Tempo  7 horas 54 minutos

Coordenadas 1519

Fecha de subida 14 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
240 m
53 m
0
4,1
8,2
16,46 km

Vista 1576 veces, descargada 130 veces

preto de Hio, Galicia (España)

'

Cuaderno de Bitácora. Año 2016
Sábado, 11 de Junio

SELECCIÓN DE FOTOS DE LA RUTA

Ruta 18: Ruta circular Islas Cíes



Tuvimos suerte con el tiempo para hacer esta ruta, soleado pero sin demasiado calor. ¡¡Hasta pudimos darnos un chapuzón!! Lástima que el agua estuviera casi congelada. Como referente para hacer esta ruta seguimos las indicaciones realizadas por el Club Acivro para conocer toda la isla.


Dividimos la ruta en dos etapas principalmente. La primera consistiría en visitar la Illa do Medio ou do Faro; después de comer y de darnos un baño en la que dicen una de las mejores playas del mundo, la Playa de Rodas, iniciaríamos la segunda parte, que consistiría en recorrer la Illa de Monteagudo ou do Norte.


Encontramos un sitio para dejar las toallas y mochilas y comenzamos con la subida al Faro de Cíes. Antes de llegar pasamos por parajes preciosos como la Lagoa dos Nenos y A Pedra da Campá. El Faro es el punto más alto de la isla con 174 m. y desde allí se puede disfrutar de unas vistas espectaculares.


Tras una pequeña pausa en el faro, bajamos hasta el siguiente faro de esta isla que alumbra el paso entre esta isla y la Isla de San Martiño, el Faro do Príncipe. De camino atravesamos una zona donde unas gaviotas tenían sus nidos en época de cría. Imaginaos como se pusieron. Pasaban rozando nuestras cabezas. Salimos de esa zona lo más rápido que pudimos.


Regresamos al embarcadero pero esta vez por la otra cara de la isla: primero cerca de la Playa da Nosa Señora, después la pequeña Playa dos Viños y por último la más conocida y espectacular Playa de Rodas.
Allí decidimos parar a comer, luego un baño y una bien merecida siesta.


Por la tarde nos ocupamos de la otra parte de la isla. Primero nos dirigimos hasta el Faro do Peito. De camino pasamos por rincones preciosos como: la Playa de Figueiras o Playa de los Alemanes, donde se puede practicar nudismo; los bosques de enormes eucaliptos y pinos de Ferreiriños y hasta pudimos ver una pequeña cueva o furna junto el faro.


Por último subimos hasta la Cadeira da Raiña o Alto do Príncipe desde donde te puedes sentar y contemplar el atlántico y casi toda la isla.


Es un lugar que hay que visitar y pasar todo el día. Un ruta inolvidable. Hasta la próxima

Información Técnica



IBP: 60- Media Detalles. (En función de cómo consideréis vuestra preparación física os dará el grado de dificultad de la ruta)
Tipo de terreno: Pistas de tierra principalmente. No representa ningún tipo de dificultad, pero que a nadie se le ocurra ir en chanclas.
GPS: El trazado no coincide con ninguna ruta marcada. Es casi imposible perderse en la isla. Solo hará falta verlo en algún cruce.
Mejor estación: Depende de cuando la Xunta autorice las visitas a las Islas Cíes. Ya contaréis vuestra experiencia.
Agua: Hay agua en el camping y cafetería. Aun así os aconsejamos llevar abundante agua.
Patrimonio:Camping Islas Cíes, Covento e necrópole de Santo Estevo de Cíes.
A destacar: Todo, no tiene desperdicio.
Fuimos con Mar de Ons, ya que Piratas de Nabia era un poco más cara. Al llegar pronto pudimos subirnos en la parte superior disfrutando y disfrutar así de unas vistas y de un día maravilloso.
Caseta de información sobre las distintas rutas y servicios de la Isla.
1. El 'Lago dos nenos' es el complejo playa-duna-laguna que une ambas islas. Este sistema geomorfológico está íntimamente ligado con los vientos y corrientes de las mareas y constituye un rico ecosistema de multitud de especies marinas. La laguna que se forma entre el sistema de dunas y el arrecife con dique artificial se llama el lago de los niños. 2. El Lago dos Nenos es como un pequeño mar interior, una laguna de agua de mar comunicada con el océano a través de una especie de sumideros. 3. El fuerte oleaje de la zona occidental de las Cíes queda suavizado a la entrada del lago debido a una franja natural de rocas y al dique artificial de comunicación entre las islas de Monteagudo y del Faro. 4. El resultado es que el lago es un remanso para muchas especies de peces que lo utilizan como refugio y lugar de desove y alevinaje. El lago, además, es un sistema dinámico influenciado por las corrientes y el dique-puente. 5. En los últimos años está entrando mucho sedimento, así que debido a la sensibilidad del ecosistema y a su riqueza –congrios, doradas, sargos, pulpos… está especialmente protegido como Zona de Reserva dentro del Parque Nacional y no se permite el baño.
1. Solo se puede acceder a las islas en barco de línea regular o en barco propio. (No accesible a vehículos). El servicio de línea regular se inicia en Semana Santa, fines de semana y continúa a diario todo el verano, desde primeros de Junio hasta finales de Septiembre. 2. Existen varios parkings en la zona de embarque. No está permitida la entrada de animales domésticos. La salida de los barcos se realiza cada hora desde las estaciones marítimas de Vigo, Baiona y Cangas, contemplando la maravillosa Ría de Vigo y sus pueblos marineros. Las empresas de Transporte de barcos son Naviera Mar de Ons, Nabia o Naviera Rías Baixas. 3. En Semana Santa y fines de semana hasta Junio, no es necesario realizar reserva, la tarjeta del acampado se le realizará en la recepción del Camping. La apertura del camping para estas fechas, dependerá del servicio de barcos, que a su vez depende del tiempo.
1. En el “Alto da Campana” podremos ver la característica “Pedra da campá”, una gran roca horadada sobre el alto del acantilado, un ejemplo espectacular del resultado de los procesos erosivos. 2. Su origen es un proceso lento de separación de los minerales causado por la humedad, salinidad, hielo o disolución que avanza tanto en el interior como en el exterior de la roca. A veces las superficies alteradas interna y externa se encuentran y forman estas ventanas.
1. El observatorio de Aves se encuentra en el Alto da Campana, donde se pueden contemplar y estudiar la gran variedad de aves que nos ofrecen las islas. Siendo la gaviota patiamarilla la especie más abundante, además de el Cormorán, Gaviota Sombría, Paíño, el Colimbo ártico, el Alcatraz, la Pardela, la Pichoneta, el Arao, etc.Las Cíes dan cobijo a un gran número de aves marinas lo que ha hecho que sean declaradas como Zona de Especial Protección para Aves.
El Monte Faro es una de las cumbres de esta isla con 172 m.
1. El faro de las Islas Cíes, situado en el punto más alto de la Isla de Medio, monte Faro, fue inaugurado en 1853; su proyecto se aprobó en 1851 a raíz de una petición del consulado inglés de 1842 para instalar una luz de recalada en las islas Cíes que orientara a los vapores en la entrada a la ría de Vigo. 2. De 2º orden, y con 31 millas de alcance, su luz era blanca con eclipses cada minuto, y la lámpara era de aceite de oliva. En 1902 se acuerda su supresión, pero no se cumple la orden; en 1904 se cambia la luz por una de incandescencia por vapor de petróleo. 3. En 1931 se decide oficialmente la permanencia del faro y se cambia la característica a 2 y 4 destellos cada 10” con un alcance de 30 millas. El destellador de acetileno instalado en 1939 redujo el alcance a 29 millas, pero en compensación automatizó completamente el faro. 4. En 1952 se vuelve a cambiar el destellador, y de nuevo el alcance se reduce, esta vez a 25 millas, pero la nueva característica de 2 destellos blancos permite señalizar los bajos de Os Castros y Forcados. 5. El edificio original, muy deteriorado por las condiciones meteorológicas adversas, fue declarado en ruinas en 1978 y reconstruido en 1980, con el torreón adaptado a la nueva linterna con un sistema de acetileno giratorio. 6. Su elevación, a más de 180 metros sobre el nivel del mar, es un problema por las frecuentes nieblas. La linterna de luz blanca tiene un alcance de 16 millas. 7. Se accede al faro por un sendero, zigzageante y empinado en su último tramo, de 3 km desde el muelle donde atracan los barcos regulares que hacen la travesía desde Vigo en verano.
Ojo en época de cría de las gaviotas. Cuando fuimos estaban bastante alteradas y amagaban con atacarnos.
1. El faro está datado en el año 1918, según reza una placa situada encima de la puerta. Fue construido por el ingeniero vigués Ramiro Pascual para señalizar el paso da Porta, el estrecho canal situado entre las islas Cíes; tiene 10 metros de altura. Su luz es blanca y su alcance es de 10 millas. Actualmente se alimenta de energía solar.
Es un pequeño saliente costero situado entre el muelle do Faro do Príncipe y el Faro da Porta. Hay una especie de bancos para sentarse y disfrutar de la ría de Vigo.
Muelle de servicio para la isla: recogida de basura, proveedores del camping, etc..
Área recreativa con mesas y barbacoa cerca de la Playa da Nosa Señora.
1. Tiene una longitud de 140 m de largo por 20 m de ancho, se encuentra a continuación de la playa de Bolos. También se llama Playa de Carracido.
Situada al final de la Playa de Rodas frente la Illa dos Viños, también se llama Playa de Bolos.
1.La playa de Rodas se ubica entre la Isla del Norte o Monteagudo y la Isla del Medio o del Faro. Es la playa más grande e importante del Parque Natural Illas Cies en el cual se halla integrada. 2. Situándonos en el propio arenal nos encontramos de frente con el marco incomparable de la Ría de Vigo y a nuestra espalda el lago, que se comunica con el mar abierto a través de los orificios del puente escollera de hormigón, sufriendo el efecto depurador de las mareas, que llegan a alcanzar los 4 metros de desnivel entre pleamar y bajamar, lo que permite que las aguas interiores del lago se renueven. En dicho lago abundan todo tipo de peces y crustáceos. Con los temporales y grandes mareas en los meses de invierno el lago se inunda y sus aguas se unen a las de la playa de Rodas, quedando enlazadas las Islas Monteagudo-Faro solamente por el puente escollera. 3. La playa en sí tiene forma de concha y se dispone en un entorno rústico. Su arena es de color blanco y grano fino. La playa es abierta, ventosa y de aguas tranquilas lo que facilita el baño. La única forma de acceso a la misma es mediante la utilización de barco. Se presenta aislada y posee zona de fondeo.
1. La Playa Figueiras, también conocida como Playa de los Alemanes, es la que se encuentra a la izquierda del muelle al que llegan los barcos (si nos situamos mirando al mar). Tiene una longitud de unos 300 metros y 50 metros de ancho, superficie justa para mi gusto entre no ser pequeña ni tampoco muy grande y dar pie a masificarse. De hecho es un lugar que, aunque no hay poca gente, resulta tranquilo para pasar el día descansando. 2. En esta playa se permite el nudismo aunque hay bastante gente con bañador. Supongo que, como es un lugar en que los turistas van sólo uno o dos días de excursión, cada día habrá un ambiente distinto y depende mucho de qué visitantes hayan ido ese día. Pero a rasgos generales eso es lo que podéis esperar, una playa mitad nudista y mitad textil. 3. Estaréis rodeados de naturaleza, no en vano las islas Cíes fueron declaradas Parque Natural en el año 1980 y están Zona de Especial Protección para las Aves. La fresca brisa, la suave arena y la increíblemente transparente agua del mar os harán sentir en una de las mejores playas en que nunca habéis estado. 4. Hay que tener en cuenta que al ser Parque Natural este lugar no cuenta con las típicas instalaciones de playa de “civilización”. Por tanto, no encontraremos duchas, ni aseos, ni bares (aunque el de la isla no queda lejos), ni quioscos, ni tan siquiera papeleras. Así que es mejor que nos llevemos nuestra propia comida y no olvidemos una bolsa para recoger nuestros residuos. 5. Y una última recomendación, en las Islas Cíes el sol pega más fuerte que en la costa de Vigo, por lo que no debéis olvidar echaros mucho protector solar si no queréis salir de allí quemados.
El Ferreiriño es un ave insectívoro forestal, ruidoso y activo, resulta muy conspicuo por su llamativa combinación de colores azules y amarillos. Frecuenta parques, y para criar se acomoda muy bien en huecos —tanto naturales como artificiales—, especialmente en cajas-nido. Se trata de uno de los pájaros más extendidos y populares.
Construido en 1904 en la isla Norte para complementar el faro de Montefaro en la isla del Medio y el de Bicos en la isla Sur. En 1918 se le sumaría el faro da Porta y más tarde el del islote Boeiro.
Se trata de una furna en las proximidades del faro.
1. El observatorio de Aves se encuentra junto el Faro do Peito, donde se pueden contemplar y estudiar la gran variedad de aves que nos ofrecen las islas. Siendo la gaviota patiamarilla la especie más abundante, además de el Cormorán, Gaviota Sombría, Paíño, el Colimbo ártico, el Alcatraz, la Pardela, la Pichoneta, el Arao, etc.Las Cíes dan cobijo a un gran número de aves marinas lo que ha hecho que sean declaradas como Zona de Especial Protección para Aves.
Una de los montes de la Isla de Monte Agudo.
Uno de los montes de la Illa do Monte Agudo. Allí podremos ver una zona de barbacoa y la famosa SIlla de la Reina que conforma uno de los miradores más bonitos de la isla

1 comentario

  • Foto de Ne.no

    Ne.no 26-jul-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Sin duda es merecida la fama que tienen estas islas. Muy recomendable combinar la ruta con un buen baño. Si olvidáis el bañador no os preocupéis que también hay una playa nudista. Las vistas de las islas son para no olvidar. Hay que hacer esta ruta por lo menos una vez en la vida.
    Gracias

Si quieres, puedes o esta ruta