Tiempo en movimiento  6 horas 49 minutos

Tempo  8 horas 31 minutos

Coordenadas 3199

Fecha de subida 23 de febrero de 2019

Fecha de realización febrero 2019

-
-
627 m
-2 m
0
4,4
8,7
17,42 km

Vista 165 veces, descargada 13 veces

preto de O Pindo, Galicia (España)

Galego:
Esta ruta é espectacular, dende case calquera punto do percorrido as vistas son moi bonitas, e pásase por puntos verdadeiramente impresionantes, aínda que a cambio das vistas, hai que pagar a peaxe da dureza que ten. Imaxino que para a xente con máis preparación que eu, e afeitos a rutas grandes en montaña, esta pareceralles moi fácil, pero a min resúltome bastante difícil.
Dende os primeiros metros da subida, que arrinca de detrás da igrexa de O Pindo, xusto enfronte da praia, o carreiro complícase con bastante inclinación, practicamente ata a cima, en todo o percorrido de subida hai moi poucos treitos chairos, e é moi pedregoso, con moitas zonas onde hai que ir case saltando de roca en roca con chanzos bastante grandes.
A idea que tiña nun principio era facer a ruta circular que fai a maioría da xente, que é subir dende O Pindo, e baixar polo outro lado, cara á aldea de O Fieiro e dende aí pola estrada asfaltada ata O Ezaro, pero ao chegar á bifurcación na Raiña Lupa, ocorréuseme ir á cova dá Xoana (ou a casa dá Xoana, dependendo onde o mires) e o Pico Peñafiel (ou Castelo de Peñafiel, tamén dependendo de onde se mire) e volver por O Fieiro subindo dende aí ata A pena da Moa, na cima do monte Pindo.
A subida ata a bifurcación da Raiña lupa é complicada e esixente, pero vaise levando bastante ben, a partir de aí, pola vertente que seguín nesta ruta, o mais complicado é o desvío para subir á cova dá Xoana, son uns 300 metros de subida cunha inclinación importante, que nalgúns puntos complica moito tanto a subida como a posterior baixada. A partir de aí, seguindo cara ao pico Peñefiel, o carreiro complícase porque está moi cuberto pola maleza, co que hai que ir moi atento para poder seguilo, hai varios puntos onde se perde completamente o carreiro, e hai que andar rebuscando para ver por onde se nota o chan un pouco pisado ou detalles polo estilo para poder continuar, e cando se deixa atrás esta zona de maleza, atópase a subida cara ao pico, que tamén ten o seu, e a posterior baixada pola outra ladeira cara a pontella que cruza sobre do rego de Sancheferro, é un sufrimento para as pernas.
A partir de aí, sóbese por un camiño e un tramo de estrada asfaltada ata a aldea de O Fieiro, e dende aí cóllese a outra senda que segue moita xente para subir ata A Moa.
Son algo menos de catro quilómetros, ao principio moi cómodos, por un camiño de terra ancho e con bo firme, que pronto se vai complicando, converténdose nun carreiro pedregoso con algúns puntos complicados en continua subida ata chegar á cima onde atopamos A pena da Moa. Dende alí, a verdade é que as vistas son impresionantes, e compensa con moito o esforzo de subir ata ese punto.
Para a baixada final, dende A Moa baixei ata A Raiña Lupa, e dende aí xa seguín a mesma ruta pola que subira. E unha baixada complicada, que castiga moito as pernas, eu, como xa as levaba bastante castigadas, baixei moi amodo, apoiándome moito nos bastóns para machucar o menos posible os xeonllos.
En resumo, unha ruta moi boa, nun monte incrible, pero que ten a súa complicación e castiga moito.
Se ides facer esta ruta, aconséllovos que vaiades ben preparados, moi importante levar unhas boas botas, cunha boa sola e se é posible de media cana ou máis para que nos manteñan axustados os nocellos, uns bos calcetíns, e uns bos bastóns que nos permitan axudarnos nas subidas e as baixadas, e nos achéguen equilibrio, xa que gran parte do percorrido faise por terreo moi pedregoso, con fortes subidas e baixadas, nas que é moi fácil dar un resbalón ou meter un pé en mala postura entre dúas pedras, co que podemos ter un contratempo moi facilmente. E tamén moita auga, o esforzo fai que necesitemos hidratarnos a cada pouco, a pesar de que a temperatura era moi agradable o día que fixen esta ruta, cando me dei conta levaba bebidos uns catro litros de auga.
A pesar de todas estas dificultades, animo a todo o mundo a que faga esta ruta, moi recomendable para pasar un bo día no monte.

Castellano:
Esta ruta es espectacular, desde casi cualquier punto del recorrido las vistas son muy bonitas, y se pasa por puntos verdaderamente impresionantes, aunque a cambio de las vistas, hay que pagar el peaje de la dureza que tiene. Imagino que para la gente con más preparación que yo y acostumbrados a rutas grandes en montaña, esta les parecerá muy fácil, pero a mí me resulto bastante difícil.
Desde los primeros metros de la subida, que arranca de detrás de la iglesia de O Pindo, justo enfrente de la playa, el sendero se complica con bastante inclinación, prácticamente hasta la cima, en todo el recorrido de subida hay muy pocos trechos llanos, y es muy pedregoso, con muchas zonas donde hay que ir casi saltando de roca en roca con escalones bastante grandes.
La idea que tenía en un principio era hacer la ruta circular que hace la mayoría de la gente, que es subir desde O Pindo, y bajar por el otro lado, hacia la aldea de O Fieiro y desde ahí por la carretera asfaltada hasta O Ezaro, pero al llegar a la bifurcación en A Raiña Lupa, se me ocurrió ir a la cova da Xoana (o a casa da Xoana, dependiendo en donde lo mires) y el Pico Peñafiel (o Castelo de Peñafiel, también dependiendo de donde se mire) y volver por O Fieiro subiendo desde ahí hasta A Moa.
La subida hasta la bifurcación de A Raiña lupa es complicada y exigente, pero se va llevando bastante bien, a partir de ahí, por la vertiente que seguí en esta ruta, lo mas complicado es el desvío para subir a A cova da Xoana, son unos 300 metros de subida con una inclinación importante, que en algunos puntos complica mucho tanto la subida como la posterior bajada. A partir de ahí, siguiendo hacia el pico Peñefiel, el sendero se complica porque está muy cubierto por la maleza, con lo que hay que ir muy atento para poder seguirlo, hay varios puntos en donde se pierde completamente el sendero, y hay que andar rebuscando para ver por donde se nota el suelo un poco pisado o detalles por el estilo para poder continuar, y cuando se deja atrás esta zona de maleza, se encuentra la subida hacia el pico, que también tiene lo suyo, y la posterior bajada por la otra ladera hacia el puentecillo sobre el rego de Sancheferro, es un sufrimiento para las piernas.
A partir de ahí, se sube por un camino y un tramo de carretera asfaltada hasta la aldea de O Fieiro, y desde ahí se coge la otra senda que sigue mucha gente para subir hasta A pena da Moa, en la cima del monte Pindo, son algo menos de cuatro kilómetros, al principio muy cómodos, por un camino de tierra ancho y con buen firme, que pronto se va complicando, convirtiéndose en un sendero pedregoso con algunos puntos complicados, en continua subida hasta llegar a la cima, donde encontramos A pena da Moa. Desde allí, la verdad es que las vistas son impresionantes, y compensa con mucho el esfuerzo de subir hasta ese punto.
Para la bajada final, desde A Moa bajé hasta A Raiña Lupa, y desde ahí ya seguí la misma ruta por la que había subido. Es una bajada complicada, que castiga mucho las piernas, yo, como ya las llevaba bastante castigadas, bajé muy despacio, apoyándome mucho en los bastones para machacar lo menos posible las rodillas.
En resumen, una ruta muy buena, en un monte increíble, pero que tiene su complicación y castiga mucho.
Si vais a hacer esta ruta, os aconsejo que vayáis bien preparados, muy importante llevar unas buenas botas, con una buena suela y a ser posible de media caña o más para que nos mantengan firmes los tobillos, unos buenos calcetines, y unos buenos bastones que nos permitan ayudarnos en las subidas y las bajadas, y nos aporten equilibrio, ya que gran parte del recorrido se hace por terreno muy pedregoso, con fuertes subidas y bajadas, en las que es muy fácil dar un resbalón o meter un pie en mala postura entre dos piedras, con lo que podemos tener un percance muy fácilmente. Y también mucha agua, el esfuerzo hace que necesitemos hidratarnos a cada rato, a pesar de que la temperatura era muy agradable el día que hice esta ruta, cuando me di cuenta llevaba bebidos unos cuatro litros de agua.
A pesar de todas estas dificultades, animo a todo el mundo a que haga esta ruta, muy recomendable para pasar un buen día en el monte.
Vista de la boca Este desde el sendero. La subida no la hice por aquí, sino desde un poco más abajo, por esta zona es demasiado complicada.
Desvio para subir a cova da Xoana, a la izquierda, al fondo el pico Peñafiel

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta