Coordenadas 386

Fecha de subida 30 de agosto de 2018

-
-
631 m
494 m
0
4,8
9,7
19,38 km

Vista 200 veces, descargada 6 veces

preto de Esporiz, Galicia (España)

Iglesia Monterroso Museo de arte y etnografía popular con 560 piezas, ubicado en la Casa Rectoral. Su colección incluye desde arte en piedra hasta utensilios artesanales, pasando por la orfebrería religiosa o la numismática.
instalación deportiva, y auditorio municipal
camino
Sandolfe es un lugar de la parroquia de Arada en el Ayuntamiento lugués de Monterroso en la comarca de la Ulloa. Segundo el censo municipal (INE 2012) tiene 55 habitantes (27 hombres y 28 mujeres).
San Cibrao de Pol es una parroquia del Ayuntamiento de Monterroso en la comarca de la Ulloa, en la provincia de Lugo. En el año 2007 tenía 64 habitantes, de ellos 28 eran hombres y 36 eran mujeres, lo que supone una disminución de 1 habitante en relación al año anterior, 2006.
Pazo de Seixos: Levantado por la casa de los Salgado en el siglo XVI. De hecho, su escudo de armas sigue presidiendo el dintel de la entrada al recinto. En este conjunto se puede apreciar la solana, la capilla particular y otros elementos que dan a conocer cómo eran este tipo de construcciones en la época.
Santo André de Sirgal es una parroquia del ayuntamiento de Monterroso en la comarca de la Ulloa, en la provincia de Lugo. En el año 2007 tenía 59 habitantes, de ellos 31 eran hombres y 28 eran mujeres, lo que supone una disminución de 4 habitantes en relación al año anterior, 2006.
Instalación deportiva del Sd Monterroso, campo municipal.
El río Ulla es un río gallego del noroeste de la península ibérica, que desemboca en el océano Atlántico a través de la ría de Arousa. El río Ulla nace en los montes de Olveda en el ayuntamiento de Antas de Ulla, provincia de Lugo, entrando al poco de su nacimiento en Monterroso. Sus dos afluentes principales por la izquierda son el Arnego y el Deza, por la derecha recibe las aguas del Pambre, Furelos y cerca de su desembocadura el río Sar, un poco antes de recibir las aguas del Pambre forma las Torrentes de Macara. Su curso limita las provincias de La Coruña y Pontevedra desembocando en la ría de Arousa a la altura de Catoira tras recorrer 132 km. Su cuenca es de 2764 km², la segunda más importante de Galicia después de la del Miño y una de las más salmoneras. Sus aguas son retenidas por el embalse de Portodemouros. Entre sus recursos piscícolas se encuentra también la trucha, anguila y lamprea La lamprea es un pez vampiro.
El Área Recreativa de A Peneda es uno de esos lugares del interior de Galicia que hacen olvidar las playas de la costa ya que dispone de todo lo necesario para disfrutar de una zona fluvial sin igual y no envidiar para nada a muchas zonas de destacado valor turístico cercanos al mar. El río Ulla marcó el devenir histórico de una comarca denominada en su honor, A Ulloa y que comprende los concellos de Antas de Ulla, Palas de Rei y Monterroso, en donde se localiza este fantástico area recreativa fluvial, a tan solo 12 km del nacimiento de este río. Esta zona fue atravesada durante siglos por varias vias de gran importancia para la región, como la via romana XIX del itinerario de Antonino y ya desde épocas medievales lo atravesó la via de mayor importancia en cuanto al desarrollo cultural de la Galicia de los siglos posteriores, el conocido Camino Francés a Santiago que hace su etapa 27 en la parroquia de Ligonde. El núcleo principal se encuentra en una suave loma dominada por un asentamiento castrexo, el Castro da Croa a 562 m. El río Ulla pasa por el valle que forma esta pequeña elevación y el Monte de Leborei, de 549 m, en donde también se localizan los restos de otro castro, a escasos metros de Aboi. La existencia de una antigua presa utilizada para la canalización del agua para el posterior uso de su fuerza en los molinos fue aprovechada para la creación de la primera piscina fluvial que aún sigue estando habilitada para el baño para quién prefiera bañarse en las aguas del Ulla. Junto a ellas se construyeron a principios de siglo dos fantásticas piscinas diferenciadas por edades y rodeadas de una impresionante área recreativa compuesta de mesas, barbacoas, papeleras, servicios, restaurante, bar y todo ello adornado por diferentes elementos etnográficos propios de un río tan valioso para los habitantes de la comarca como es el Ulla. Así adornan el área, moas (ruedas) y canales de molinos, hórreos, pasos o poldras sobre el río, todo ello integrado en el área recreativa, en forma de mesas o esculturas o simplemente como muestra del arte popular. Destacan también dos sepulcros antropomorfos posiblemente de la baja edad media. Muchos de este tipo de sepulcros eran situados al borde de vias de comunicación de cierta importancia por los propios enfermos terminales o anacoretas que dormían su sueño diario, “mientras no le llegaba la hora de dormir el eterno.” (Manuel Murguía). Aparte de las piscinas el área recreativa se completa con una pista de tenis y un camping municipal. Además existe un coto truchero intensivo y el lugar forma parte de una ruta conocida como de A Pena do Corvo.
Estamos en la Plaza de Santa Lucía, otro lugar estrechamente vinculado a la feria de Monterroso, tanto en el presente como en el pasado. En los alrededores de esta plaza se encuentran muchos elementos importantes de la historia de Monterroso y su feria. Aunque la feria no nació exactamente aquí, podría decirse que la ciudad sí. Para conocer el nacimiento, más o menos exacto, de la feria de Monterroso, debemos avanzar unos 200 metros por esta calle, Avenida Xeneral Salgado, hacia Taboada. Es lo mismo donde tuvo lugar la antigua ruta de unión entre Ribadavia y Parga en los siglos XI y XII, lo que le dio a Monterroso un lugar estratégico. De esta forma llegamos a Feiravella, el lugar donde se celebraban las primeras ferias. Se desconoce el punto exacto, se sabe que estaba en la orilla sur de la carretera, junto al antiguo Camino de las Reñas. En un momento en que el territorio estaba en manos de los palacios y las casas señoriales, en este lugar había un área sin cultivar adecuada para montar un pequeño movimiento de feria. Algunas fuentes documentales dicen que el lugar exacto estaba en el marco que dividía las parroquias de Esporiz y Sirgal, pero este marco nunca pudo ser encontrado debido a las modificaciones hechas en el campo. Es necesario pensar que en ese momento Monterroso como tal, todavía no existía. Se sabe de la situación de Monterroso como una de las causas del nacimiento de la feria. También se cree que la mercancía que dio paso al resto del comercio fue la sal. En la Edad Media, fumar, secar y salar eran las únicas formas conocidas de conservar carne y pescado, de ahí la importancia y el valor de este elemento. Se sabe que desde el siglo XIII, el monasterio de Sobrado dos Monxes ha disfrutado del privilegio de cargar el Pedaticum (impuesto) de la sal de Monterroso. Monterroso tenía que ser, entonces, obligatoriamente, un importante punto de venta de este producto. Cuando la feria se estableció como un movimiento comercial importante, la Casa Grande o Casa da Laxe, aquí presente, cedió las tierras necesarias en su vecindad para continuar el evento. Estas tierras incluyen el cuadrado en el que nos encontramos. Es en este momento que podemos ubicar Monterroso por primera vez, un pequeño asentamiento de personas relacionadas con la feria debajo de la capilla de Santa Lucía. La evolución que tuvieron las diferentes ferias en los siglos siguientes fue la que transformó ese pequeño asentamiento de los barrios del Pazo de Laxe en el Monterroso que conocemos hoy. A mediados del siglo XVIII, la feria se trasladó a la actual Plaza de la Cúpula, huyendo de los continuos asaltos a los trabajadores. El nuevo recinto ferial marca el lugar donde Monterroso continúa creciendo como pueblo de tierras feudales. Desde 1812 Cortes de Cádiz y la nueva Ley de Ayuntamientos hacen que los municipios se reasignen, dejando a Laxe de Monterroso incluido dentro del Municipio de San Martiño de Fufín, con capital en San Ciprián de Pol. Pero es como el aumento del pueblo y su feria que en 1832 Monterroso se convierte en la capital municipal por orden del Jefe Político de la provincia de Lugo. Monterroso recibe un gran impulso del capital municipal que, mezclado con la feria tradicional, convierte a la ciudad en el lugar comercial más importante del centro de Galicia. Tenga en cuenta que hasta la llegada de las infraestructuras y la tecnología para el transporte terrestre de mediados del siglo XX, la actividad de los productores en Monterroso y sus alrededores se extendió varios días antes y después del día de la feria. El ímpetu del capital municipal también hace que la feria crezca hasta el punto de que el espacio no es suficiente, teniendo que buscar espacios adicionales. Como solución, la feria se ordena aprovechando, entre otros, los espacios que han servido como recinto ferial en la antigüedad, como este en el que nos encontramos. De esta manera, y de alguna manera, se puede decir que, en ese momento, la feria de Monterroso tuvo que devolver sus orígenes. Este lugar, específicamente, tenía funciones específicas dentro del conjunto de ferias de Monterroso durante el siglo XX. Se encuentra en lo que popularmente se conoce como Aldea de Abaixo, tal vez como una forma de nombrar al "viejo" Monterroso. Esta es el área de la feria donde se comercia con conejos, pollos, quesos, huevos, trozos de carne o mantequilla. Inicialmente, era conocida como la Feria de la Mujer, ya que, mientras que los hombres ganaban en el mercado de ganado, cabarets o puestos artesanales, las mujeres ganaban la mayoría en este tipo de comercio. Más adelante se conoció como la Feria del Queso, probablemente porque es el lugar de venta de uno de los géneros más tradicionales y reconocidos de Ulloa que actualmente tiene su propia Denominación de Origen Protegida. En los últimos años del siglo XX y el primero del siglo actual, la feria se redujo significativamente. En la actualidad, los productos que se vendieron aquí durante más de un siglo ahora comparten espacio con muchos otros en la construcción del Domo. El uso de este espacio para propósitos justos es meramente figurativo, sirviendo de soporte en casos específicos de saturación de la Nueva Feria. También está convocando
Fuente de agua potable, en la calle , AV General Salgado
Estamos en la Plaza de Santa Lucía, otro lugar estrechamente vinculado a la feria de Monterroso, tanto en el presente como en el pasado. En los alrededores de esta plaza se encuentran muchos elementos importantes de la historia de Monterroso y su feria. Aunque la feria no nació exactamente aquí, podría decirse que la ciudad sí.
Tiene mucha importancia ya que fue uno de los gérmenes de la ciudad de Monterroso. Fue construido en el siglo XVI, año 1520, por Alonso de Gundín y su esposa Beatriz Salgado, aunque fue profundamente reformado en el año 1700, se dice que esta remodelación se realizó con sillares traídos del vecino Castillo de Sirgal. El conjunto arquitectónico está formado por el pazo, un palomar, un hórreo, una fuente y una capilla dedicada a Santa Lucía, esta última datada del siglo XV, se comunica con el pazo a través de los jardines, y conserva parte del pórtico romano. En esta parte del edificio nos encontramos con el escudo del señorío de Rosende donde está escrito el lema “Salga salire, Salga do Pidiere”, que hace referencia a la disposición de enfrentarse al peligro allí donde pudiera existir. En la puerta de acceso a los jardines del pazo, dentro de un gran frontón triangular nos encontramos con los escudos de armas de los Andrade, los Salgado y de los Gundín. Alrededor del pazo, en el lugar de la Feiravella, tenía lugar antiguamente la feria. Pazos como este fueron inspiración de Emilia Pardo Bazán para su obra más famosa “Os Pazos de Ulloa” en el que retrata a la sociedad gallega en el siglo XIX.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta