Tempo  6 horas 19 minutos

Coordenadas 3240

Fecha de subida 14 de septiembre de 2015

Fecha de realización septiembre 2015

-
-
85 m
-7 m
0
5,0
10,0
19,91 km

Vista 1328 veces, descargada 54 veces

preto de Valea, Galicia (España)

La idea de esta ruta es rodear la península del Grove lo más cercano al mar posible.
La ruta comienza en la Playa de paxareiros, donde existe un aparcamiento para dejar el coche. En primer lugar atravesaremos por el monte por pistas forestales, algunas asfaltadas y otras no hasta llegar al otro lado de la península.
El primer punto al que nos acercaremos es Punta de Moreira, donde se encuentra el acuario. Aquí podremos contemplar una gran cantidad de esculturas de diferentes autores, con temas relacionados con el mar, que están muy bien integradas en el medio.
Pasaremos por la playa de Reboredo, la playa de las Pipas, acercándonos a la laguna de Bodeiro que en esta época del año no tiene agua.
Después caminaremos por la playa de Mexilloeira para acercarnos a las puntas de Area Grande y Barcela, que limitan la playa de Area Grande. Seguiremos nuestro caminar llegando a la playa de Carreira.
Allí debido a que las casas están metidas en la playa literalmente, de forma ilegal se presupone por la ley de costas que existe, hay que dar un pequeño rodeo para poder llegar a la punta de San Vicenzo. Como la idea es ir lo más pegado a la costa, la ruta va por las rocas que rodean este pequeño cabo.
Aquí observaremos la isla Pombeiro y la isla de Sálvora, más allá. Después de pasar la playa de Pateiro, nos asomamos a la punta Pateiro o Pedregal. Todos estos pequeños salientes rocosos, tienen unas vistas panorámicas grandiosas de esta parte de la costa.
Pasaremos diferentes arenales como Castiñeira, Borreiro y Aguiera hasta llegar a Peton Con Negro, con sus características formas rocosas.
A partir de aquí, la costa se vuelve más agreste, con un mar de fondo importante, hasta llegar a la playa de Canelas. Tomaremos la pasarela de madera que existe en este lugar, hasta llegar a San Vicente do Mar, donde haremos un descanso.
Sólo nos falta retornar al coche, pasando por las playas de Espino y da Cruz.
Ruta algo larga, sencilla, por la ausencia de desniveles (salvo en la parte inicial al atravesar la península) y con unas vistas panorámicas preciosas.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta