• Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo
  • Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo
  • Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo
  • Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo
  • Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo
  • Foto de Pantano del Agueda - Ciudad Rodrigo

Tiempo en movimiento  3 horas 35 minutos

Tempo  4 horas 40 minutos

Coordenadas 2700

Fecha de subida 27 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
771 m
645 m
0
4,0
7,9
15,86 km

Vista 359 veces, descargada 8 veces

preto de Zamarra, Castilla y León (España)

Ruta fácil, para hacer preferentemente en otoño por los paisajes que nos encontraremos.

El recorrido se inicia la Presa del pantano del Agueda, construcción terminada en 1931 e inagurada por el Rey Alfonso XIII, que se ubica entre los términos municipales de Zamarra y Pastores.
Partimos cruzando la Presa en dirección suroeste. En la salida de la misma tiene su origen un sendero ancho de tierra por el que marcharemos hasta llegar al camino de Cantarranas que discurre perpendicular al que traemos y que se dirige a la localidad de Pastores. Nosotros tomaremos el ramal derecho, que va en dirección a Ciudad Rodrigo y transcurre más o menos paralelo al río Agueda. Durante el recorrido nos vamos a encontrar con alguna granja aislada donde pastan en libertad unas pocas cabezas de porcino, vacuno y caprino y podremos disfrutar del paisaje característico de la zona, con encinas y monte bajo.
A medida que el camino se acerca al río, el entorno cambiará apareciendo terrenos más llanos y de labor.
Siguiendo la senda llegaremos al Canal del Agueda, que trae aguas del Pantano donde iniciamos la ruta y permite la irrigación de la vega del río de la zona de Ciudad Rodrigo. Atravesaremos el canal en este punto y a nuestro paso encontraremos varias parcelas con diferentes plantaciones en las que abunda el maíz y la alfalfa y también las afamadas legumbres y hortalizas del lugar, así como diversos árboles frutales. En ocasiones el pasto es aprovechado por unas pocas cabezas de ganado lanar, caprino y equino.

Seguiremos en dirección al río, que se encuentra ya próximo. El camino llega casi hasta la misma orilla y transcurre después paralelo a este. A nuestra izquierda y a unos 800 m dejaremos la localidad de Agueda del Caudillo, que apenas se ve por estar casi a nuestro mismo nivel y carecer de edificios altos. El paisaje cambia. A nuestra derecha el río discurre cercano y se deja ver en ocasiones. Caminamos ahora sobre una estrecha franja de bosque fluvial en la que encontraremos una gran variedad de vegetación. Álamos, alisos, fresnos, sauces se intercalan formando a ratos bosques galería mientras un suelo tapizado de una abundante floresta y en otoño (cuando hicimos esta ruta), hojarasca de color ocre que reproduce con musical sonido nuestras pisadas. Se alternan también varias plantaciones de chopos canadienses artificialmente alineados. Todo esto, unido a los colores, verdes, rojizos y amarillos de los árboles, especialmente en esta época del año convierte el trayecto en un agradable paseo aunque a veces es complicado localizar el sendero.
Es una barrera de terreno no muy ancha ya que a nuestra izquierda y mirando hacia el pueblo la vegetación natural desaparece enseguida por el aprovechamiento agrícola del terreno.
Tras estar un buen rato inmersos en este espeso bosque longitudinal por fin un camino de tierra cortará nuestra marcha. Lo seguiremos hacia la izquierda, alejándonos del río. Este camino nos sacará del bosque y nos llevará a la carretera, donde continuaremos caminando hacia la derecha hasta llegar a la pequeña pedanía del Arrabal de San Sebastián.
Siguiendo por la misma carretera y nada más acabar el pueblo nos encontraremos un nuevo camino de tierra que sale a la derecha y por el que seguiremos y giraremos en el primer sendero que sale a la izquierda. Aquí y allá aparecen pequeños terrenos con diversos cultivos de regadío. Continuaremos la ruta hasta toparnos con la Autovía A62.
Al llegar a su altura viraremos a la izquierda hasta encontrar un paso que nos permitirá franquearla por debajo y nos evitará el del tráfico que discurre sobre el asfalto. Al otro lado de la autovía volvemos a encontrar casas y huertas dispersas de las afueras de Ciudad Rodrigo.
Continuaremos por este camino hasta llegar a las primeras viviendas del Barrio del Puente de Ciudad Rodrigo. Nos dirigiremos ahora hacia su centro urbano atravesando el histórico Puente Romano, en piedra de cantería (que en realidad es medieval ya que ha sufrido numerosas reconstrucciones que han dejado la parte original muy reducida)

Justo antes de entrar en el puente encontramos a la derecha las ruinas de un inmueble de piedra en el que sobresale en su entrada principal un pequeño tejadillo. En esta edificación estuvo hasta hace unos años el bar el Portalillo y fue con anterioridad uno de los fielatos (especie de aduana) que había en la entrada a la ciudad.
Desde el mismo puente tenemos también una vista excepcional: al fondo destaca desafiante el castillo de Enrique II de Trastamara y parte de la muralla que rodea la ciudad; a la derecha nos encontramos con la antigua Fábrica de Harinas de La Concha y La Pesquera, zona de baños en verano y a la izquierda con el Puente Nuevo y Las Alamedas. El rio Agueda discurre lento a nuestros pies.

Con esto daremos por terminada nuestra ruta.

2 comentarios

  • Foto de edurechan

    edurechan 30 oct. 2018

    Muy interesante, tanto por las fotos que se ven de la ruta, que invitan a realizarla; como por su trazado adecuado a cualquier senderista; como esa descripción que se hace de la ruta, que ayudará a seguirla con atención y más provecho.

  • Foto de edurechan

    edurechan 30 oct. 2018

    Una ruta nueva, interesante, fácil de realizar y que no defrauda

Si quieres, puedes o esta ruta