Tiempo en movimiento  2 horas 49 minutos

Tempo  3 días unha hora 4 minutos

Coordenadas 2073

Fecha de subida 20 de noviembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
170 m
29 m
0
3,0
6,1
12,11 km

Vista 1293 veces, descargada 26 veces

preto de La Unión, Panamá (Republic of Panama)

PANAMÁ - Camino Real de Cruces. Parque Nacional Camino de Cruces. Desde Av. Madden hasta Limarrete, río Caimitillo, río Camarón y Vía Centenario

* Existe una descripción de este itinerario, actualizada en enero de 2019

Hay ocasiones (y esta es una de ellas), en las que un camino, una ruta o un sendero, no se pueden explicar, ni comprender, sin recurrir a la historia.

El Camino Real de Nombre de Dios o de Portobelo a Panamá, por Cruces y el río Chagres, nombrado abreviadamente Camino Real de Cruces, no es un sendero más. Su construcción permitió establecer, hace ya casi 500 años, un eje estratégico de comunicación, fundamental para la conquista, colonización y desarrollo económico y cultural del Nuevo Mundo. Fue, junto con el Camino Real de Nombre de Dios o de Portobelo a Panamá, por tierra, de las primeras rutas transístmicas entre el Océano Atlántico y el Pacífico; una ruta de transporte multimodal (marítima, fluvial y terrestre) sobre la que giró toda la vida económica y social de Panamá, hasta la llegada del ferrocarril y posterior construcción del Canal.

Para contextualizar adecuadamente el significado de esta ruta, es preciso remontarnos al 25 de septiembre de 1513, cuando la expedición al mando del adelantado, explorador, gobernante y conquistador español Vasco Núñez de Balboa, divisó por primera vez el Océano Pacífico (la mar del Sur).

Pocas semanas después, el emperador Carlos I nombró Gobernador de Castilla de Oro (que comprendía aproximadamente los actuales territorios de Nicaragua, Costa Ria, Panamá y norte de Colombia), a Pedro Arias Dávila (conocido con el sobrenombre de ¨Pedrarias¨), con la orden expresa de que “se hagan desde la villa de Nuestra Señora Santa María del Darien, hasta la dicha mar del sur, tres ó cuatro asientos en las partes que paresciere mas provechosos en el golfo de Urabá, para atravesar é hollar la tierra de la una parte á la otra, y donde con ménos deficultad la gente pueda andar, y en los lugares que paresciere que son mas sanos, y tengan buenas aguas y asientos, conforme á la instruccion que llevastes: y el asiento que se oviere de hacer … en la mar del sur, debe ser en el puerto que mejor se hallare y mas convenible para la contratacion de aquel golfo” (Carta del emperador Carlos I a Pedro Arias Dávila, 1514).

Siguiendo esas órdenes, entre 1515 y 1519 se fue definiendo un camino entre el asentamiento de Nombre de Dios (actual provincia de Colón), y la ciudad de Nuestra Señora de la Asunción de Panamá (fundada en 1519).

Este primer camino ya era conocido y utilizado en buena parte por los nativos de la región, y atravesaba la zona alta del río de Chagre, hoy en día conocido como río Chagres (el río de Los Lagartos, como lo denominó Cristóbal Colón).

Esta ruta inicial recibió el nombre de Camino Real de Nombre de Dios a Panamá. Tenía unos 80 km. de longitud (17 leguas), unos 4 pies de ancho, y a partir de 1524 se fue mejorando con una base empedrada en algunos tramos y piedras maestras más grandes en sus bordes.

Pronto se hizo necesaria una segunda ruta, más fácil de transitar que el Camino Real de Nombre de Dios, y en 1533 el gobernador recibió una Real Cédula para ¨hacer el camino por el rio de Chagre por donde se podría venir en barcas y bergantines hasta cinco o seis leguas de la ciudad de Panamá y el resto del camino hacerlo con carretas y que asi convendría¨.

Este nuevo camino sería el que iría desde el embarcadero de Cruces –o Cruzes como se le llamó entonces- en el río de Chagre, fundado por Hernando de la Serna en 1527, hasta la ciudad de Panamá: se creó así el Camino Real de Cruces (1), con una calzada más ancha que el Camino Real de Nombre de Dios (8 pies) y un trayecto por tierra mucho más corto que aquel.

El Camino constaba de tres etapas: una marítima, desde Nombre de Dios o desde Portobelo, hasta la boca del río Chagres; otra fluvial, desde la boca del Chagres a la Venta de Cruces; y finalmente, la terrestre, desde la Venta de Cruces hasta la ciudad de Panamá.

El asedio y destrucción de la ciudad de Panamá, en 1671, por parte del piratas ingleses, y la posterior decisión de construir la nueva ciudad en la zona de San Felipe (donde se encuentra actualmente el casco antiguo de Panamá), originó también un cambio en el eje de los Caminos Reales de Portobelo y de Cruces, este último a partir del antiguo poblado de Limarrete, que se encontraba en la ruta que sigue esta etapa.


Mapa de 1735 descriptivo de los Caminos Reales de Cruces y de Gorgona. Archivo de Indias, Sevilla, España. [ESPAÑA. MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTE, Archivo General de Indias, ES.41091.AGI//MP-PANAMA,137]

Según algunos prestigiosos investigadores y exploradores, el tramo del actual Camino Real de Cruces, comprendido entre Limarrete y el Casco Antiguo de Panamá, es posterior a 1671, pero existe un importante segmento del primitivo camino, entre Limarrete y Panamá la Vieja, semi oculto bajo la espesura de la selva. Dicho segmento, conocido también como Sendero de Puleio, está siendo desbrozado por voluntarios, y balizado con plaquitas de color rojo con una banda central de color amarillo limón reflectante.

La independencia de los territorios americanos, y el descenso del tráfico de mercancías y de personas hacia España, causó un inicial declive de estos caminos históricos, pero a partir de 1848, la fiebre del oro en California provocó que la ruta Chagres-Panamá recibiera más de 20.000 viajeros por año, una cifra elevadísima, si se tiene en cuenta que en esas fechas la ciudad de Panamá, contaba solamente con una población aproximada de 5.000 habitantes.

Finalmente, muy pocos años después, estos caminos reales de Panamá a Portobelo (y viceversa), tanto la ruta que iba exclusivamente por tierra, como la que iba por Cruces y el río Chagres, perdieron buena parte de su importancia estratégica y económica, con la construcción del ferrocarril, aunque continuaron usándose como caminos locales.

Hoy en día, a pesar de algunos intentos de declararlo Patrimonio de la Humanidad, sólo un tramo de unos dos tercios del primitivo Camino Real de Cruces está parcialmente protegido por el Parque Nacional Soberanía y el Parque Nacional Camino de Cruces. El tercio restante se haya completamente desprotegido, o ha sucumbido víctima del desarrollo urbano, y de la construcción de urbanizaciones, carreteras, autopistas y otras infraestructuras modernas.

El tramo que recorre esta etapa, entre la intersección con la Avenida Madden y la Vía del Centenario, está relativamente bien acondicionado para la práctica del senderismo (sólo relativamente, como luego explicaré), pero ha perdido una buena parte el trazado original, por efectos naturales (raíces, barro y erosión ocasionada por las fuertes y continuas lluvias tropicales).

La naturaleza ha ido devorando, con el paso de los años, las antiguas calzadas de cantos rodados y rocas gastadas por el tránsito de miles de caballerizas y carretas, y muchos tramos del Camino han regresado a lo que posiblemente ya eran cuando se construyó: torrenteras (o quebradas, como se las denomina en América).

Aún así, se conservan todavía otros muchos tramos del empedrado primitivo, con algunas restauraciones más o menos recientes, y es imposible transitar por ellos sin rememorar su historia y las historias de las miles de almas que recorrieron estos caminos, muy frecuentemente en condiciones durísimas.


Vista de un tramo empedrado de la calzada de primitivo Camino Real de Cruces

El recorrido de esta sección del Camino Real de Cruces, se puede considerar fácil, si bien hay que tener en cuenta dos factores que pueden agravar, y mucho, la dificultad de la marcha: la climatología y el rápido crecimiento de la maleza en algunas zonas de la selva.

El clima tropical panameño, no experimenta estaciones caracterizadas por los cambios de temperatura, pero presenta dos estaciones a lo largo del año: una estación lluviosa, desde abril hasta diciembre, y una estación seca, desde diciembre hasta marzo.

Hay que tener muy presente esto, ya que las fuertes y continuas precipitaciones de la estación lluviosa convierten frecuentemente los senderos en torrentes y lodazales, y los pequeños ríos y arroyos que recogen sus aguas (que en la temporada seca apenas llevan agua), experimentan crecidas muy rápidas, con caudales que pueden superar el metro y medio, y que pueden hacer peligroso su vadeo.

En esta etapa encontramos y vadeamos dos pequeños ríos: el Caimitillo y el Camarón, siendo el más caudaloso el Caimitillo. Ninguno de ellos tiene puente, ni cuerdas o cables de seguridad, y las piedras que permiten vadearlos sin problema alguno en temporada seca, están cubiertas por las aguas durante la estación húmeda, especialmente si ha llovido regularmente durante varios días seguidos.


Vista de río Caimitillo. Con mucho caudal y mucha fuerza del agua, por la lluvia reciente. Muy difícil vadeo en estas condiciones

Así pues, si queremos efectuar este recorrido en la estación lluviosa, seamos conscientes de que asumimos un riesgo mayor, y vayamos preparados para meter las botas en el agua, y caminar durante varias horas con los pies mojados, adoptando las precauciones necesarias, especialmente antes de vadear el río Caimitillo (guardar la ropa seca, papeles, documentos, teléfono, gps, cámaras de fotos, etc. en bolsas con cierre hermético).

El rápido crecimiento de la maleza en algunas zonas puede complicar también la marcha, sobre todo en el tramo de los dos primeros kilómetros, a partir de la Avenida Madden, en donde el sendero atraviesa una importante superficie de paja blanca o paja canalera, especie invasora, procedente de Asia, que constituye un grave peligro para el equilibrio ecológico de la región.

Si el sendero no ha sido limpiado adecuadamente, tratar de cruzar esta zona, teniendo que desbrozar la maleza a golpe de machete, puede convertirse en una tarea agotadora, por lo que es recomendable hablar previamente con los responsables del Parque Nacional Soberanía (del que depende ese sector), para conocer el estado del camino.


Zona de matorral. Paja canalera o paja blanca. Cerca de la Av Madden

Por lo que respecta a la señalización de la ruta, puede decirse que, gracias a la colaboración de numerosos voluntarios y de las propias autoridades y empleados de los Parques Nacionales Soberanía y Camino de Cruces, el Camino Real de Cruces es actualmente uno de los senderos mejor señalizados de Panamá, con unas magníficas balizas de color naranja que permiten seguir muy bien el itinerario.

Con este nuevo balizado, y contando siempre con el conveniente recurso al GPS, y a una aplicación como wikiloc, actualmente se puede seguir perfectamente este tramo del sendero, sin necesidad de guía. Eso sí, puestos a elegir, sin duda es preferible evitar la marcha durante la estación lluviosa.


Cartel de entrada al Sendero Camino de Cruces

Un muy interesante recorrido, con una cierta dosis de aventura, para hacer preferentemente en la estación seca. Naturalmente, es necesario llevar un equipo mínimo, y adoptar las precauciones habituales:

- Camiseta de manga larga (que no sea de algodón)
- Pantalón largo, de senderismo
- Ropa seca para repuesto.
- Buenas botas que cubran bien los tobillos
- Un chubasquero
- Gorra o sombrero
- Pequeña mochila
- Bastones de trekking (en Panamá casi nadie los usa, pero son fundamentales)
- Guantes
- Dos o tres litros de agua (mejor que sobre)
- Pequeño botiquín
- Una linterna
- Un silbato para emergencias
- Cámara de fotos
- Teléfono o GPS con la aplicación de wikiloc
- Batería de repuesto o de recarga
- Crema solar
- Repelente para insectos, y si es posible, antes de salir, rociar toda la ropa y mochila con permetrina.
- Algo de comida: frutos secos, fruta, embutido, queso, pan, .... lo que cada cual acostumbre a comer durante la marcha. Hay que reponer energía.

Índice IBP: 35 HKG
Distancia total: 12.13 Km
Desnivel de subida acumulado: 118.53 m
Desnivel de bajada acumulado: 210.74 m
Altura máxima : 164.79 m
Altura mínima : 31.22 m
Tiempo en movimiento: 4:06:39 h
Velocidad media en movimiento: 2.95 Km/h

(1) Ref. Dr. Azael Herrera:
¨El Camino de Cruces: La Primera Ruta Multimodal de las Américas¨.
Panamá, 2011
Intersección

Inicio de la etapa. Camino de Cruces. Cruce con la Av. Madden

Inicio de la etapa. Camino de Cruces. Cruce con la Av. Madden
foto

Restos del empedrado de la antigua calzada del Camino de Cruces

Restos del empedrado de la antigua calzada del Camino de Cruces
foto

Sendero y quebrada

Sendero y quebrada
foto

Zona con mucho matorral. Paja canalera

Zona con mucho matorral. Paja canalera
panoramica

Casi siempre, la frondosidad de la selva impide tener una perspectiva de los alrededores.

Casi siempre, la frondosidad de la selva impide tener una perspectiva de los alrededores. Esta es una excepción, pero rápidamente volvemos a la senda con mucha vegetación.
foto

Sendero

Sendero
Río

Arroyo

Arroyo
foto

Restos de una antigua construcción, sendero y selva tropical

Restos de una antigua construcción, para la reproducción del águila harpía. Sendero y selva tropical
Intersección

Intersección del sendero con una ruta moderna, con firme de tierra, arena y balastro

Intersección del sendero con una ruta moderna, con firme de tierra, arena y balastro
Río

Torrentera próxima al lugar de Limarrete

Torrentera próxima al lugar de Limarrete
Río

Vado de una torrentera

Vado de una torrentera
Río

Río Caimitillo. Con mucho caudal y mucha fuerza del agua, por la lluvia reciente. Muy difícil vadeo en estas condiciones

Río Caimitillo. Con mucho caudal y mucha fuerza del agua, por la lluvia reciente. Muy difícil vadeo en estas condiciones
foto

Sendero

Sendero
foto

Tramo empedrado

Tramo empedrado
foto

Zona de maleza, paso de líneas de alta tensión y camino

Zona de maleza, paso de líneas de alta tensión y camino
Río

Río Camarón

Río Camarón
foto

Sendero, con algunos tramos empedrados

Sendero, con algunos tramos empedrados
Intersección

Fin del recorrido. Vía del Centenario. Oficinas del Parque Nacional Camino de Cruces

Fin del recorrido. Vía del Centenario. Oficinas del Parque Nacional Camino de Cruces

2 comentarios

  • Foto de Rattle Bells

    Rattle Bells 21-nov-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Excelente descripción de la ruta.
    Se trata de un recorrido muy interesante, y que vale la pena realizar.
    Muchas gracias por compartirlo.
    Estoy completamente de acuerdo en que la mejor época es la estación seca, y también lamento mucho que por parte de los responsables del Parque Nacional no se adopten medidas para señalizar adecuadamente toda la ruta.

  • Foto de ladylady

    ladylady 15-dic-2018

    Bonita ruta.
    Dura y dificil, sin duda, como corresponde a una zona selvatica, con mucho calor y humedad.
    Muchas gracias por compartirla

Si quieres, puedes o esta ruta