Tempo  4 horas 2 minutos

Coordenadas 1683

Fecha de subida 14 de octubre de 2017

Fecha de realización octubre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
252 m
88 m
0
3,5
6,9
13,83 km

Vista 904 veces, descargada 42 veces

preto de Leiro Grande, Galicia (España)

El amigo ourensán y compañero de marchas Ángel Pereira Moya (de acuerdo con su mujer Carmen y los buenos amigos e inseparables compañeros de rutas, Paquita y Pepe Caballo) propuso al club Peña Trevinca Barco esta preciosa ruta por la comarca vitícola del Ribeiro, partiendo de Leiro y recorriendo parte de los ríos Avia y Arenteiro.

Ruta realizada el día 14/10/17, en la que participamos diez senderistas. En las primeras horas de la mañana el cielo estuvo nublado pero a mediodía apareció un tímido sol y tuvimos una temperatura ambiente agradable.

Resumen de la ruta:

• Llegamos a Leiro y aparcamos los coches en la carretera OU-209 enfrente del Café - Bar Foro 2, en su esquina hay un panel alto de una ruta con el título “Leiro: Auga, Pedra e Viño”, donde comenzamos la ruta.

• En el panel giramos a la izquierda y descendimos la calle Camiño do Mexieiro, luego cruzamos la pasarela peatonal sobre el río Avia para caminar por el ÁREA DO PASEO FLUVIAL NO RIO AVIA.

• Seguimos el camino por la ribera del río Avia, pasando al lado de un puente de cinco arcos y luego por la Central Eléctrica de Cabanelas.

• Nos separamos de la vera del río Avia para adentrarnos por parajes de bosque de vegetación autóctona, caminando por caminos y senderos, y descendimos para retornar al río Avia y llegar a los restos del puente medieval Ponte da Cruz.

• A pocos metros de Ponte da Cruz encontramos la confluencia del río Arenteiro que vierte sus aguas al Avia, adquiriendo este último un mayor caudal al paso por el puente.

• Después dejamos el río Avia para seguir el Arenteiro. Pasamos junto al Muíño do Arenteiro (en ruinas). En el transcurso de la ruta vimos algún molino más como el Muíño de Carauquela.

• Seguimos la orilla del río y llegamos al Ponte de Pazos de Arenteiro, lo cruzamos y nos dirigimos en dirección al Pozo dos Fumes.

• Caminamos por sendero y pasarelas de madera pegados al río Arenteiro, entre arbolado de roble y vegetación autóctona, hasta situarnos en el mirador del Pozo dos Fumes, donde vimos una bonita y pequeña cascada que vierte sus aguas al citado Pozo.

• Unos metros más adelante existe un mirador natural desde el que pudimos observar un mayor desnivel del río, donde sus aguas se deslizaban rápidamente formando hoyos en las rocas.

• Retrocedimos al Ponte de Pazos de Arenteiro. En esa ocasión no lo cruzamos sino que seguimos recto por un camino empedrado con muro de piedras de granito y arboleda para llegar al pueblo de Pazos de Arenteiro. El pueblo, haciendo honor a su nombre, cuenta con varios pazos así como con una iglesia románica, Iglesia de San Salvador.

• Cruzamos el pueblo y un puente sobre el Avia para ascender por unas escaleras de piedra de granito. Abandonamos definitivamente el pueblo y el río, adentrándonos en un bosque de frondosa vegetación. Pasamos por las ruinas de un poblado abandonado.

• Pasamos una fuente y una casa solitaria en medio del bosque para llegar al barrio de O Atrio. Luego desembocamos en el pueblo de Lebosende con sus viñedos.

• Finalmente, llegamos a Leiro. Pasamos por varias calles hasta llegar al inicio de la ruta y la dimos por finalizada.


Leiro

Leiro es un municipio español perteneciente a la provincia de Orense y la comarca del Ribeiro, en la comunidad autónoma de Galicia. Se ubica en la ribera del río Avia.

En cuanto a su geografía, la Comarca del Ribeiro se encuentra entre las sierras del Faro y Suido, donde confluyen los valles del Miño, Avia, Arnoia y Barbantiño. Se define entre una serie de valles y superficies que contrastan con las altas tierras circundantes de alrededor de 312 km2, de los cuales dedica 3000 hectáreas al viñedo.

Rodeado de relieves montañosos y resguardado de la influencia oceánica, el cultivo de la vid es la característica dominante del paisaje, ocupando casi la totalidad de las laderas y hondonadas en los terrenos de Ribadavia, Castrelo de Miño, Cenlle, Beade, Leiro y Carballeda, así como las pendientes mejor orientadas y soleadas de los municipios limítrofes. Tierra regada por una densa red fluvial, con un microclima seco y cálido, pero con humedad durante el período invernal (Fuente: Wikipedia, octubre 2017).

Descripción de la ruta

Una vez llegados a Leiro por la carretera OU-209, aparcamos los coches en la orilla de la misma, enfrente del Café - Bar Foro 2, (inicio de la ruta) al que entramos antes de comenzar la ruta para tomar café o zumo para coger fuerzas y poder realizar esta estupenda ruta. Agradecemos a Ángel su amable invitación, tanto al comienzo como al final de la ruta.


Leiro – aparcamiento e inicio de la ruta (Café – Bar Foro 2). 2 fotos.


El primer edificio de la parte superior izquierda es el Café – Bar Foro 2

Salimos del bar y nos preparamos para comenzar en su misma esquina, al lado de un panel grande y alto de una ruta con el título “Leiro: Auga, Pedra e Viño” (Leiro: Agua, Piedra y Vino), donde giramos a la izquierda y seguimos la calle Camiño do Mexieiro (Camino de Mexieiro) en descenso y llegamos a la larga pasarela peatonal metálica sobre el ancho río Avia. La cruzamos y caminamos por el ÁREA DO PASEO FLUVIAL NO RÍO AVIA (Área del Paseo Fluvial en el río Avia), que es una zona amplia con arboleda, bancos de piedra de granito, contenedores y papeleras.


Cruzando la pasarela peatonal sobre el río Avia

El camino transcurre pegado al río, al principio es de lajas planas y, antes de llegar a un puente robusto de cinco arcos, pasa a ser de tierra. Siguiendo el camino, pasamos por delante del puente y luego junto a una pasarela peatonal de cemento, pudiendo observar a la derecha fincas particulares y a la izquierda el susodicho río.


Puente de piedra de cantería de Leiro

Pronto caminamos por un sendero en el que tuvimos que sortear varios árboles caídos. Más adelante vimos clavados en los árboles unos folios con una flecha verde dentro de plásticos (de una posible competición) que seguimos durante un tramo y que perdimos al ir ascendiendo suavemente para separarnos del río y salir a la carretera entre Carballino y Ribadavia. Caminamos por dicha carretera unos metros para luego girar a la izquierda y tomar una carretera secundaria (O Carballino – Cabanelas) por la que caminamos durante 1,2 km sin cruzarnos con ningún coche hasta llegar a la Central Eléctrica de Cabanelas. Al final de sus instalaciones tomamos un camino a la derecha con un letrero que advierte: “¡Atención! Salto hidráulico, variaciones de caudal y cota”.


Pasando por delante de la Central eléctrica de Cabanelas

Volvimos a caminar por la orilla del río Avia durante unos 500 metros para, a continuación, ir separándonos y adentrándonos en un bosque de vegetación autóctona por un camino en suave ascenso y algún repecho algo más fuerte pero sin grandes esfuerzos físicos. Esta zona de arboleda de roble y arbustos de mimosas que se inclinan hacia el camino formando un semiarco siendo muy agradable. Además, encontramos postes de la ruta del “Auga, Pedra e Viño” representada con la marca SL (Senderos Locales) de color blanco y verde y el dibujo de una original copa de vino. Después pasamos al lado de unos bancales, los cuales es posible que fueran viñedos hace muchos años.


Caminando por bosque de vegetación autóctona

Llegamos a una bifurcación de caminos y nos desviamos a la izquierda tomando otro camino más estrecho y menos transitado, donde vimos más bancales. Después el camino se convirtió en un sendero estrecho escoltado de vegetación donde nuevamente encontramos árboles caídos que pasamos por debajo. Tras caminar un tiempo en descenso llegamos a los restos del puente medieval Ponte da Cruz (Puente de la Cruz). Al comienzo cuenta con unos pilares de poca altura que están unidos por tarimas de madera en forma de arco y que dan acceso al único arco principal del puente que todavía se mantiene en pie y al que le faltan las protecciones laterales. Bajo este único arco discurren las aguas del río Avia y de su afluente, el río Arenteiro, ya que pocos metros más arriba tenemos la confluencia de ambos. Algunos compañeros subieron al puente. Eran las 10:53 horas; había transcurrido un tiempo total de 01:23 horas; distancia recorrida 5.73 km y una media total de 4.1 km/h.


Ponte da Cruz, época medieval (Puente de la Cruz). 2 fotos.



Reanudamos la marcha y, a pocos metros, encontramos la confluencia del río Arenteiro que entrega sus aguas al Avia, lugar donde giramos a la derecha para seguir el río Arenteiro por un camino-sendero. En la orilla del mismo vimos un poste de dirección que anunciaba el Muíño do Campo, situado al otro lado del río. No lo veíamos desde nuestra posición por lo que no cruzamos el río (a nuestra izquierda) para ir a verlo. A nuestra derecha había una pared de piedras cubierta de musgo.

Caminamos durante unos metros por suelo empedrado y pasamos al lado de una cabaña en ruinas. Luego vimos dos pequeños hitos sobre unas rocas en el medio del río que seguramente sean para cruzar el río y continuar por la otra orilla, cosa que omitimos. También encontramos otra señal de la ruta del “Auga, Pedra e Viño”, con la que coincidimos durante un tramo. Llegados a un punto, llamó nuestra atención una gran roca en el lecho del río que tenía esculpida una cara humana y un pez. Seguidamente llegamos al Muíño do Arenteiro (Molino del Arenteiro), también en ruinas. Había un letrero verde con letras blancas en su base. En el interior hay diferentes ruedas de piedra de granito para moler el grano.


La cara humana y el pez


Muiño do Arenteiro en ruina

Pocos después llegamos al puente Pazos de Arenteiro, de dos arcos, construido con piedras de granito al igual que sus bajas protecciones laterales. En su inicio hay un poste con dos flechas de dirección PR-G (Pequeño Recorrido – Galicia), señalando a “Cabanelas 1,1 km” y a “O Carballino 10,8 km”. Lo cruzamos y en el otro extremo también hay: un poste de situación con el nombre del puente, otro de dirección “Ruta de Senderismo - Pozo dos Fumes” (Pozo de los Humos), a la izquierda uno de orientación pequeño de la ruta del “Auga, Pedra e Viño” y a la derecha una señal de peligro advirtiendo del desprendimiento de piedras.


Cruzando el puente Pazos de Arenteiro

Giramos a la derecha siguiendo el letrero “Ruta de Senderismo - Pozo dos Fumes” por un precioso sendero a la vera del río Arenteiro. Caminamos entre bosque de roble y otras especies que alterna sendero de tierra con tramos largos de pasarela de tablas con zonas de barandillas de protección. Más adelante, hay unas escaleras de madera para subir al mirador Pozo dos Fumes. Subimos. Estaba protegido por una barandilla metálica pintada de color verde y sujeta a ella hay una tabla con el nombre del mirador. Pudimos ver una pequeña y bonita cascada (mermada por el bajo caudal de agua ya que no ha llovido desde hace mucho tiempo) cuya agua se deslizaba a través de las rocas para caer trepidante al Pozo dos Fumes de aguas negras (debido a la sombra de la arboleda y a la profundidad del pozo) aunque limpias. En este bello lugar hicimos la foto del grupo. Eran las 11:17 horas; habíamos recorrido una distancia de 6.88 km en un tiempo total de 01:47 horas y con un ritmo medio de 3.8 km/h.


En el mirador Pozo dos Fumes (3 fotos)


Cascada del Pozo dos Fumes


Pozo dos Fumes

Descendimos del mirador y anduvimos unos pocos metros más para situarnos en otro mirador natural desde donde pudimos observar un mayor desnivel del río y sus aguas deslizándose rápidamente y formando hoyos en las rocas. Este mirador fue el punto más alejado de la ruta. Nueva foto del grupo.


En un mirador natural del río Arenteiro

Retrocedimos sobre nuestros pasos hasta el puente Pazos de Arenteiro (waypoint ENLACE – POZO DOS FUMES – DESVÍO DERECHA – A LA VUELTA SEGUIR RECTO) pero seguimos recto sin cruzarlo. Al pasar los postes de direcciones existentes hay una roca con una escultura de una mujer campesina sentada y encima de su cabeza hay más figuras esculpidas.

Proseguimos la marcha por un camino empedrado flanqueado, a la derecha, por un robusto muro alto de piedra de granito. Nos fuimos alejando del río para, en poco espacio de tiempo y distancia, entrar en el pueblo Pazos de Arenteiro, en el que seguimos las marcas PR y llegamos a la iglesia románica de San Salvador. Dicha iglesia parece estar bastante bien conservada en el exterior. Adosado a ella está el Pazo da Encomenda (Pazo de la Encomienda) con una placa, puerta de color rojo y una fuente.


Iglesia románica de San Salvador de Pazos de Arenteiro

Seguimos por las calles del pueblo encontrando casas importantes como la Casa de Penedo. También había otras casas decoradas, por ejemplo, una fachada en muy mal estado cuyo propietario se las ingenió para cubrir con un lienzo pintado con una ventana, cortina y flores que parecen reales y que queda genial. Otra vivienda tenía toda la escalera y otros rincones llenos de macetas con bonitas plantas y flores, resultando agradable a la vista. Del balcón de un edificio con la bandera española también colgaban unas preciosas flores.


Lienzo pintado con ventana, cortina y flores

Al final del pueblo vimos otro molino: Muíño de Carauquela, en ruinas, donde existe un puente sobre el río Avia. Lo cruzamos y encontramos unos nuevos postes de dirección que nos invitaban a subir unas escaleras de granito para abandonar definitivamente el pueblo y el río Avia.


Muiño de Carauquela

Ascendimos por una especie de pasillo con paredes de piedra cubiertas de musgo verde (sensación relajante) y con marcas PR que seguimos. Nos fuimos adentrando en un bosque. Comenzamos a subir un repecho, encontramos un gran hito de una sola piedra vertical con una flecha amarilla y, al final del mismo, nos situamos en un punto alto donde hay otro hito y marcas PR. En ese lugar decidimos parar para tomar unos alimentos. Eran las 12:16 horas; habíamos recorrido una distancia de 9.43 km; en un tiempo total de 02:46 horas y un ritmo medio de 3.4 km/h.


Tomando alimentos en un punto alto

Terminado el tentempié reanudamos la marcha. Vimos otro hito en el camino que nos condujo a través de un pasillo estrecho para pasar por un poblado abandonado de casas de piedra de granito cubiertas de musgo y en ruina. Al final del mismo seguimos caminando por un bosque. En un roble al borde del camino había colgadas unas plumas de ave y dos tarros transparentes con mensajes (que no abrimos) imitando a los buzones de cumbres.


El poblado abandonado en ruinas


Tarros con los mensajes

Más adelante hay un poste con dos señales de dirección del “PR-G 79 Pazos de Arenteiro 1,4 km” y otro a “Lebosende 2,4 km”, que era nuestro siguiente destino. Debajo del poste había una especie de capilla triangular de plástico negro con una rama con una flor rodeada por una cuerda y debajo un cartucho de caza y una hoz entre unos palos que emergen de un montón de piedras. Estaba claro, era una zona un tanto misteriosa y peculiar.

Continuamos el camino y pronto encontramos delante de nosotros una fuente muy singular formada con un tubo de PVC largo conectado a un arroyo. El otro extremo del tubo vierte el agua a un cubo. Por encima de él hay un grueso palo horizontal (sujeto a un árbol y a una horquilla) en el que había clavado un cuchillo y una bolsa de plástico con algo dentro. Al mismo tiempo, el palo soportaba al lado un asiento de granito a modo de columpio. Apoyados en un árbol había una azada y una pala.


La fuente singular

A poca distancia y en pleno bosque, pasamos delante de una solitaria casa de una sola planta construida con bloques. Después vimos una pequeña silla de color verde con un tiesto que estaba colocada sobre un tocón de árbol. Más adelante encontramos el tronco de un castaño centenario sin corteza; en él hay una macabra careta blanca y unas estrellas del mismo color. El lugar nos dio una sensación de mezcla entre curiosidad y misterio.


La solitaria casa del bosque (2 fotos)


Castaño centenario con la macabra careta

Proseguimos por el camino del bosque con marcas PR y llegamos a dos bifurcaciones del camino. Tomamos el ramal de la izquierda en ambas. Luego pasamos por una zona de grandes viñedos y seguidamente entramos en el barrio O Atrio, perteneciente a Lebosende. Poco después salimos a una carretera para situarnos en el mismo centro de Lebosende, donde hay un panel del “Sendero del río Avia – Leiro” y un poste de dirección. Giramos a la izquierda y algo más adelante a la derecha tomando un camino con postes de dirección a “Leiro 1,5 km” y otro en dirección contraria al “Parque Forestal de Pena Corneira 7,2 km”, así como también un poste de la ruta “Auga, Pedra e Viño”.


Vista general de Lebosende

Por supuesto, seguimos en dirección a Leiro por un camino con vistas a los viñedos y pasamos por calles como Rúa Real y Rúa Leiro Pequeno (con suelo empedrado). Finalmente, entramos en Leiro, pasamos por delante de la oficina de Correos en la Rúa Prado, continuamos por la Rúa Emilio Hermida y llegamos a la Plaza Cruceiro. Allí, el grupo se detuvo a tomar unas consumiciones en la terraza del Café Foro y yo hice algunas fotografías. Mientras el resto de compañeros quedaba en la terraza del bar, continué la marcha porque no quería demorar más el tiempo del track y lo finalicé al llegar al punto donde habíamos iniciado la ruta, que estaba muy cerca. Una vez guardado el track y hechas las correspondientes fotos regrese al Café Foro, donde los compañeros me esperaban para brindar por esta estupenda ruta de senderismo. Después de un rato de charla, reanudamos la marcha para llegar todos juntos al inicio de la ruta en el Café – Bar Foro 2, dándola por finalizada.


Calle de Leiro (5 fotos)


Brindando en Café – Bar Foro


Plaza Cruceiro


Pasando delante del Café - Bar Foro 2


Punto de inicio y final de la ruta

Nos cambiamos de ropa y calzado y nos desplazamos a la Villa Termal de Laias (hotel - balneario de Laias), donde teníamos reservada una mesa para comer (gestión realizada por Ángel). Después de la comida tomamos café en la terraza y comentamos la ruta y otras cuestiones cotidianas. Finalmente, nos despedimos y regresamos a nuestros respectivos domicilios.

Estupenda ruta que todo aquel que se precie de ser un buen senderista no debe perderse y caminar por este ¡¡Buen camino!!

¡¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo 2018!!

Saludos cordiales.

Datos del GPS:

Título: LEIRO – PONTE DA CRUZ – POZO DOS FUMES – PAZOS DE ARENTEIRO – LEBOSENDE - LEIRO 14/10/17

Nombre del inicio: Leiro, carretera OU-209 al lado del “Café - Bar Foro 2”

Comentarios del Track:
Idioma
Español
Dificultad
Fácil
Actividad
Senderismo
Valoración
Preciosa
Ciclable
Si (para BTT)
Circular

Terreno
Carretera local, caminos y senderos

Fecha y Hora
Día
14-10-2017
Hora de salida
09:29:41
Hora de llegada:
13:33:37

Duración
04:03:56
Tiempo parado
01:18:07
Tiempo en movimiento
02:44:49

Distancias
Distancia con alturas
13.83 km (real 14.00 km)

Alturas
Track con altituds (3D):

Altitud Máxima
252 m
Altitud Mínima:
88 m
Altitud de la salida:
94 m
Altitud de la llegada:
97 m
Ganancia desde la salida
157 m
Desnivel salida-llegada
3 m
Desnivel máximo
163 m
Ascen.acum.
326 m
Desc.acum.
336 m
Max. Velocidad Vertical
29 m/min
Min. Velocidad Vertical:
-29 m/min
Max Pendiente
17.9 %
Min Pendiente
-21.2 %

Velocidades
Velocidad media
3.5 km/h
V.media mov.
5.1 km/h
MOLINO

3 comentarios

  • Foto de Caminhantes

    Caminhantes 26-dic-2017

    Mais um ano usufruindo e partilhando trilhas na natureza, obrigado!
    Boas festas e um 2018 cheio de bons momentos na montanha!
    Saudação!
    --------

    Más un año disfrutando y compartiendo senderos en la naturaleza, gracias!
    Buenas fiestas y un 2018 lleno de buenos momentos en la montaña!
    Un Saludo!

  • Foto de mazaira

    mazaira 27-dic-2017

    Hola Caminhantes: Eso esperamos y que dure muchos años para disfrutar todos de la montaña en su pura esencia.

    Igualmente te deseamos que sigas disfrutando de la montaña en plena naturaleza al mismo tiempo que te felicitamos y deseamos un próspero y ¡¡Feliz Año Nuevo 2018!!

    Saludos cordiales


  • dialpu 24-ene-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle

    Perfectamente descrita y grabada

Si quieres, puedes o esta ruta