-
-
144 m
-15 m
0
5,9
12
23,45 km

Vista 8 veces, descargada 0 veces

preto de Sisto, Galicia (España)

Ruta por el rio Sar y del Castro Lupario y el pazo O Faramello por el río Tinto


Comenzamos la ruta en una carballeira situada entre Chave de Ponte y Beca, para acercarse a la orilla del río Sar. Por el camino nos encontramos, cruceros de piedra, algunos muy antiguos; también, palomares, horreos de madera, pazos, iglesias romanicas...
En el río, nos acompaña a partir de ahora, una vegetación típica de ribera: alisos, abedules, sauces y avellanos además del sonido del agua.
Las ruinas de antiguos molinos de agua adornan los margenes del río con las piedras que forman su estructura, totalmente cubiertas de musgo.
Después de abandonar el rio Sar nos acercamos al rio Tinto, por corredoiras llenas de vegetación, llegamos al puente medieval de Paradela, pequeño pero entrañable, donde se ha colocado un merendero.
Continuamos un tramo por la carretera, hasta llegar a un desvío a la izquierda, que por un sendero de tierra, nos lleva hasta el Castro Lupario.
Este es el lugar en el que, según cuentan las leyendas, tenía su morada la reina Lupa.
Señora de estas tierras, se convirtió al cristianismo, gracias a los milagros que acontecieron, cuando la barca con el cuerpo del Apostol Santiago, llegó a Iria Flavia.
Es una fortificación, con dos milenios de antiguedad, en la que aún pueden verse las murallas que la delimitan.
Situado en un lugar estratégico, no pudimos hacer muchas fotos porque la vegetación y el musgo habían cubierto todas las piedras.
La dificultad de acceso y el dolor causado por las espinas de los tojos se compensaban con la belleza de sus flores y las vistas espectaculares. Es una pena que este lugar esté tan descuidado.
Dejamos el castro volviendo al puente de Paradela y dirigirnos a Rua de Francos, donde coincidimos con el camino portugués de Santiago, desde aquí volvemos otra vez al encuentro del río Tinto. Llegando a la altura del pazo "O Faramello", del siglo XVII, que está al borde del antiguo camino portugués. Aquí estuvo la primera fábrica de papel de Galicia.
Es muy interesante su visita y poder ver el jardín con sus magnificos árboles, el edificio, los restos de la antigua fabrica y la pequeña capilla . Para ello hay que llamar antes y concertar una cita.
De aquí nos dirigimos a la aldea de Angueira do Castro, atravesamos la aldea contemplando la arquitectura tradicional gallega que aquí es un ejemplo de buena conservación. Pués las casas están restauradas con cariño y esmero , manteniendo las balconadas de piedra y forja, los horreos y las parras comunales. Una aldea francamente bonita.
Después Volvemos al aparcamiento para coger el coche.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta