amodo

amodo

826

-¡Ay camino, que liviano
llevo en mi alma tu envés!
-¡Déjame coger tu mano,
enséñame a ser humano...
y ponme en la vida después!

Membro de diciembre 2007