-
-
1.066 m
503 m
0
3,0
6,1
12,12 km

Vista 2034 veces, descargada 39 veces

preto de Bozoo, Castilla y León (España)

Se trata de una seductora ruta de senderismo por los montes de Bozoó (Burgos), en el extremo oriental del Parque Natural de los Montes Obarenas – San Zadornil, concretamente por la “Sierra Besantes”
Comenzamos la ruta en la plaza de Bozoó (577 mts de altitud). Tomamos dirección NW por la calle El Barrancal hasta salir del pueblo.
Llegamos junto al depósito de agua.
Si queremos hacer solamente el SLC BU 92 (unos 8,8 kms de longitud y 276 mts de desnivel) seguiríamos de frente internándonos por la Barranca de La Concha.
Pero nosotros queremos alargar un poco el recorrido (a 12,1 kms) y elevar un poco el desnivel. Así pues, tomamos una pista semi-escondida que sale a nuestra derecha (dirección Norte). Pasamos por un cierre ganadero y comenzamos un fuerte ascenso por una pista-cortafuegos. Desde el inicio son unos 3 kms con un desnivel de 490 mts (comenzamos en 577 mts y llegaremos a los 1067 en el Monte Recuenco).
A nuestra izquierda tenemos encinas, madroños y boj, pronto la vegetación aparece también a nuestra derecha. En 1,2 kms llegamos a una repoblación de pino silvestre. Enseguida a nuestra derecha aparece una alambrada que nos acompañará hasta la cima del Monte.
Hacia el oeste, divisamos perfectamente las cumbres de los Picos Humión, Mancubo y Flor, cimas del sector oriental de los Montes Obarenes y más hacia el SW Pancorbo.
A falta de unos 700 mts para finalizar la ascensión empezamos a ver el punto geodésico que se encuentra en lo alto de la cima.
Cuando llegamos a la cumbre del Monte Recuenco, la cumbre más oriental de los Montes Obarenes, nos encontramos con una impresionante panorámica sobre el final del desfiladero de Sobrón y sobre gran parte de la comarca de Miranda. Es curioso observar desde aquí la gran concavidad delimitada por farallones rocosos que se forma hacia Sobrón. Es más que seguro que este sea el origen del nombre Recuenco.
Tras observar detenidamente la belleza de este lugar, tomamos dirección NW siguiendo por la cresta de la montaña. Ahora descendemos unos metros por una senda hasta llegar a un cortafuegos. Seguimos por unas roderas marcadas en el cortafuegos, dejando un pinar de repoblación a nuestra izquierda.
Habremos caminado unos 600 mts desde que abandonamos la cima y a nuestra izquierda surge una pista que tomamos y en unos 50 mts abandonamos. Seguimos por unas roderas a nuestra derecha, avanzando por el pinar hasta que salimos de nuevo al borde rocoso.
Desde aquí sí que se divisan perfectamente el desfiladero u Hoces del Sobrón, también conocido como Fondón de Tobalina, socavado por el paso incesante del río Ebro, del que nos separa un escalón de más de 500 metros de cortados; y al fondo la central nuclear de Santa María de Garoña.
Este desfiladero de Sobrón es un espacio geográfico de gran interés natural. El río Ebro se ha abierto paso entre el monte Recuenco ( 1.067 m ) y la sierra Artzena o Arcena después de atravesar el valle de Tobalina. En los mapas de Coello que acompañaban al diccionario histórico-geográfico de Madoz, encontramos el término de Estrecho de Berantes, para desiganar la gran hendidura, topónimo que, al menos hoy en día, parece ser desconocido.
Ahora recorremos algo más de 500 mts por esta cresta en dirección Oeste, avanzando por una senda estrecha entre aulagas y matorral bajo hasta desembocar de nuevo en un amplio cortafuegos.
Se puede bajar por este cortafuegos hasta enlazar con otro más estrecho que por la derecha baja en dirección Sur. Nosotros continuamos de frente avanzando de nuevo entre carrascas, pequeños robles y matorrales. Son 1,5 kms en los que es difícil seguir la senda. Solo es recomendable continuar por aquí si se dispone de la ruta grabada en un GPS. Aún así hay que ir continuamente buscando la senda, esquivando la vegetación y procurando no sufrir cortes y arañazos.
Por fin llegamos a la pista forestal y enlazamos con el SLC BU 92. Seguimos la pista en dirección NW y en unos 150 mts llegamos a un paso canadiense.
Sin cruzar el paso canadiense giramos a nuestra izquierda para tomar dirección SE adentrándonos en un interesante bosque de alcornoques, conocido como el alcornocal relicto de Bozoó. Realmente es un bosque de boj, pino silvestre y algún roble, aunque de vez en cuando nos encontramos algún alcornoque.
Este es el lugar donde los pastores trashumantes llegaban con sus rebaños durante los cálidos veranos en busca de pastos frescos. A ellos se deben, según la leyenda, el origen del único bosque de alcornoques de Burgos. En realidad, las condiciones son idóneas para este tipo de árbol, lo que deja la leyenda en el marco del romanticismo popular.
Tras caminar por este pintoresco bosque, siempre en ligero descenso, llegamos de nuevo a otra pista forestal. Tomamos esta pista en dirección Oeste y ahora en ligero ascenso caminamos entre variada vegetación (pinos, robles, bojs, madroños…). Atravesamos otro paso canadiense y en unos 850 mts llegamos a una charca donde hay un verdadero festival de ranas croando ininterrumpidamente.
Breve descanso para reponer fuerzas. Ahora tomamos la pista de la izquierda con la presencia de un impresionante roquedo caminando entre una frondosa vegetación, hasta que en unos 600 mts de ligera ascensión llegamos a otra charca con su característica sinfonía interpretada por las ranas.
Desde aquí variamos la dirección hacia el Este y luego hacia el Sureste siguiendo el cauce del arroyo del Roble. Seguimos por esta senda de aspecto muy similar a la del alcornocal a lo largo de 1,5 kms.
Por fin, tras atravesar un paso de una alambrada, salimos a un camino y el PR continúa descendiendo entre carrascas y monte bajo otro 1,5 kms.
Después de cruzar bajo el tendido eléctrico de alta tensión el sendero sale a un camino agrícola y 1 km, por la izquierda, regresamos a Bozoó.
Si aún tenemos tiempo es muy interesante visitar el exterior de la iglesia parroquial que posee una cabecera gótica y diversos elementos románicos: así la portada de arco lobulado, de influencia mozárabe con columnas de capiteles historiados (en el de la izquierda aparece la lucha entre un animal de cuello muy largo, un hombre con espada y un centauro, que se relaciona con el alma que cae bajo los vicios); otro elemento es la ventana en el centro del hastial, con arquivoltas y columnas con capiteles decorados con una mascarón.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta