Tempo  7 horas 21 minutos

Coordenadas 1241

Fecha de subida 21 de enero de 2017

Fecha de realización enero 2017

-
-
1.162 m
837 m
0
3,5
7,1
14,18 km

Vista 1387 veces, descargada 25 veces

preto de Manzanal del Puerto, Castilla y León (España)

Ruta realizada por el grupo de senderismo SERMAR.
Iniciamos la ruta en el pueblo de MANZANAL DEL PUERTO, en la carretera, justo a la entrada Sur de la localidad.
Manzanal del Puerto es uno de los 13 pueblos que componen el Ayuntamiento de Villagatón. Separa las comarcas de La Cepeda, El Bierzo y La Maragatería. En enero de 2012, tenía censada una población de 44 habitantes.
Importantes descubrimientos nos revelan la importancia que tenía "El Camino de Manzanal", ruta alternativa jacobea al camino francés para evitar las nevadas y el mal tiempo de Rabanal y de Foncebadón. Así se encuentra escrito en una guía de peregrinos del siglo XV, realizada por el monje alemán Hermann Küning. Esta ruta continúa por el valle que lleva a las ruinas de lo que fue un gran monasterio, San Juan de Montealegre, y hasta la localidad de Torre, donde enlaza con otra ruta jacobea, el "Camino de La Cepeda".
También fue un lugar estratégico que contaba con hospedería y parada de postas de diligencias y correo.
Además aquí se encontraba una casa solariega de la Orden de los Hospitalarios, monjes afincados a lo largo de toda La Cepeda.
En Manzanal del Puerto, Gomez-Moreno, en 1925, en su Catálogo Monumental de la Provincia de León dice que “había una casa de Hospitalarios del siglo XII y una ermita del Cristo de la Calzada”.
Los nombres de los pueblos de esta zona de La Cepeda más occidental, derivan de la mitología griega, romana y cristiana. Quizá el nombre de Manzanal proviene de Júpiter Menzano, al que sacrificaban caballos.
En la antigüedad, la realeza y nobleza solicitaban caballos de La Cepeda, ya que éstos eran cruce de pura raza española y gran babiano. Manzanal, cuyo puerto de 1.225 metros recibe el mismo nombre, fue un lugar legendario de tránsito, cerca del cual se encuentra el Cerro de Buey Mayor de 1.434 mts de altitud donde están instalados algunos de los aerogeneradores del parque eólico. El resto están distribuidos en el Corón (al que también llaman Pastorín por las costumbres de los pastores de levantar en la cumbre un monigote de piedras) que emerge detras del pueblo.
Para comenzar, tomamos dirección Sur, continuando por la calle Huertas y descendemos hacia la Iglesia, donde podemos observar las “Estelas Cosmicas” que aparecen grabadas en las piedras de este monumento.
Subimos por la calle Teselín para regresar a la carretera. Unos metros más adelante (km 1 de nuestra ruta) tomamos un desvío en dirección Norte para dirigirnos a la Peña-Ermita de Santo Tirso. Por aquí discurre la procesión que los lugareños celebran el sábado anterior al Corpus Christi. Pasamos por encima de la N-VI y descendemos hacia la ermita que aprovecha la gran oquedad de la roca situada a orillas de un arroyo que desciende hacia el río Tuerto; un rincón bucólico y encantador en su día, pero hoy aprisionado entre la carretera N-VI y la autovía A-6 que, de no haber sido, dicen, por las gestiones «in extremis» de la Junta Vecinal, las obras de la autovía se la hubieran llevado por delante. Cada año, tras la misa, los devotos y quienes no lo son tanto, se someten a la tradición del «aserrado», aplicado por el sacerdote como una bendición a los romeros. La fiesta concluye con música de dulzainas, baile ante la ermita y convite a dulces y vino a todos los asistentes.
Tras visitar este recóndito lugar regresamos por el mismo camino hasta Manzanal para en un pequeño ascenso llegar a las casinas de la Malla, antiguas eras donde aún se guardan en unas pequeñas construcciones algunas antiguas herramientas agrícolas e incluso viejas aventadoras.
Seguimos en dirección NW, en el primer cruce (km 2,9) tomamos la desviación de la izquierda, avanzando por un camino entre altas escobas.
En la siguiente desviación (km 3,4) continuamos en dirección Norte, caminando ahora entre brezos y más escobas.
Así, alcanzamos la carretera LE-5304, donde seguimos en dirección Norte para enseguida tomar dirección Oeste.
Ahora ya continuamos por una pista junto a la A-6 realizando un fuerte descenso hasta llegar a la bonita cascada del Lloroso que se une aquí al arroyo de la Silva. Un puente de madera tratada nos permite pasar y continuar por la margen derecha del arroyo.
Avanzamos a lo largo de unos 900 mts y tras desviarnos a la izquierda cruzando el arroyo por un puente de cemento, alcanzamos la Fuente Ferrina, una bonita surgencia que nace entre musgos que contrastan con el rojo férrico que se mezcla con sus aguas.
Llegamos junto a las tapias del cementerio de La Silva. A nuestra izquierda encontramos unas vagonetas mineras abandonadas.
Aquí comenzamos a ascender por el robledal, en dirección Sur por una corta pero fuerte subida (100 mts de desnivel en 0,5 kms).
Seguimos avanzando en dirección Oeste. En el km 7,9 atravesamos la carretera asfalta que va de La Silva a Montealegre.
Avanzamos unos 100 mts por el camino para continuar por una senda estrecha que se adentra por el robledal (aunque se puede seguir por el camino). Unos 800 mts por la senda y regresamos al camino.
Ahora la pista continúa en dirección SW, vadeamos un arroyo y tras varios zigzags llegamos al Monasterio de San Juan de Montealegre (km 10).
El Monasterio de San Juan de Montealegre fue uno de los más de sesenta monasterios que formaban la Tebaida berciana. Situado entre las localidades de Torre del Bierzo, La Silva y Montealegre, fue parroquia de este último y está dentro de la jurisdicción administrativa de este último pueblo.
Se encuentra situado en la calzada romana de Vía Nova y albergó dentro de la iglesia dos miliarios de esta vía. Uno sosteniendo el púlpito y otro a un lado del altar mayor.
Fundado, probablemente, en el siglo X, las primeras referencias de su existencia las encontramos en el Concilio de Irago, en el 946, en el que figura como asistente a dicho Concilio su abad, llamado Pimolo. En aquella época el Monasterio se llamaba San Martín de Montes. En el 1203, tras convertirse en hospicio de la Orden Hospitalaria su advocación se puso bajo San Juan añadiéndosele Montealegre por ser esta la parroquia del pueblo.
En el siglo XVI se construye la singular espadaña de la iglesia, de muros de más de tres metros de espesor.
Tras la Desamortización de Mendizábal, en el siglo XIX, comienza su decadencia que ha llevado a que hoy solo se conserven las ruinas de su iglesia, que a principios del siglo XX se conservaba íntegra. Dichas ruinas son románicas, excepto la espadaña que es del siglo XVI.
De su nave y crucero apenas se conservan más que marcas en el terreno.
Su cabecera la componen tres ábsides semicirculares al interior y al exterior, excepto el central que es poligonal al exterior y de mayor altura con una bella ventana conservada íntegramente. El izquierdo conserva en su bóveda pinturas murales con motivos geométricos.
Destacar los restos de la bella decoración ajedrezada, los arquitos murales con decoración de billetes, sus magníficos modillones y sillería con marcas de hasta seis canteros diferentes.
En su espadaña se conserva parte de la escalera de caracol que daba acceso a su parte superior.
Tras visitar las ruinas de este Monasterio que se encuentra protegido con una valla metálica, continuamos en dirección NE. Unos 700 mts más adelante alcanzamos el Pozo minero de San Juan. Por detrás de una construcción encalada y medio derruída, nos acercamos hasta la bocamina que se encuentra protegida por unos barrotes de hierro para impedir el acceso a la mina abandonada.
Regresamos unos 200 mts por el mismo camino para comenzar a ascender en dirección Norte hasta alcanzar la vía del tren y poder contemplar desde lo alto las vistas del valle (km 11,6). Un panel nos muestra imágenes de los teleféricos que hasta hace poco subían el carbón, de los que actualmente no se aprecia ningún resto.
Ahora, continuamos en dirección Este para llegar al pueblo minero de La Silva. Llegamos hasta la iglesia junto a la que se encuentra un pequeño Museo de la Minería.
Bajamos por la calle Venta hasta alcanzar el único bar que existe actualmente en la localidad donde aprovechamos para reponer fuerzas.
Seguimos a continuación por la margen derecha del arroyo en dirección Oeste hasta alcanzar el parque de La Llamera donde tienen instalado uno de los miliares del monasterio, concretamente el que sostenía el altar mayor.
Atravesamos la carretera de Montealegre y por una escalinata accedemos a otra bocamina, donde conservan alguna vagoneta y alguna maquinaria de la mina.
Ahora regresamos a La Silva y tras ascender de nuevo por la calle Venta llegamos junto a la iglesia de la localidad donde finalizamos esta ruta.

------------------
Quienquiera que haga uso y seguimiento total o parcial de este track y de su información adicional, asume la plena responsabilidad ante los riesgos propios de la práctica de la actividad, ya que esta información tiene únicamente carácter orientativo.
La Silva
Pozo minero San Juan
Monasterio San Juan de Monte Alegre
Fuente Ferrina
Cascada del Lloroso
Las Casinas de Majar
Ermita La Peña - Santo Tirso
Desvío a la Ermita
Manzanal del Puerto
Pozo minero

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta