Tempo  4 horas 49 minutos

Coordenadas 1939

Fecha de subida 4 de febrero de 2017

Fecha de realización febrero 2017

-
-
507 m
404 m
0
5,3
11
21,14 km

Vista 1537 veces, descargada 18 veces

preto de Lugo, Galicia (España)

Realizada un dia de muchisima lluvia. La idea inicial era ir de Lugo ciudad hasta la Casa Rural de la Fervenza http://www.fervenza.com/, pero llegado un punto no se pudo continuar la ruta por el camino pues el rio había inundado el camino y optamos por seguir hasta encontrarnos por la carretera. El camino de continuación a la fervenza desde el punto donde yo lo deje no tiene pérdida por si quereis seguir hasta alli que seria lo ideal para poder visitar el bosque.
El camino no tiene pérdida el rio a la derecha y la carretera un poco más arriba a la izquierda, la soledad aun con aldeas y comunicaciones cerca es total, hoy hemos visto un corzo y numerosas garzas y cormoranes. Alfalto CERO desde donde empece hasta A Fervenza.
Saliendo de el Poligono del Sagrado Corazón enlazamos con el sendero del Rio Rato, pasando por los barrios de, Chanca, donde nos cruzamos con el Camino Primitivo en su entrada a Lugo, seguimos caminando por debajo del puente de la Chanca, continamos por el sendero sin pérdida por el barrio de Castelo hasta llegar al barrio de la Tolda donde nos encontraremos con el Padre Miño, cogemos pasando por debajo del puente dirección izquierda río abajo por un camino perfectamente delimitado hasta las depuradoras primero la nueva y a continuación la vieja.
Despues de este punto el camino se resuelve entre senderos y caminos agrícolas, que como hoy se encuentran muy enfangados. Bosques, prados y rio con molinos y caneiros es nuestro paisaje.
BOSQUE DE LA FERVENZA
El centenario bosque da Fervenza es un bosque autóctono que el río anega periódicamente. Es entonces cuando robles de más de 300 años y alisos monumentales nadan en la corriente, refrescando sus raíces. Sus lagunas, charcas e islas fluviales decoran un paisaje muy singular.
El bosque da Fervenza se ubica en el curso alto del río Miño dentro de una Reserva da Biosfera. Se trata de uno de los más importantes bosques de inundación que quedan en la península Ibérica, en un buen estado de conservación, en los que predominan alisos, robles, fresnos y sauces.
Casa de Turismo Rural Casa Grande da Fervenza
La Casa Grande tiene como origen la rehabilitación y reaprovechamiento de las viejas edificaciones de la desaparecida aldea de A Fervenza. Esta aldea había sido fundada unos siglos atrás, en torno al XVI-XVII y consistía esencialmente en un caserío y un molino, además de alguna edificación anexa más. Se duerme en el caserío restaurado, se come en las antiguas cuadras ahora reaprovechadas como salón comedor y se puede visitar la fragua completamente funcional y ver uno de los telares antiguos que conservan restaurado.
El Molino. Justo frente a la Casa Grande, parte del agua del río es canalizada para llevarla hasta la entrada del molino que aprovecha su fuerza para mover los engranajes y mecanismos que propician que las enormes piedras circulares giren y muelan el grano para pulverizarlo y formar la harina. Parte de la fuerza de la corriente de agua que mueve el molino proviene de la pequeña cascada o remonte de agua que se forma en el río poco antes y que da el nombre a este entorno rural y bosque: a Fervenza (cascada en gallego). Además, la existencia de este molino tal vez no tenga mucha relevancia en la actualidad, pero en el pasado su función para la zona era estratégica y por ello existía una red de comunicación vía fluvial que permitía el transporte en pequeñas embarcaciones llamadas batuxos en las que transportaban el grano para ser molido allí. Tal era la importancia de este sistema de transporte que se aprovechaba también para llevar leña, cosechas e incluso alguna pieza de ganado puntualmente. Suena a muy antiguo, ¿verdad? Pues solo han pasado 40 años desde que se dejó de utilizar este sistema.
Como parte del conjunto etnográfico que A Fervenza se ha esforzado en conservar, se puede contemplar diversos elementos tradicionales del estilo de vida de décadas atrás en la zona. Comenzamos por un antiguo telar de madera que conservan completamente restaurado. Su juego de poleas garantiza que el tejido se abra para permitir el paso de la lanzadera entre los hilos para posteriormente volver a tensarlos gracias al pedal del que dispone. El peine ayuda a ir apretando cada pasada con la anterior y así se repite el proceso manualmente hasta finalizar. Justo al lado, un banco de trabajo permite ver tanto una zoca (zueco) a medio tallar como otra ya finalizada, como ejemplo del trabajo de elaboración de este calzado tradicional utilizado para el trabajo en el campo.

Por último, seguramente lo más espectacular de esta visita por las antiguas labores: la fragua. Este elemento era muy utilizado para la manipulación del metal que posteriormente se utilizaba para elaborar cuchillos, herraduras, etc… El sistema para avivar el fuego si que es más innovador del que se utilizaba antaño. En lugar de tener que recurrir al fuelle, lo que supone estar apretándolo manualmente y por tanto dificultar el trabajo (o tener que depender de una segunda persona) aquí se montó un sistema de ventilación aplicando el efecto Venturi a través de una serie de tubos, lo que automatiza el proceso. Un sistema que seguro que los antiguos ferreiros seguramente hubieran agradecido…
Aparcamiento
Panel
Ponte
Desembocadura Rio Chamoso
Refugio

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta