Tempo  28 minutos

Coordenadas 311

Fecha de subida 19 de febrero de 2017

Fecha de realización febrero 2017

-
-
705 m
689 m
0
0,4
0,9
1,78 km

Vista 941 veces, descargada 32 veces

preto de Covanera, Castilla y León (España)

El Pozo Azul es un manantial o surgencia de agua ubicado en la localidad burgalesa de Covanera (España), al sur de la Cordillera Cantábrica.
El Pozo Azul de Covanera (IPA 190850001) es una descarga cárstica que presenta grandes caudales en época lluviosa (se han llegado a medir 4.710 l/s) a los que sigue un fuerte agotamiento con un mínimo de 34 l/s en octubre de 2010.
En él viven truchas, denotando la pureza de su agua, con una temperatura que oscila de 9º a 11º centígrados todo el año.

Es el nombre que se dio en Covanera a una surgencia de agua que no brota a nivel de superficie sino en profundidad y es de color azul.
La concavidad que genera tiene un diámetro de 7 metros y una profundidad de 10 metros. Esta profundidad no es uniforme; la pared del pozo del lado de la montaña es la roca madre y desciende en vertical mientras que el inicio del cauce desciende en talud a veces poco pronunciado de cantos rodados y piedras de la ladera de la montaña.
Tan poderosa ha sido su labor a lo largo de millones de años que el agua que brota ha ido excavando un vallejo que concluye cuando desemboca en el río Rudrón.Ese vallejo se debe recorrer para llegar al pozo desde Covanera,el recorrido desde el pueblo apenas llega a 600 mts completamente llanos,donde poco antes de llegar al Pozo Azul,veremos la Cueva del Agua.

Desde siempre este nacimiento ha sido motivo de curiosidad. Hay algunos relatos de carácter literario que aluden a él.
La exploración comenzó en los años sesenta del siglo XX hasta la actualidad, con carácter intermitente dependiendo del periodo del año, del grupo de exploradores y de los patrocinadores. En la actualidad todavía se sigue avanzando en G4.
Desde 1964 se inició el proceso de exploración en S1 que continuaron con Joaquín Plana del G. E. Edelweiss.
Las dificultades para recorrer S1 fueron muy grandes debido a lo angosto y difícil. Desde entonces no han cesado las inmersiones tanto por este grupo como el G.E. Standard, ya en 1978, fecha en la que este grupo llega a la Burbuja. También se llega a S2.
En la década de los 90 fueron los grupos G.E. Gaia y Cave Diving Group (CDG) los que prosiguieron esta labor. Rupert Skorupka, de este último, toma contacto con esta cavidad, lo que supondría la entrada en escena de los espeleobuceadores británicos.
En 2001 Jason Mallinson, también del Cave Diving Group (CDG), continuó avanzando en S2. Lo mismo sucedió al año siguiente pasando la exploración de este sifón de 1250 m a 1950 m, siendo el punto más bajo alcanzado de - 60 m.
En 2004 se sumará la topografía de S2, labor que inició el británico Ruper Skorupka en junio de 2004, topografiando los primeros 320 m.
En el año 2005 se realizaron el levantamiento topográfico (grado BCRA 5C) la Burbuja entre S1 y S2.
En 2006 Jason Mallinson llegó a los 3.800 metros sin haber llegado al final del segundo sifón.
La campaña de 2007 supuso la colaboración de espeleobuceadores españoles, ingleses y holandeses y se alcanzaron los 3.530 metros de desarrollo en S2, con una profundidad máxima de -71 metros.
En 2010 se batió el récord del mundo en mayor distancia desde la entrada en espeleobuceo.
En agosto de 2013 se exploraron hasta 11.595 m.
En agosto de 2014 los buceadores Jason Mallison y René Houben (británico y holandés) exploraron un kilómetro más respecto la marca del año 2013. Tras este hecho la cueva supera los 13 kilómetros de longitud.
En agosto de 2015 el protagonismo correspondió Jason Mallison que avanzó 600 metros de espacio por una galería por encima de la superficie del agua, a la que sigue el 6º sifón.
Desde hace años el protagonismo de la exploración lo lleva el grupo inglés antes citado. Como únicos representantes españoles son los componentes de un grupo de Avilés (Asturias).
Casi todas las inmersiones se realizan preferentemente en los meses de verano, al ser el momento propicio tanto por el régimen hídrico como por las condiciones climáticas. La utilización de torpedos para impulsarse en las profundidades es habitual. También se han realizado fotografías y documentales de gran calidad.
A lo largo de estos años son varios los espeleobuceadores que han perdido la vida en esta exploración.
El Pozo Azul es una referencia internacional en el ambiente de las actividades subacuáticas y de espeleobuceo.
También debe citarse la ayuda prestada por los habitantes de Covanera y resto de comarca como así señalan los exploradores.
Es uno de los lugares más visitados del Valle del Rudrón.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta