido empieza en el conocido como “Puente de los Tirantes”, característico de Pontevedra y situado al lado del Centro de Tecnificación Deportiva. Continuamos por el lado derecho del río, sin cruzarlo.
A lo largo del paseo encontramos, a 500 metros aproximadamente, uno de los motivos que caracteriza el nombre del lugar: un puente, algo similar al del inicio por los “tirantes”. Al lado del mismo podemos parar a rellenar nuestra botella de agua, ya que encontramos también la primera fuente de varias.

Continuando con la ruta, más adelante encontramos la única playa que hay dentro del pueblo, la cual acaba de ser rellenada con más arena (poco a poco va desapareciendo por las corrientes, además de que este invierno se ha caracterizado por alguna que otra riada). En esta playa podemos también disfrutar de una pequeña pausa, ya que tiene un merendero en la misma.
Caminando un poco más, atravesando la playa, encontramos el antiguo puente del ferrocarril de Pontevedra acompañado por el puente nuevo y seguido más adelante por el que une las dos partes del Lérez (Monteporreiro con el pueblo de Lérez).

Tras pasar por debajo del mismo seguimos el sendero y cogemos hasta tres intersecciones, las tres en la misma dirección: la izquierda. La climatología acompaña y esta parte de la ruta es muy fácil de seguir. En este punto nos adentramos ya en la flora que rodea el río Lérez.

Esta está caracterizada por la presencia de alisos y cañaverales, además de eucaliptos. A pocos metros de salir de las pasarelas de madera de la ruta, empezamos un camino de asfalto y, en el mismo, la segunda fuente de la ruta y un poco más adelante el antiguo balneario de Aguas del Lérez. Este balneario fue fundado por D. Casimiro Gómez, un emigrado gallego proveniente de Argentina, a principios del s.XX. La zona en ese momento llegó a ser un gran centro cultural y de referencia termal.

Si seguimos la ruta, tras pasar de largo el puente verde que se encuentra situado al lado del balneario, encontramos otro al lado de una central eléctrica, el cual tenemos que atravesar para poder convertir nuestra ruta en circular y regresar al punto de inicio. En esta parte del río la ruta comienza a ser más interesante y pedregosa. En nuestra opinión y, sobretodo, teniendo en cuenta la ruta que seguimos, se nos hace imposible realizarla en bicicleta en esta parte del río, ya que en algunos casos hemos tenido que ayudarnos de las manos para poder subir/bajar rocas.

Tras algunas subidas y bajadas, llegamos de nuevo al final de la parte más boscosa para volver a ver el puente antiguo del ferrocarril y disfrutar de lo que el paisaje nos ofrece. Llegar hasta aquí es bastante sencillo, tan solo hay que seguir el sendero en línea recta.
A partir de aquí nos adentramos en la Isla do Covo o la comúnmente conocida como “Illa das Esculturas”. A nuestra izquierda encontramos la primera, en el agua, aunque será la precedente de unas cuantas y de las que podremos disfrutar gracias a la ruta que hemos trazado.

Siguiendo en línea recta, por el camino situado más hacia la izquierda, encontramos la siguiente escultura, la cual es llamativa por las enredaderas e hiedras que la cubren.
La Isla do Covo es un enclave de gran valor natural y paisajístico, además de por las esculturas que ya hemos encontrado y encontraremos, por ser hábitat de varias especies de flora y fauna. Este sitio está dentro de la Red NATURA 2000 y en él podemos encontrar especies arbóreas como abedules, robles, alisos, fresnos, sauces o eucaliptos y, por otro lado, especies animales como el andarríos chico, ánade real, martín pescador, garza real, garceta común y cormorán negro.

Tras pasar la escultura mencionada anteriormente, al final del camino de tierra a la derecha encontramos una cafetería con un parque, ideal para hacer una pausa y tomar un refrigerio mientras los/as niños/as juegan y se divierten en la zona recreativa, aunque no es este nuestro objetivo. Seguimos más adelante y cruzamos uno de los varios puentes que hay dentro de la isla para atravesar esta a través de una pasarela de madera muy bonita. Si giramos cerradamente hacia la izquierda, encaminamos otra vía de tierra para observar dos esculturas más. Seguimos hasta el final de la isla y encaminamos ya el camino que nos llevará hacia el final, encontrándonos en él varias esculturas más y ya, de cara al final, la última fuente del recorrido.

Tras salir de la Isla do Covo, atravesamos el Puente de los Tirantes de nuevo y disfrutamos de la panorámica que nos ofrece este y el buen clima que nos acompaña, pudiendo observar las dos partes del río Lérez y las dos orillas. Al final del puente se encuentra nuestro punto de inicio y fin, terminando aquí la ruta.

Análisis interno

Ruta realizada caminando

Usuaria: María A. Rojo Telmo
Edad: 23 años
Sexo: mujer
Talla: 159 cm
Peso: 60 Kg
IMC: 23,73
Distancia total de la ruta: 8.42 Km
Duración: 01 h y 30 min
Kcal consumidas: 620 KCAL.
FC media: 125 ppm.
FC máx: 155 ppm.
Desnivel acumulado subiendo: 48 m
Desnivel acumulado bajando: 48 m
Escala de Borg: 4

Análisis MIDE

Horario: 02 h y 15 min
Desnivel de subida: 48 metros
Desnivel de bajada: 48 metros
Distancia horizontal: 8.7 Km
Tipo de recorrido: circular
Severidad del medio natural: 2
Orientación en el itinerario: 2
Dificultad en el desplazamiento: 2
Cantidad de esfuerzo necesario: 2

Otros datos de interés

Ruta apta para realizar en bicicleta.

Ruta realizada por: María A. Rojo Telmo y Marcos García Pascual



Descrición da ruta:

A ruta polo carreiro do río Lérez que seguimos empeza no coñecido como “Ponte dos Tirantes”, característico de Pontevedra e situado á beira do Centro de Tecnificación Deportiva. Continuamos polo lado dereito do río, sen cruzalo.

Ao longo do paseo atopamos, a 500 metros aproximadamente, un dos motivos que caracteriza o nome do lugar: unha ponte, algo similar ao do inicio polos “tirantes”. Á beira do mesmo podemos parar a encher a nosa botella de auga, xa que atopamos tamén a primeira fonte de varias.

Continuando coa ruta, máis adiante atopamos a única praia que hai dentro do pobo, a cal acaba de ser enchida con máis area (aos poucos vai desaparecendo polas correntes, ademais de que este inverno caracterizouse por algunha que outra riada). Nesta praia podemos tamén gozar dunha pequena pausa, xa que ten un merendero na mesma.

Camiñando un pouco máis, atravesando a praia, atopamos a antiga ponte do ferrocarril de Pontevedra acompañado pola ponte nova e seguido máis adiante polo que une as dúas partes do Lérez ( Monteporreiro co pobo de Lérez).
Tras pasar por baixo do mesmo seguimos o carreiro e collemos ata tres interseccións, as tres na mesma dirección: a esquerda. A climatoloxía acompaña e esta parte da ruta é moi fácil de seguir. Neste punto penetrámonos xa na flora que rodea o río Lérez.

Esta está caracterizada pola presenza de alisos e cañaverales, ademais de eucaliptos. A poucos metros de saír das pasarelas de madeira da ruta, empezamos un camiño de asfalto e, no mesmo, a segunda fonte da ruta e un pouco máis adiante o antigo balneario de Augas do Lérez. Este balneario foi fundado por D. Casimiro Gómez, un emigrado galego proveniente de Arxentina, a principios do s. XX. A zona nese momento chegou a ser un gran centro cultural e de referencia termal.

Se seguimos a ruta, tras pasar de longo a ponte verde que se atopa situado á beira do balneario, atopamos outro á beira dunha central eléctrica, o cal temos que atravesar para poder converter a nosa ruta en circular e regresar ao momento de inicio. Nesta parte do río a ruta comeza a ser máis interesante e pedregosa. Na nosa opinión e, sobretodo, tendo en conta a ruta que seguimos, fáisenos imposible realizala en bicicleta nesta parte do río, xa que nalgúns casos tivemos que axudarnos das mans para poder subir/baixar rocas.

Tras algunhas subidas e baixadas, chegamos de novo ao final da parte máis boscosa para volver ver a ponte antiga do ferrocarril e gozar do que a paisaxe nos ofrece. Chegar ata aquí é bastante sinxelo, tan só hai que seguir o carreiro en liña recta.

A partir de aquí penetrámonos na Illa do Covo ou a comunmente coñecida como “ Illa dás Esculturas”. Á nosa esquerda atopamos a primeira, na auga, aínda que será a precedente dunhas cantas e das que poderemos gozar grazas á ruta que trazamos.
Seguindo en liña recta, polo camiño situado máis cara á esquerda, atopamos a seguinte escultura, a cal é rechamante polas enredaderas e hiedras que a cobren.

A Illa do Covo é un enclave de gran valor natural e paisaxístico, ademais de polas esculturas que xa atopamos e atoparemos, por ser hábitat de varias especies de flora e fauna. Este sitio está dentro da Rede NATURA 2000 e nel podemos atopar especies arbóreas como bidueiros, carballos, alisos, fresnos, salgueiros ou eucaliptos e, doutra banda, especies animais como o andarríos mozo, ánade real, martín pescador, garza real, garceta común e corvo mariño negro.

Tras pasar a escultura mencionada anteriormente, ao final do camiño de terra á dereita atopamos unha cafetería cun parque, ideal para facer unha pausa e tomar un refrixerio mentres os/as nenos/as xogan e divírtense na zona recreativa, aínda que non é este noso obxectivo. Seguimos máis adiante e cruzamos un das varias pontes que hai dentro da illa para atravesar esta a través dunha pasarela de madeira moi bonita. Se viramos cerradamente cara á esquerda, encamiñamos outra vía de terra para observar dúas esculturas máis. Seguimos ata o final da illa e encamiñamos xa o camiño que nos levará cara ao final, atopándonos nel varias esculturas máis e xa, de fronte ao final, a última fonte do percorrido.

Tras saír da Illa do Covo, atravesamos a Ponte dos Tirantes de novo e gozamos da panorámica que nos ofrece este e o bo clima que nos acompaña, podendo observar as dúas partes do río Lérez e as dúas beiras. Ao final da ponte atópase o noso punto de inicio e fin, terminando aquí a ruta.

Análise interno

Ruta realizada camiñando

Usuaria: María A. Rojo Telmo
Idade: 23 anos
Sexo: muller
Talla: 159 cm
Peso: 60 Kg
IMC: 23,73
Distancia total da ruta: 8.42 Km
Duración: 01 h e 30 min
Kcal consumidas: 620 KCAL.
FC media: 125 ppm.
FC máx: 155 ppm.
Desnivel acumulado subindo: 48 m
Desnivel acumulado baixando: 48 m
Escala de Borg: 4

Análise MIDE

Horario: 02 h e 15 min
Desnivel de subida: 48 metros
Desnivel de baixada: 48 metros
Distancia horizontal: 8.7 Km
Tipo de recorrido: circular
Severidade do medio natural: 2
Orientación no itinerario: 2
Dificultade no desprazamento: 2
Cantidade de esforzo necesario: 2

Outros datos de interese:

Ruta apta para realizar na bicicleta.

Ruta realizada por: María A. Rojo Telmo e Marcos García Pascual
Puente de los Tirantes

Ponte dos Tirantes

Puente del río Lérez que atraviesa el río desde sus dos panorámicas

Ponte do río Lérez que atravesa o río con vista desde as súas dúas panorámicas

Rellena aquí tu primera botella de agua

Enche aquí a tua primeira botella de auga

Playa fluvial del río Lérez habilitada para el baño.

Praia fluvial do río Lérez habilitada para o baño.

Puente antiguo del ferrocarril, actualmente en desuso.

Ponte antiga do ferrocarril, actualmente en desuso.

Girar a la izquierda, por la pasarela de madera.

Xirar á esquerda, pola pasarela de madeira.

Después de la pasarela, gira a la izquierda

Despois da pasarela, xira á esquerda

Continúa por la izquierda

Continúa pola esquerda

Nuevo punto para rellenar la botella de agua.

Novo punto para encher a botella de auga.

Balneario abandonado de aguas termales, a la orilla del Lérez.

Balneario abandoado de augas termais, na beira do Lérez.

Aquí atraviesa el puente, a la izquierda.

Aquí atravesa a ponte, á esquerda.

En esta zona se pueden observar los dos puentes de ferrocarril y, a veces, gente haciendo deporte en el agua.

Nesta zona pódense observar as dúas pontes do ferrocarril e, as veces, xente facendo deporte na auga.

Escultura situada en el agua, hecha por Francisco Leiro.

Escultura na auga, feita por Francisco Leiro.

Escultura que se funde con el paisaje vegetal y busca la reflexión del que la observa.

Escultura que se funde coa paisaxe vexetal e busca a reflexión do que a observa.

Zona para mayores y niños/as.

Zona para maiores e nenos/as.

Pasarela que atraviesa la “Isla de las Esculturas”.

Pasarela que atravesa a “Illa das Esculturas”.

Al final de la pasarela, giro a la izquierda.

Ao final da pasarela, xiro á esquerda.

Escultura con forma de laberinto a la que se puede acceder de manera libre.

Escultura con forma de labirinto á que se pode acceder de maneira libre.

Después del laberinto, giramos a la izquierda en dirección al puente de madera.

Despois do labirinto, xiramos á esquerda en dirección á ponte de madeira.

Escultura en piedra en medio de la ruta, en la “Isla de las Esculturas”.

Escultura en pedra no medio da ruta, na “Illa das Esculturas”

Hecha por Dan Graham.

Feita por Dan Graham.

“Os 36 xustos”, hecha por Fernando Casás.

“Os 36 xustos”, feita por Fernando Casás.

Bancos que siguen el sendero de la “Isla de las Esculturas” Bancos que seguen o sendeiro da “Illa das Esculturas”
Escultura en forma de pilar, al lado de una fuente.

Escultura en forma dun pilar, ao carón dunha fonte.

Última fuente de la ruta, para hidratarse antes de acabar.

Última fonte da ruta, para hidratarse antes de rematar.

Vistas desde el Puente de los Tirantes

Vistas dende a Ponte dos Tirantes

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta