Tiempo en movimiento  2 horas 12 minutos

Tempo  2 horas 30 minutos

Coordenadas 1992

Fecha de subida 6 de abril de 2019

Fecha de realización abril 2019

-
-
1.007 m
708 m
0
2,9
5,8
11,58 km

Vista 50 veces, descargada 2 veces

preto de Espinosa de los Monteros, Castilla y León (España)

Ruta circular por buena parte de lo que fue el Campo de Batalla durante los Días 10 y 11 de noviembre de 1808. Salimos de Espinosa pasando por al lado del Museo de la Batalla de Espinosa. Posteriormente subimos al alto de la Riba, donde el General Blake dispuso su artillería para enfrentarse a los franceses. Posteriormente bajamos por la carretera del campamento hacia Sorriba donde visitamos el Alto de San Martín o del ataque. Nos adentramos en el Robledal siguiendo la senda del monte Edilla. Abandonamos esta senda a la altura del Roble de Edilla y cogemos dirección a Quintana de los Prados. Luego seguiremos la senda Entre Prados hasta Santotís, donde la abandonaremos para continuar en dirección norte hacia el portillo de Ocejo. De aquí nos dirigimos a Las Peñucas por la carretera que sube a Picón Blanco a la izquierda y visitamos la Cruz erigida en conmemoración de la Batalla. Posteriormente regresamos a Espinosa por la Garita. Podemos encontrar una detalladísima descripción de los hechos acaecidos en esta batalla en la página: http://sietemerindades.blogspot.com/2012/11/dos-dias-para-recordar-espinosa-de-los.html?m=1
En este punto situaron la artillería los Españoles para defenderse de los Franceses. “Blake dispuso en el alto de la Riba, junto al actual polideportivo, parte de la vanguardia de Don Gabriel de Mendizábal , con seis piezas a cargo del capitán de Artillería D. Antonio Roselló”
Aquí discurrió la parte más encarnizada de la acción durante el día 10 de noviembre. Los españoles lograron una pequeña victoria haciéndose al final del día con la posiciòn: “Los franceses ganaron fácilmente el bosque que había a la diestra de la línea española, rechazando las avanzadas de la División del Norte; pero cuando, saliendo dél arbolado, trataron de conquistar el alto del Ataque, todos sus esfuerzos se estrellaron ante el brío con que los defendieron la posición los regimientos de la Princesa y Zamora, dando brillantes y repetidas cargas a la bayoneta para contener el empuje de sus valientes adversarios. Las otras dos divisiones enemigas apoyaron a su llegada el ataque emprendido; mas a pesar de todo, reforzada la División del Norte por el general Blake, que viendo el peligro que corría, acudió personalmente al sitio del combate con la 3ª División y parte de la reserva, el enemigo fue siempre rechazado, terminando la pelea a la caída de la tarde con una carga general de nuestras tropas, que obligó a retroceder a los franceses hasta el bosque, bajo los solemnes y victoriosos acordes de las músicas de todos los regimientos que defendían la posición. («luchamos en una selva», dejó escrito un soldado francés). “ http://sietemerindades.blogspot.com/2012/11/dos-dias-para-recordar-espinosa-de-los.html?m=1
En este punto abandonamos la senda Entre Prados y cogemos dirección Norte. Deberemos, para ello cruzar un cierre de Espino.
“de madrugada, sigilosamente, Victor colocó una fuerte división en una posición elevada, frente al ala izquierda española (la división de Asturias) que, cuando las primeras luces disipan la niebla, observa con estupefacción cómo la nueva y ventajosa posición francesa les ha dividido en dos partes imposibilitadas de juntarse.“. http://sietemerindades.blogspot.com/2012/11/dos-dias-para-recordar-espinosa-de-los.html?m=1 Probablemente los franceses siguieran la misma senda que hemos seguido nosotros en esta ruta para rodear a la división Asturiana.
El Mariscal Francés encargó el ataque la brigada Maison, de la división Lappisse, que embistió con gran arrojo a la División asturiana. Trabado combate los españoles llevan la peor parte. Acevedo rechazó al principio la acometida con sus descargas cerradas y ataca las líneas francesas pero el general Maison sitúa una línea de tiradores que harán fuego sobre la oficialidad con el ánimo de descabezar a los voluntarios de Asturias. Pronto cae el mariscal de campo D. Gregorio Quirós, traspasado de dos balazos, muerto desde su caballo tordo sobre el que arengaba a la soldadesca. Acevedo que acudía a todos los debilitados puntos de sus líneas, cae a su vez. Está herido en la cabeza y ha perdido la vista. En ese momento, su Ayudante Rafael del Riego prosigue luchando y defendiendo a su jefe mientras organiza la retirada. Ordena colocar a Acevedo en una carreta y, a su lado, se alejan del frente. http://sietemerindades.blogspot.com/2012/11/dos-dias-para-recordar-espinosa-de-los.html?m=1
Se distinguió en la confusión de la derrota el sargento de Regimiento de Hibernia Ildefonso Gil, que salvó la bandera coronela de su regimiento, arrebatándola de las manos de los franceses cuando ya se vanagloriaban con dicho trofeo. (Para conmemorar este hecho de armas se creo una Cruz de distinción semejante a la de Albuera con sólo la diferencia del nombre y cinta, que era de color rojo, con filetes en los cantos y lema: "Fernando VII. Espinosa"). http://sietemerindades.blogspot.com/2012/11/dos-dias-para-recordar-espinosa-de-los.html?m=1

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta