Tempo  10 horas 28 minutos

Coordenadas 2530

Fecha de subida 30 de abril de 2016

Fecha de realización abril 2016

-
-
486 m
242 m
0
11
22
43,62 km

Vista 2413 veces, descargada 74 veces

preto de O Barco de Valdeorras, Galicia (España)

Nuestra anterior etapa la terminamos (en compañía de Miguel de la Cal, su esposa Marisol, Dina, Ana, este servidor y la perrita Mora de Ana) en la pasarela peatonal del Paseo del Malecón de O Barco de Valdeorras, en aquella ocasión la titulé: “LAS MÉDULAS - O BARCO DE VALDEORRAS (CAMINO DE SANTIAGO DE INVIERNO - Etapa II) 30/01/16”. Ver enlace en letras azules después de los datos del GPS.

También puede interesaros la ruta titulada: "PONFERRADA - LAS MÉDULAS (CAMINO DE SANTIAGO DE INVIERNO - Etapa I) 24/01/16".

Al pie de la misma pasarela del Paseo del Malecón (zona ajardinada de recreo y baño con pistas deportivas) comenzamos hoy, día 30/04/16, muy temprano (teníamos que coger el tren de regreso en San Clodio), Dina, mi mujer, y quien os comenta, esta larga ruta –por lo que la califico de difícil– con un día espléndido de sol y calor.

Esta tercera etapa, al ser tan larga, conlleva necesariamente un comentario más extenso de lo habitual para poder describir con bastante detalle la ruta, por parecerme necesario el dar a conocer los lugares y pueblos por los que pasamos como también las iglesias, capillas o ermitas, albergues, ríos, fuentes, molinos, castillo, lugares y puntos de interés así como varios desvíos “confusos”(dos opciones) a tener en cuenta de este “Camiño de Inverno”(Camino de Invierno) en el que os aseguro que el track está perfectamente realizado sin errores. Para una buena información y comprensión os remito e invito a que veáis el video adjunto.

El Barco de Valdeorras

El Barco de Valdeorras (oficialmente desde 1984 y en gallego, O Barco de Valdeorras) es un municipio situado en el extremo nororiental de la provincia de Orense (España). Localizado en el fondo del valle del Sil, bajo la Serra do Eixo, es la cabecera del partido judicial homónimo. Una de las bases de su economía, además de la explotación minera y tratamiento de pizarras, es la producción de vino acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. Restos de la cultura romana y prerromana y varios pazos señoriales son los monumentos más destacados del municipio.

Historia

En algunas cuevas de la Sierra de la Lastra se encontraron restos humanos primitivos. En lugares próximos a El Barco hay petroglifos y asentamientos castreños. Los Gegurros, uno de los 22 pueblos que formaban parte del convento asturicense, eran los antiguos pobladores de estas tierras y de ese gentilicio deriva el topónimo actual de la comarca (Val-de-giorres).

La romanización fue intensa en un territorio tan estratégico como rico en minerales. Entre las Médulas y Montefurado son frecuentes las huellas de la actividad extractora del oro. Por Valdeorras pasaba la Vía Nova (la XVIII del itinerario de Antonino), que unía Braga y Astorga, y otras vías secundarias que obligaron a construir puentes que son testigo de aquella época.

En la Edad Media el Señorío de Valdeorras fue administrado por la nobleza. Condes de Lemos, Marqueses de Villafranca y Condes de Ribadavia fueron marcando sus destinos. La fortaleza del Castro es el referente de aquella época. Esta pequeña villa fue cabeza de jurisdicción hasta comienzos del siglo XIX. Los monasterios de la vecina comarca del Bierzo y la Orden de San Juan de Jerusalén compartieron con la nobleza la administración de estas tierras. De la Alta Edad Media destaca el complejo románico de San Miguel de Xagoaza, perteneciente a la Orden de Malta.

En 1809 grupos de guerrilleros valdeorreses bajo el mando del Abad de Casoio impidieron, en Sobradelo, el paso de las tropas francesas del mariscal Soult. A finales de ese mismo siglo, Valdeorras, que estuvo representada en las Cortes de Cádiz por el párroco de Vilamartin, el liberal Ruíz de Padrón, se abre al mundo moderno con el ferrocarril, que llega en 1883, pocos años antes de construirse en El Barco el puente de San Fernando, esencial para mejorar la comunicación de la comarca.

Origen del topónimo

El Barco está situado en la parte suroriental de Galicia, en la comarca de Valdeorras, ocupando parte de la llanura aluvial del río Sil y entre las montañas que limitan su contorno. Esta configuración del terreno es la que puede haber dado origen al topónimo. El Barco, a partir de una base prelatina, probablemente céltica, *barc o *barg (concavidad).

Otra teoría muy extendida, pero con escasa base científica, defiende que el nombre de El Barco proviene de la instalación, en época romana, de una barca hasta la zona de Viloira, con el fin de comunicar las poblaciones existentes a ambas márgenes del río. En torno a lo que en un principio fue la caseta de los barqueros (puerto de la barca) —y a lo largo de la calzada romana, hoy Calle Real— fueron surgiendo las construcciones y configurándose el núcleo de El Barco de Viloira.

Economía

El Barco basa su economía en la explotación y tratamiento de las pizarras y en su viticultura. Las pizarras constituyen la base del dinamismo económico y del comercio de exportación, siendo el municipio un importante centro de referencia de la pizarra. La comarca exporta pizarra a los siguientes países: Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Andorra, EE.UU., Suiza, Australia, Irlanda, Japón, Argentina, Holanda, Chile, Portugal, México, Suecia, Dinamarca, Chipre, Canadá, República Dominicana y Marruecos.

Dentro de su producción agroindustrial, el cultivo de la vid ocupa un papel predominante. La adecuada temperatura e insolación, unidas a un suelo adecuado, favorecen su extensión a lo largo de las laderas produciendo un vino de calidad (con las variedades autóctonas de godello y mencía) acogido a la Denominación de Origen Valdeorras. La mayor parte de su producción está cooperativizada y posee una importante comercialización. También es de citar el cultivo de la castaña, el cual adquiere cada vez mayor relevancia. (Fuente: Wikipedia).

Observaciones

Seguimos el trazado señalizado con mojones del Camino (en pocos tramos), flechas amarillas y postes de dirección con el nombre de “Camiño de Inverno” (Camino de Invierno) donde, en algunas intersecciones de caminos o carreteras secundarias (por las que en parte discurre), había al menos dos opciones (como comenté anteriormente) señalizadas con flechas amarillas por lo que resultaba confuso saber qué dirección seguir. En estos casos, optábamos por la dirección que nos parecía la más apropiada (cosa que, especialmente en una ocasión, es posible que fuese mejor la contraria a la que tomamos, llegados a este punto, lo describiré con más detalle ya que señalicé el lugar con un waypoint como “Desvío Izquierda – 1” para que vosotros decidáis cual tomar). El Camino pretende alejarse de la carretera lo más posible pero en muchos tramos no ocurre y creo que se debería buscar otras alternativas más acordes con lo que significa el “Camino”, aunque es de difícil solución ya que este “Camiño de Inverno” va pasando, a lo largo del trazado, por buena parte de aldeas y pueblos lo que conlleva caminar por asfalto más de lo deseado, por otra parte tiene la ventaja de conocer los pueblos y aldeas, como también de poder aprovisionarnos de alimentos y bebidas al igual que de pernotar si fuese necesario.

“O Camiño de Inverno” recorre lugares espectaculares que nos bridan panorámicas preciosas, especialmente por la zona de la “Ribeira Sacra” (Ribera Sacra) lucense.

La Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es una zona que comprende las riberas del río Cabe, río Sil y del Miño. En la zona sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Orense, en Galicia, España; la capital de la zona se convino que fuese la ciudad de Monforte de Lemos (Lugo). (Fuente: Wikipedia).

Hecha las extensas e importantes reseñas, doy paso al comentario de la ruta.

Como comentaba al principio, partimos desde el Paseo del Malecón, justo al pie de la pasarela peatonal que sirve para sortear nuestro caudaloso y magnifico río Sil (que a veces nos da algún susto con su desbordamiento e inundaciones, sin ir más lejos, este pasado invierno) y cruzar al Área Recreativa de “O Salgueiral” y fincas de Viloira. Dicha pasarela no se cruza sino que se sigue el Malecón hacia el final del mismo donde tenemos un puentecillo de madera sobre el arroyo Marián pintado de color verde, lo cruzamos para seguir por un camino al que el río se llevó la tierra dejando las piedras al descubierto por lo que se camina mal, y pasando pegados a la depuradora de O Barco.

Luego, giramos a la derecha para salir a una rotonda de la carretera N-536 y continuar por la acera hasta pasar A Pobra (La Puebla) y llegar a otra rotonda donde tenemos una fuente y un gran hito de pizarra con la flecha y la “vieira” en color amarillo (donde hay un largo puente que sirve de comunicación con el Polígono Industrial “A Raña”de O Barco). Después, hacemos un nuevo giro a la izquierda (justo antes de pasar bajo el viaducto del área comercial “Aldi”) tomando un camino asfaltado que transcurre paralelo entre la carretera y la vía del ferrocarril. Otra opción es seguir recto y pasar por debajo del puente e ir por la acera de la carretera N-536 que nos llevará hasta el pueblo de Arcos donde hay que girar a la izquierda para salir, a través de un túnel del ferrocarril, al camino asfaltado que tomamos antes y por el que estamos caminando sin tráfico de vehículos.

Se continúa por dicho camino asfaltado, paralelo a la carretera para llegar a un puente donde tenemos dos alternativas: ir por la derecha, se va pegados a la vía del ferrocarril; o descender la rampa e ir a la orilla del río Sil. Hacemos esto último por ser más gratificante, llegando así a la pasarela peatonal metálica que comunica con el pueblo de Penouta que está “suspendido” (en modo similar a la ciudad de Cuenca) sobre el río en la orilla contraria, en sus montañas ya comienza a despuntar el sol. Continuamos para pasar por el Área Recreativa de Vilamartín (Villamartín) que durante su largo trayecto, por paseo asfaltado y llano, va pegado al río Sil, contando con mesas y bancos, fuente, pabellón polideportivo, campo de fútbol, pista de tenis y piscina. Seguimos la marcha por el larguísimo paseo para, al final, situarnos en el “encoro” (embalse) de Santiago de Valencia do (del) Sil –pueblo en la orilla opuesta– en el que sus compuertas son rebasadas por el excedente de agua.

Después de caminar un rato, entramos en A Rúa (La Rúa) por su larguísima calle principal que nos recibe con la capilla de San Roque, donde giramos a la derecha para ascender por su casco antiguo. Al final del mismo, tememos una llamativa casa antigua pintada de color rojo y, tras caminar un largo trecho (con tramo de camino), llegamos al barrio de Fontei (A Rúa) que en su plazuela tiene una fuente, más a delante cuenta con el albergue privado “Casa da Solaina” y la magnífica iglesia de Nuestra Señora de Fátima. Desde la parte superior del barrio, tenemos una buena panorámica de A Rúa y de su embalse de San Martín así como del pueblo de Petín.

Saliendo de Fontei, se continua por la carretera secundaria OU-933 (sin tráfico a estas horas de la mañana) donde hay colocados, a la derecha y sobre grandes rocas, hitos de piedras pintadas de colores así como una caricatura de madera e igualmente de colores clavada a un pino imitando a un peregrino. Al borde de la carretera, tenemos una fuente y a la vista está la presa de San Martiño (Martín) de Alvaredos y vemos otra caricatura clavada a un pino. Entre pinares llegamos a la divisoria entre las provincias de Ourense (Orense) y Lugo, entrando en esta última donde continúan apareciendo molinos, flores, y estrellas clavadas en los árboles citados así como flechas amarillas de dirección pintadas en las rocas.

Llegamos a la altura de Alvaredos, donde nos desviamos a la derecha (señalizado con un mojón del Camino y un cartel del “Camiño de Inverno”) para entrar en la pequeña aldea de Alvaredos por la que pasamos por su antiquísima capilla. La cruzamos para salir a un camino, que a su derecha tiene una fuente. Luego, aparece una bifurcación y tomamos la de la izquierda que está señalizada con un cartel del “Camiño de Inverno” para, más tarde, salir a la carretera para cruzarla y continuar por camino de verde hierba y algún olivo. Dicho camino nos conduce al pueblo de Montefurado por donde pasa el ferrocarril y que cuenta con la magnífica iglesia de San Miguel Arcángel (siglo XVIII) que sobresale por sus dimensiones y por su belleza arquitectónica, además tiene una pequeña plaza con un “cruceiro” (crucero).

Saliendo del pueblo, caminamos por camino precioso cubierto de florecillas amarillas (árnica) y desde lo alto del camino podemos contemplar el río Sil pasando a través de un túnel excavado en la montaña, que según un artículo en Wikipedia lo describe así: “Si hay que destacar algo de este pueblo es el túnel que da nombre al pueblo ('monte furado' en gallego significa 'monte horadado'), conocido entre los lugareños como "Boca do Monte". Túnel romano de Boca do Monte en Montefurado, por el que atraviesa el río Sil]] se construyó en el siglo II, en los tiempos del Emperador Trajano, para desviar el cauce del río, y poder extraer el oro que este arrastraba lavando el lodo de la antigua cuenca. Tiene unos 400 m. de largo por 19 de ancho y una altura media de 17m. Una difícil obra de ingeniería para la época.”

Personalmente, creo que en cuanto a la longitud del túnel hay un error en metros importante y ¡¡Me sorprende que el autor que se olvidase de nombrar la iglesia!!

Seguimos la ruta por el camino tan agradable de florecillas que desemboca en la carretera. A la derecha, tenemos un camino con un mojón y un letrero con el nombre del pueblo de Hermidón, formado por pocas casas, que cruzamos para salir nuevamente a la carretera, desde la cual tenemos unas buenas perspectivas sobre el río Sil, pueblos de la “Ribeira Sacra”, A Proba (La Puebla) de Trives y la Estación Invernal de Cabeza de Manzaneda. En este lugar, siendo las 11:55 horas y sentados al sol, nos pusimos a comer fruta y barritas energéticas al mismo tiempo que contemplábamos esta bonita panorámica. Proseguimos la ruta desviándonos a la derecha y tomando un camino en ascenso donde, en unas ruinas, hay un cartel de “Venda Vella” (Venta Antigua, en los mapas figura coma “Venda Nova”) y flechas amarillas indicando la dirección a seguir. A lo largo del camino, tenemos plantas de lavanda (cantueso) y otras florecillas que alegran la vista haciendo ameno el camino, para que más adelante este se convierta en sendero que atraviesa el “Regueiro” (Reguero) da (de la) Escrita”, el cual cruzamos.

Caminamos un buen rato por el bonito sendero desde el cual podemos ver los meandros que forma el río Sil así como los pueblos en la otra orilla para, de esta forma, salir a la carretera. Después de caminar un tramo, giramos a la derecha y en corta distancia nos situamos delante de la “capela” (capilla) de San Xoán (Juan) o de las Farrapas, a su lado está el “muiño” (molino) de aceite de Bendilló, encontrándose cerrados ambos por lo que continuamos. Entramos en Bendilló, pueblo bastante bien cuidado que tiene al final del mismo la iglesia de Santa María y el cementerio. Los dejamos atrás y a medida que avanzábamos íbamos ganando altura para llegar a un mirador natural desde el cual podemos ver, nuevamente, los meandros del Sil. Después, con un nuevo giro a la derecha, ascendemos una pendiente por camino para, más adelante, cruzar la carretera y continuar por otro camino con mojón pasando por delante de la blanca capilla de Soldón, pueblo al que llegaríamos seguidamente y por el que recorrimos sus estrechísimas callejuelas. Nada más pasar este, tenemos una fuente que mana de la pared del camino, a continuación cruzamos un puente sobre el río Soldón que desemboca, a escasos metros, en el Sil siendo este un bonito lugar donde te relajas mentalmente.

Sin detenernos y continuando por la carretera, llegamos a una bifurcación, lugar en el que vemos sendas flechas amarillas pintadas en el suelo de las dos carreteras y, en este punto, se nos presenta la duda de cuál tenemos que seguir (waypoint Desvío Izquierda – 1, señalado en el video), así que tomamos la decisión de seguir la carretera más estrecha y al mismo tiempo la más cercana al río para, en poco tiempo, entrar en la aldea de Sequeiros que cruzamos. Continuamos por carretera durante poco más de un kilómetro hasta llegar al pueblo de “Novais” (Novaes).

Como comentaba al principio, es posible que siguiendo la carretera más ancha (sin desviarse a la izquierda) que pasa por encima del pueblo y por debajo de la N-120 (queda en medio de ambas), que al llegar a la altura de las últimas casas tiene un túnel que cruza la N-120 (ver el mapa Raster) por lo que se pasa a caminar (posiblemente) por camino al otro lado de la carretera nacional conllevaría (repito, posiblemente) caminar menos por carretera e ir más directamente a “Novais”. Pero no todo ha sido desventaja, ya que de esta manera pudimos conocer Sequeiros. Si vosotros decidís hacer lo mismo, sabéis que tenéis la opción de subir unos metros hacia la carretera superior (al final del pueblo) y llegar al citado túnel, con lo cual podéis visitar el pueblo e igualmente ahorrar el resto de carretera.

Llegados a Novais (Novaes) seguimos las flechas pintadas en las paredes para pronto transitar por camino y, al ir avanzando, ya tenemos a la vista la torre central cuadrada del castillo de Torrenovaes o “Novais”. Entrando en la aldea se llega primeramente a una capilla (en mal estado) que da entrada a la plazuela –al pie del castillo– donde al fondo hay una grandes piedras como asientos que aprovechamos para comer sobre ellas y descansar un poco para lo cual nos descalzamos y nos pusimos al sol para secar la húmedas espaldas. Siendo las 15:01 horas y tras llevar caminados 38.6 kilómetros.

Finalizada la comida y el corto descanso, subimos por el sendero señalizado con un letrero de dirección “O Castelo” (El Castillo) situado al lado derecho de la plazuela (mirando las grandes piedras de frente), por el que ascendimos al castillo tras caminar unos pocos metros. Este está situado sobre un pequeño cerro de verde hierba, de una sola torre central cuadrada y en un lateral se mantiene en pie parte de una pared y muros, todo en ruina (aunque hay restos de haber intentado rehabilitarlo). El lugar está cercado por una empalizada de madera, al igual que el mirador situado en su base desde el cual podemos ver la Central Hidráulica de Sequeiros a la orilla del río Sil. Hicimos como siempre la foto del “grupo”, en este caso familiar.

Descendimos de nuevo el sendero y salimos por el lateral opuesto de la plazuela, por otro sendero señalizado, para continuar nuestra ruta en descenso para luego subir alternando las bajadas con subidas, aunque sin demasiado desnivel y así llegar a la aldea de Caspedro que en un punto de la calle cuenta con una balconada que sirve de estupendo mirador hacia Quiroga y San Clodio. Saliendo de Caspedro, tenemos la capilla de la aldea, la cual dejamos atrás para más adelante pasar por el barrio de Pacio Vello (Antiguo) formado por un puñado de casas diseminadas a lo largo de la calle que seguimos para, al cabo de un kilómetro, entrar en el pueblo de Quiroga con sus calles casi desiertas y pasar al lado del Alberge del pueblo situado en una plaza amplia. Pasamos al lado de este, para seguir la calle principal prácticamente desierta al ser las 16:19 horas y con fuerte calor pero ello no hace que nos paremos. Desviándonos unos metros a la izquierda de la calle principal, llegamos a la iglesia de San Martiño (Martín), la cual está cerrada por lo que continuamos a travesando Quiroga de extremo a extremo pasando por una especie de rotonda o cruce de carreteras que pasamos y giramos a la izquierda donde, en una casa particular, podemos ver un hórreo y un “cruceiro”. Seguimos transitando, próximos a una zona de recreo con bancos y mesas donde comienza el puente sobre el río Sil que cruzamos para entrar en San Clodio que nos recibe con un cartel de “¡Benvidos!” (¡Bienvenidos!).

Recorremos su calle principal, igualmente sin apenas gente ni tráfico rodado, para pasar al lado del ayuntamiento donde delante tiene una fuente circular (seca) que hace de rotonda y a su lado un mojón del Camino. Continuamos para, en poco tiempo y recorrido, llegar a la estación de San Clodio – Quiroga siendo el punto final de nuestra ruta de hoy después de recorrer 44.80 kilómetros y siendo las 16:51 horas con un tiempo total de 10:28´horas.

San Clodio está a unos 2 kilómetros de Quiroga, siendo menor que este pero que cuenta con estación de ferrocarril “San Clodio – Quiroga” desde 1883, siendo una de las más importantes de la provincia de Lugo.

Como el tren que teníamos que coger para regresar a casa no llegaba hasta las 18:01´horas (y además traía 10 minutos de retraso) nos fuimos al cercano y ya conocido café bar y restaurante “A Cabina” donde nos aseamos un poco y nos cambiamos de ropa interior, camisa y calcetines sudados para, a continuación, tomar un café y una buena y fresquita caña con limón como premio a nuestra larga caminata.

Regresamos a la estación (cercana a esta está un viejo almacén donde hay un mojón del Camino de Invierno y, en su pared, un cartel de dirección de una ruta cicloturística) para finalmente coger el tren (el billete nos costó 4 euros persona) y regresar a nuestra villa.

Larga ruta del “Camino de Santiago de Invierno” pero satisfechos de haberla realizado felizmente, disfrutando al recorrer las aldeas, pueblos, molinos, iglesias, capillas o ermitas, fuentes, ríos, arroyuelos, castillo, senderos adornados con preciosas florecillas; además de disfrutar de bellas vistas panorámicas que nos brinda la comarca de Valdeorras y la Ribeira Sacra.

Que vuestros pasos os lleven por este “¡¡Buen camino!!” del cual disfrutareis al igual que nosotros.

Mi más cordial saludo.

Datos del GPS:

General
Nombre Archivo Track: O BARCO DE VALDEORRAS - QUIROGA - SAN CLODIO (CAMINO DE SANTIAGO DE INVIERNO - Etapa III) 30/04/16.

Nombre de la salida: PASARELA PEATONAL DEL MALECÓN (O BARCO DE VALDEORRAS)

Comentarios del Track:

Fecha y Hora
Día 30-04-2016
Hora de salida 06:21:56
Hora de llegada: 16:50:17
Duración 10:28:21
Tiempo parado 01:30:39
Tiempo en movimiento 08:57:42

Distancias
Distancia proyectada 43.62 km
Distancia con alturas 43.82 km (real 44.80 km)

Alturas
Track con alturas (3D): Sí
Altura Máxima 486 m
Altura Mínima: 242 m
Altura de la salida: 328 m
Altura de la llegada: 250 m
Ganancia desde la salida 157 m
Desnivel salida-llegada -78 m
Desnivel máximo 243 m
Ascen.acum. 625 m
Desc.acum. 748 m
Max. Velocidad Vertical: 10440 m/h
Min. Velocidad Vertical: -7560 m/h
Max Pendiente 15.9 %
Min Pendiente -21.4 %
Velocidades
Velocidad media 4.2 km/h
Velocidad máxima 32 km/h
Velocidad Lineal Media 2.4 km/h

Puntos de Track
Número de puntos 2530
Intervalo de grabación 14

Ver más external

MOLINO

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta