Tiempo en movimiento  4 horas 11 minutos

Tempo  6 horas 7 minutos

Coordenadas 2211

Fecha de subida 21 de marzo de 2021

Fecha de realización marzo 2021

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.615 m
947 m
0
4,1
8,2
16,33 km

Vista 136 veces, descargada 10 veces

preto de Soto del Real, Madrid (España)

La Pedriza: cancho del Berrueco - collado de la Dehesilla - Las Cuatro Damas y La Cara - lagunilla del Yelmo - Gran Cañada - La Raja - cancho del Berrueco.

Ruta por La Pedriza anterior para recorrer varios parajes emblemáticos de ese hermoso barullo montañoso que es el laberinto pedricero. Un pateo de 16,3 kilómetros que acumula 750 metros de desnivel. Se sale desde las zonas para el estacionamiento de vehículos que hay junto al cancho del Berrueco, roca peculiar en forma de muela (así se le dice también) que danza en difícil equilibrio sobre una laja, hoy en el interior de una finca acotada. Con un par de paradas para almuerzos rápidos, más las pausas fotográficas, se emplearon 6.10 horas a ritmo sosegado.

Inicialmente por pista y luego por sendero, el primer punto a alcanzar es el collado de la Dehesilla (1.40 h de marcha). Este paso es una explanada maravillosa encajonada entre La Pedriza anterior (al sur) y la posterior (al norte): hace de divisoria entre ambas. Ideal para un primer descanso, ofrece grandes vistas en sus extremos: no dejen de asomarse a su vertiente oeste, por donde descolla la alpina Maliciosa, escoltada su espalda por el Alto de las Guarramillas.

Desde el portachuelo, se gira a izquierda rumbo sur para coger el PR-M 1, que asciende durante 25 minutos hasta los peñascos conocidos como Las Cuatro Damas y La Cara (2.17 h): no hace falta explicar el motivo semántico. Este tramo de subida, aunque mucho más breve, es más montañoso y aéreo que el primero entre el canto del Berrueco y el collado de la Dehesilla. Está muy bien señalizado con marcas blancas y amarillas. En algunas ocasiones hay que ayudarse de las manos, pero sin grandes dificultades, salvo un paso por rocas planas que requiere un poco más de atención (mucha precaución en caso de estar mojadas).

LAS CUATRO DAMAS
Las Cuatro Damas se contonean en corro en la nuca de La Cara. Todas esas formas de carne hecha piedra se asientan en una planicie tan exuberante de peñascos que parece irreal. Algunos se erigen como almenas desde las que asomarse al vacío. A partir de esta macedonia de roquedos gigantes, tan nutritiva para la evocación, se suaviza el camino, que discurre ya en relativo llaneo hasta El Yelmo. Se disfruta de panorámicas al embalse de Santillana y se pasa por otras formaciones rocosas de fisonomía original como El Acebo (bandera 15 del mapa) o, tras abandonar a nuestra izquierda el PR-M 1, El Puente (bandera 16), antes de pisar la pradera de la base del Yelmo (2.52 h), una de las cimas más icónicas no solo de La Pedriza, sino de la sierra de Guadarrama.

En lugar de iniciar el descenso directo a la Gran Cañada o cordel de La Pedriza por el mismo PR-M 1, con el que nos reencontramos, nos desviamos a derecha, ladeando la base del Yelmo, que vamos dejando a nuestra derecha, para visitar la lagunilla del Yelmo (3.11 h). Si no se conoce el camino o no se sigue una ruta descargada, no es fácil dar con ella.

LAGUNILLA DEL YELMO
Recostada entre dos peñascos que la acunan, la lagunilla es otra esquina de La Pedriza donde la naturaleza se recrea secretamente. No tendrá la charca más de 20 metros de largo por 10 de ancho. Y pocos palmos de profundidad. Pero aprovecha bien su discreción para ofrecer quietud y belleza. Qué sorpresa encontrarse con esta esmeralda acuática, agazapada en mitad de una orografía tan brava. Y qué solitaria suele estar, en contraste con el trasiego de los herbazales del Yelmo. Eso sí, mediten cuándo subir para no llevarse un chasco, pues con el estío la bañera se evapora, al ser de escasa hondura. Y no revive hasta las lluvias del otoño.

Precedida por una pequeña pradera, el extremo opuesto abre brecha entre los dos riscos que la encañonan. Desde el boquete, el caminante disfruta de un ventanal alpino en la lejanía: sobre el inmenso verdinal del prado de las Zorras se alzan los paredones de la sierra de los Porrones, La Maliciosa, Alto de las Guarramillas y Cabezas de Hierro. O sea, que tras la lámina de agua aguarda otra sorpresa en forma de balcón. Recuerden sacar la cabeza por él.

Para volver al sendero principal (PR- M 1), el que abandonamos pasada la pradera del Yelmo, se puede retornar por el mismo camino que traíamos o empalmar con él un poco más adelante, siguiendo otro sendero que hace de enlace y surge a derecha en la pradera de la lagunilla (bandera 22 del mapa). Son solo cinco minutos por este acorte, y habremos ahorrado algo de distancia.

LA GRAN CAÑADA
Reconectados con el PR (bandera 23 y de nuevo marcas blancas y amarillas), comienza el descenso a la Gran Cañada. Cuando alcanzamos el cordel (4.00 h), que segmenta horizontalmente La Pedriza, lo recorremos completamente hasta su extremo oriental: unos 2,3 kilómetros y 35 minutos de pateo, siguiendo ahora las marcas rojiblancas del GR-10, que ya no abandonaremos hasta el final de la ruta. En fines de semana con buen tiempo, la gente sube hasta esta vaguada desde Manzanares El Real para desplegar manteles y viandas.

La Gran Cañada finaliza en una especie de collado (4.36 h), que nos asoma vertiginosamente a las dehesas orientales de Manzanares y de Soto del Real y al embalse de Santillana. Toca el descenso más abrupto de la jornada, que podremos dar por finiquitado 40 minutos después, cuando se vadea el arroyo del Recuenco (5.18 h).

LA RAJA
Desde el riachuelo, toca dejarse llevar, primero negociando una ligera cuesta, hasta el arroyo de Santillana. Justo antes de cruzar sus aguas, se abre a izquierda un sendero que pica para arriba y conduce, en un ida y vuelta, y en menos de cinco minutos, a La Raja, angosta grieta de inmensos paredones, antigua cantera por la que se puede caminar, aunque unos carteles advierten de la prohibición de ingresar a su interior. Cuerdas de escalada se descuelgan verticalmente por sus muros.

Vista la lúgubre hendidura, se retorna por el mismo sendero al GR-10, se vadea el arroyo de Santillana y se llega al aparcamiento del cancho del Berrueco, que con su esbelta silueta gobierna la escena final de esta entretenida caminata que nos pasea por algunos lugares emblemáticos de La Pedriza.
Parquing

1. Cancho del Berrueco

Porta

2. Puerta

Intersección

3. Recto (28 min)

Waypoint

4. Cantera

Waypoint

5. Fin de pista: inicio sendero (42 min)

Intersección

6. Arroyo de Coberteros: cruzarlo y derecha

Panoramica

7. Vistas

Waypoint

8. Vivac (1.25 h)

Porto de montaña

9. Collado de la Dehesilla (1.40 h)

Waypoint

10. Senda Maeso (PR-M 1)

Panoramica

11. Panorámica

Vistas
Panoramica

12. Panorámica

Waypoint

13. Las Cuatro Damas y La Cara (2.17 h)

Panoramica

14. Más vistas

Waypoint

15. El Acebo

Waypoint

16. El Puente (a nuestra derecha)

Porto de montaña

17. Pradera del Yelmo (2.52 h)

Intersección

18. Derecha: desvío a lagunilla del Yelmo

Intersección

19. Izquierda

Lago

20. Lagunilla del Yelmo (3.11 h)

Panoramica

21. Vista a La Maliciosa

Desde la orilla contraria de la lagunilla: imponente panorámica.
Intersección

22. Atajo al GR-10

Intersección

23. GR-10 y descenso a la Gran Cañada

Fuente

24. Fuente

Intersección

25. La Gran Cañada: izquierda (4.00 h)

Waypoint

26. Murete abierto

Intersección

27. Recto: cruce de sendas (seguimos por el GR-10)

Intersección

28. Collado (4.36 h) y descenso

Panoramica

29. Roca mirador (5.06 h)

Río

30. Arroyo del Recuenco (5.18 h)

Intersección

31. Desvío a La Raja a izquierda; recto, arroyo de Santillana

Waypoint

32. Acceso a La Raja (5.48 h)

1 comentario

  • Oscar Bes 20-may-2021

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Genial!!!!

Si quieres, puedes o esta ruta